21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La muerte del joven discapacitado en 2019 se puede quedar sin castigo al sobreseerse la causa contra varios guardas de Prosegur y policías locales

Caso Eleazar García: La familia sigue su lucha ante la Audiencia Provincial de Oviedo y pide la nulidad de actuaciones

La familia de Eleazar concentrada.
La familia de Eleazar concentrada.
La familia de Eleazar García ha interpuesto recurso de apelación ante la sección octava de la Audiencia Provincial de Gijón para que se declaren nulas las actuaciones que han provocado el sobreseimiento de la causa. El abogado de la familia, el letrado Marcos García Montes, estima que se ha vulnerado el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva y a un proceso con todas las garantías.

La muerte de Eleazar García, un joven con una importante discapacidad intelectual, no se ha resuelto todavía, ya que la causa fue sobreseida por la Audiencia en marzo de este año cuando se intentaba juzgar por homicidio imprudente a cuatro policías locales y ocho guardas de seguridad de Prosegur después de que la jueza instructora decretase la apertura de juicio oral contra ellos.

Ahora la familia presenta un incidente de nulidad de actuaciones. El abogado Marcos García Montes argumenta defectos de forma y "lesión del derecho a la tutela judicial efectiva", también pide la nulidad por "prescindir de normas esenciales del procedimiento".

Eleazar García.

En la argumentación, la defensa habla sobre "la vulneración del derecho a un proceso con todas las garantías en relación con la falta de imparcialidad del magistrado ponente y la composición de la sala". Se refiere la representación de la familia de Eleazar que "en el presente caso esa imparcialidad no se ha cumplido por cuanto el magistrado ponente, Juan Laborda Cobo, ha adoptado a lo largo del procedimiento decisiones que han afectado al devenir de las mismas, entre ellas, un auto de 16 de julio de 2020 y en auto de 30 de junio de 2020, siendo siempre estas resoluciones denegatorias para esta representación".

Asimismo, la defensa dice que si no se estima el recurso se formula "expresa denuncia de vulneración de derechos fundamentales".

La historia de Eleazar

La jueza consideró probado que el 8 de septiembre de 2019 la víctima, Eleazar García, acudió a El Molinón, en Gijón, para ver con su padre un partido de la Selección Española y en un momento dado salió del estadio y fue interceptado por los vigilantes de seguridad cuando intentó entrar de nuevo sin su entrada. Cuando procuraba acceder por una de las puertas se inició un forcejeo con una de las vigilantes, que resultó golpeada en el rostro y, seguidamente, cuando el joven salía de un local ubicado en los bajos del estadio, fue inmovilizado contra una valla por varios de los investigados, quedando la víctima en posición boca abajo y con las manos a la espalda.

Varios policías locales que se personaron en el lugar delegaron en los vigilantes la reducción del joven y la colocación de las esposas y posteriormente el joven fue trasladado al centro de salud Parque Somió, donde le volvieron a inmovilizar. Sin embargo, la víctima ya estaba inconsciente y tras empezar a convulsionar entró en parada cardiaca, falleciendo esa misma noche.

La Audiencia Provincial estimó que los recursos de apelación de las defensas que argumentaban que la jueza instructora no había tomado en consideración las conclusiones de los forenses que habían determinado que el fallecimiento de Elezar "de forma coincidente y sin ningún tipo de divergencia cualitativa o sustancial -añade el auto- calificaron de muerte natural".

Los magistrados advierten de que en función de los informes forenses se puede aducir que el fallecimiento se originó por una mezcla de factores provenientes de una situación de estrés y desembocaron como "diagnóstico definitivo más probable en una crisis epiléptica y fallo cardíaco agudo con resultado de muerte". La familia también recurrirá ante el Tribunal Constitucional si todo lo demás no da resultado.

COMPARTIR: