14 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La intervención de la guardia urbana en el Paseo de Colón de Barcelona muestra la falta de recursos y materiales

Ada Colau da apoyo institucional al colectivo de manteros, mientras quita recursos a su propia policía

Pelea entre manteros y policías
Pelea entre manteros y policías / YouTube
El pasado 1 de septiembre, en el Paseo de Colón de Barcelona, hubo una redada policial contra los manteros que ocupaban el lugar. Esta redada policial ha llegado semanas después de que el Sindicato de Agentes de Policía Local (SAPOL) de la Guàrdia Urbana acusara al Gobierno de los Manteros de las operaciones policiales

 

La situación entre el colectivo de manteros y la Guàrdia Urbana de Barcelona se agrava con el paso de los días. La intervención policial realizada hace unos días en el centro de Barcelona, a escasos metros de la famosa estatua de Cristóbal Colón pone de manifiesto las denuncias que están realizando los sindicatos policiales. Las imágenes que ofrece hoy El Cierre Digital muestran la falta de recursos humanos y materiales de la policía catalana.

Para los sindicatos policiales, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, sigue dando apoyo institucional a este colectivo, ‘’mientras quita recursos a su propia policía para que haga frente a esta lacra que ella misma ha creado’’.

La confrontación del pasado 1 de septiembre entre la Guàrdia Urbana y los manteros acabó en batalla campal, con la incorporación de los grupos de antidisturbios. Por la zona del Paseo de Colón aparecieron 20 furgonetas de policía en las cuales se introdujeron todo tipo de artículos piratas que tenían los manteros. Al intentar requisar los objetos, comenzó un forcejeo entre agentes y manteros. Los vendedores replicaron con golpes a la policía los cuales acabaron defendiéndose, algunos de ellos tuvieron que utilizar incluso sus defensas. Producto de esta trifulca, algunos objetos quedaron desperdigados por el suelo del Paseo. Según fuentes policiales, no hubo detenidos ni heridos.

Momento del altercado entre los manteros y la Policía | YouTube

Las imágenes muestran también la indignación de los turistas que vivieron en primera persona la crisis que sufre Barcelona con los manteros y la policía. Como se aprecia en las imágenes, uno de ellos grita: ‘’vámonos de aquí’. Mientras tanto, otros que se acercaron a la escena comenzaron a grabar con sus móviles, por lo que la policía intentó bloquear la vía pública para que la gente no pudiera acercarse al lugar de los hechos.

Acusaciones de la policía contra Colau

Según denuncia el Sindicato de Agentes de la Policía Local (SAPOL), el Gobierno Municipal de Ada Colau avisa a los manteros de lo que va a hacer la Policía. Esta actitud ha provocado la indignación de gran parte de la Guàrdia Urbana, lo que ha originado que el sindicato SAPOL pida explicaciones a la alcaldesa de Barcelona.

El pasado 15 de agosto, el concejal de Seguridad del PDeCAT, Jordí Martí, pidió a la Comisión de Presidencia, ‘’explicaciones y determinar responsabilidades por posible prevaricación y por tirar por tierra el trabajo de la Guardia Urbana contra la venta ambulante’’. Antes estas denuncias, Ada Colau alega que los ataques de los manteros a la Policía son ‘’hechos aislados’’. Pero los grupos municipales opositares siguen a la espera de que la alcaldesa de Barcelona de explicaciones sobre estos nuevos sucesos acontecidos.

Por otro lado, también hay que recordar que la pelea entre un mantero y un turista cerca del bar de Zurich, situado en la Plaza Cataluña, ocasionó un gran escándalo público. Según la versión del secretario de Organización del sindicato CSIF y agente de la Guardia Urbàna, Eugenio Zambrano, la pelea se originó porque el turista intentó mediar entre una mujer y un mantero debido a que ella iba con un carrito de bebé y no podía pasar. La tensión llegó a tal punto que varios manteros persiguieron al hombre y también agredieron a otros ciudadanos que intentaron defender al turista.

Esto se une a las denuncias de los comerciantes y personal de los chiringuitos de las playas de Barcelona que se han quejado de que el incremento de estos vendedores al lado de sus establecimientos les ‘’quitan clientes’’. A esto también se añade la medida que impuso el Ayuntamiento de Barcelona, la cual reducía en un 25% el número de chiringuitos, por lo que, pasaban de 20 puestos a 15 en la playa de La Barceloneta.

Las fuentes consultadas por El Cierre Digital afirman que ‘’la situación de los manteros en Barcelona está en un punto muerto. No se ha arreglado nada en estos últimos meses a pesar de las agresiones y problemas’’.

COMPARTIR: