24 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La AUGC denuncia que se le debe a los agentes de la Uprose hasta 1.200 euros de alojamiento que están costeándose ellos

Los Guardias Civiles no reciben sus dietas de manutención, fijadas hace más de diez años

Guardia Civil.
Guardia Civil.
La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) denuncia que los agentes de la Unidad de Protección y Seguridad (Uprose) no están recibiendo las dietas correspondientes por manutención y alojamiento, que pagan de su bolsillo. Según explican, la administración les debe de 700 a 1.200 euros. El Sindicato Unificado de Policía denunció hace unos meses una situación parecida.

Los Guardias Civiles destinados a la compañía de conducciones especiales de la Unidad de Protección y Seguridad (Uprose), se están pagando de su bolsillo el alojamiento y manutención derivado de su servicio. Así lo ha denunciado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en un comunicado.

Estos agentes se encargan de llevar a los presos de una provincia a otra y también son los encargados de escoltar el dinero que va hacia el Banco de España. Sin embargo, pese a su labor, tal y como denuncian desde la asociación “llevan más de un mes sin recibir indemnización alguna por los gastos de alojamiento y manutención derivados del servicio que prestan”.

Según denuncian, la cantidad que tendrían que percibir a estas alturas iría desde los 700 a los 1.200 euros por agente. Una cantidad que han tenido que pagar ellos por adelantado y que, afirman, está ocasionando que “su economía personal se resienta. Son gastos que deben estar anticipados por la propia administración, no por los Guardias Civiles”.

Afirman que, a pesar de esta falta de respuesta, los agentes siguen “presentando las facturas por alojamiento y comida tras finalizar los servicios”. También han querido denunciar que cuando perciben las dietas, los importes no son acordes a los precios actuales del mercado, ya que llevan sin actualizarse desde el año 2004.

Las dietas de cuerpos de seguridad, asignatura pendiente

Esta situación, ahora denunciada por la Guardia Civil, fue denunciada recientemente por el Sindicato Unificado de Policía (SUP) con respecto a los policías, tal y como informó en su día elcierredigital.com. Los agentes, según informaban desde el sindicato, tenían que costearse los gatos de alojamiento y manutención derivados de la denominada ‘Operación verano’ de su bolsillo.

Tal y como explicaban, los policías que viajan a zonas turísticas para reforzarlas durante los meses de verano reciben unas dietas desfasadas e insuficientes, justo en las zonas en las que el coste de la vida se dispara en vacaciones. El sindicato criticaba que las dietas que reciben los más de dos mil policías que tienen que viajar en comisión de servicio para reforzar las áreas turísticas en los meses de julio y agosto, “rozan lo mezquino”.

Agentes de Policía Nacional en una playa.

Según explicaba Carlos Morales, portavoz del SUP, a elcierredigital.com, “la vida se encarece bastante durante los meses estivales y nuestra dieta es muy limitada. Nos dan por el alojamiento diario 48,92 euros y por la comida y la cena 14,10 por cada una. En muchas ocasiones, con esto no nos da ni para coger un hostal en época estival, sobre todo en las zonas costeras. Y en el tema de la comida, prácticamente ocurre lo mismo. Por ello solicitamos un aumento de esas dietas en época estival para aquellos compañeros que se tengan que desplazar realizando diferentes tareas como extranjerías y fronteras o judicial, información, escoltas, etc. Que lo puedan hacer debidamente".

Dietas establecidas por decretos de 20 años de antigüedad

Al igual que la denuncia expuesta por los agentes de la Guardia Civil, el SUP denunciaba que las dietas para los policías son insuficientes debido al año en el que fueron establecidas. “Las dietas que perciben los agentes no han crecido desde que las fijó un Real Decreto en 2002, mientras la carestía de la vida se ha disparado y el Índice de Precios al Consumidor (IPC) ha subido un 50,4% en estos veinte años. A todo esto, hay que sumarle los precios hoteleros y de manutención en esas mismas zonas turísticas, mucho más elevados que en el resto de España, y más en época estival”.

Por todas estas razones, desde el SUP exigían al Ministerio de Interior que actualice de forma urgente el Real Decreto de 2002, adaptando las dietas a la realidad del año 2022. Y anticipándose a la respuesta del Ministerio, alegaban que “si no pueden actualizar el decreto con la premura debida, instamos a la Dirección General de la Policía a que pida a la Comisión Interministerial de Retribuciones una subida extraordinaria de las dietas".

COMPARTIR: