16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Uno adoctrinaba a niños y presumía de hacer bombas, mientras que el otro fue detenido por "desobediencia"

Golpe al yihadismo: detenidos dos supuestos terroristas en Vitoria y Tarragona

El yihadista detenido.
El yihadista detenido.
El yihadista de Vitoria había sido detenido en otras ocasiones por su carácter violento, que le llevó a enfrentarse a la Policía. Ahora ha sido arrestado por pertenencia a organización terrorista y por realizar labores de captación. El arrestado en Cataluña, por su parte, era buscado desde hacía tiempo por realizar pintadas islamistas.

La Policía Nacional ha detenido en Vitoria-Gasteiz a un presunto yihadista por pertenencia a organización terrorista y por realizar labores de captación a través de su posición como presidente de una organización cultural, la Asociación Cultural para la Orientación de la Comunidad Argelina en Euskadi, desde donde difundía el ideario yihadista a la comunidad islámica vasca. 

El detenido es un hombre de 36 años y de nacionalidad argelina, que por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, fue detenido a primera hora de este lunes por agentes de la Comisaría General de Información de la Policía en colaboración con las brigadas provinciales de Información de San Sebastián y Vitoria, además de la participación en la operación del CNI y Europol.

El arrestado presumía en sus círculos más cercanos de su formación en la confección de explosivos caseros y llegó a alardear de que fabricar una bomba era "muy fácil", según informa el Ministerio del Interior.

La operación se ha desarrollado en un inmueble del número 4 de la calle Castillo de Portilla, que fue cortada al tráfico por varias furgonetas de la Policía Nacional y coches camuflados, mientras los agentes registraban un piso de ese edificio.

La Policía durante el registro.

Un hombre tranquilo

Vecinos del inmueble han calificado al detenido como un hombre "tranquilo y educado" y no sospechaban que se pudiera tratarse de alguien relacionado con el terrorismo yihadista. No obstante, los vecinos aseguran que el supuesto yihadisya "no tenía mucha relación" con el resto de residentes en este edificio, donde lleva viviendo "varios años", antes en compañía de una pareja.

Durante los últimos cuatro años el detenido ha desarrollado numerosas acciones presuntamente destinadas a favorecer e impulsar la actividad de Dáesh, entre ellas, divulgar y extender la doctrina fundamentalista sunnita, realizar labores de captación directa y remota, favorecer el regreso de "foreign fighters" (combatientes extranjeros) a Europa o colaborar con otros yihadistas que aún permanecen en Siria.

Ayudas sociales

Para todo ello aprovechaba su cargo como presidente de una reconocida asociación cultural de la comunidad autónoma para difundir con mayor facilidad el credo yihadista entre los miembros de la comunidad islámica vasca. Entre sus proyectos estaba crear una escuela para adoctrinar desde la infancia a los niños musulmanes que acudiesen a ella.

El arrestado también adoctrinaba de forma remota, llegando a captar por redes sociales a una persona a la que "inoculó" el pensamiento de hacer la yihad con material audiovisual.

El detenido recibía ayudas sociales por desempleo mientras obtenía recursos de un negocio propio encubierto de venta por Internet. Su objetivo era destinar estas ayudas sociales al mantenimiento de adoctrinados que después apoyarían su idea de reconstruir el caído califato de Dáesh.

Interior también destaca el perfil violento del arrestado, como demuestra el hecho de que en una ocasión llegó a amenazar con un arma blanca a agentes de la autoridad que realizaban labores propias de su cargo, gritando “voy a matar policías”. En otra ocasión agredió a una pareja de policías, hecho por el que fue detenido por atentado contra la autoridad.

Detenido en la AP-7

Por otra parte, los Mossos d'Esquadra localizaron también este lunes, en la AP-7 a su paso por Vandellòs (Tarragona) al hombre que el domingo puso en guardia al cuerpo ante el temor de que se tratara de un yihadista peligroso. El sospechoso, de origen holandés, fue sorprendido en una área de servicio de la autopista haciendo trompo con el coche. Los Mossos lo trasladaron a la comisaría de Cambrils y le detuvieron por "desobediencia y desórdenes públicos".

Fue el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, quien avanzó su localización en una entrevista en Antena 3 tras ser preguntado por la búsqueda de este hombre, Khalid Makran, de nacionalidad holandesa y nacido en 1989. Cuando los agentes lo interceptaron haciendo maniobras temerarias en un área de servicio, el sospechoso iba sin zapatos y fue llevado a dependencias policiales para identificarle puesto que tampoco llevaba documentación.

Los servicios de inteligencia habían advertido a la Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos de la radicalidad de este hombre, al que se había visto por última vez en Salou, también en Tarragona, haciendo gala de una conducta "irregular", con "soflamas islamistas" y que se dirigió a una comisaría de los Mossos, según el ministro.

Pintadas islamistas

Fuentes policiales consultadas por Europa Press han subrayado que Makran estaba siendo buscado después de que saltaran las alarmas por unas pintadas con mensajes de corte islamista en la habitación en la que se alojaba en un hotel de Vilaseca.

De aquí se desplazó cuatro kilómetros y volvió a ser localizado profiriendo consignas en los alrededores de la comisaría de Salou. Marlaska añadiço que el detenido no tiene antecedentes penales vinculados al terrorismo, pero sí "por tenencia ilícita de armas y otros delitos". 

El ministro ha destacado "la cooperación de Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Civil" en la resolución de la búsqueda, cosa que "determina el nivel de profesionalidad, cooperación y coordinación", lo que "genera seguridad y confianza en la ciudadanía".

COMPARTIR: