22 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ex secretario general madrileño se ha desvinculado de la supuesta "trama de corrupción interna" que ya ha denunciado ante la Policía

UGT en la picota: La dimisión del líder del sindicato en Madrid, López Reillo, abre la caja de Pandora

Fachada de la UGT Madrid.
Fachada de la UGT Madrid.
Luis Miguel López Reillo, desde este martes ex secretario general de UGT Madrid, ha dimitido de su cargo en el sindicato tras denunciar a la Policía una presunta trama de corrupción en el seno del mismo. Después de la denuncia del exempleado del sindicato Roberto Macías, que pretendía destapar la supuesta trama de la UGT en Andalucía, el líder de la organización en la capital reabre la caja de Pandora sobre esta corrupción, que podría ser otro problema para el secretario general Pepe Álvarez.

El secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, presentaba este martes su dimisión irrevocable a través de un mensaje de Twitter tras denunciar a la Policía una presunta trama de corrupción interna en el seno del sindicato. El ya exlíder sindical madrileño afirma que dimite por “responsabilidad política y dignidad personal” y explica que proseguirán “las investigaciones policiales para esclarecer los hechos”, que él mismo ha denunciado.

El hecho al que se refiere el líder de UGT Madrid es la desviación, desde el seno del sindicato, de bienes del Fondo de Garantía Social (Fogasa) que podrían superar el millón de euros. En la supuesta trama corrupta estaría implicada una administrativa del sindicato, hija de la parlamentaria del PSOE de la Asamblea de Madrid, Carmen López, y entidades bancarias que gestionaban los fondos de dinero público destinados a empleados despedidos.

Juan Lobato, portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, expresaba, al conocer la noticia, que espera que UGT Madrid depure hasta el último milímetro de responsabilidades si hubiera dicha corrupción interna, y puso en valor la decisión de López Reillo de dimitir. Lobato también indicó que la depuración de responsabilidades “cuando se produce algún problema” debe ser “fulminante y ejercerse en el momento”.

Por su parte, el portavoz del PP en la Asamblea, Alfonso Serrano, criticó que "no es la primera ni la segunda vez que los sindicatos se quedan con el dinero de los parados". Por otro lado, cuestionó la tardanza en dar explicaciones de la supuesta implicación de una diputada del PSOE en la trama: “Si ha dimitido quien ha denunciado, ¿qué espera a dar explicaciones la diputada socialista que está involucrada en estas acusaciones? Una diputada con la lengua muy suelta para acusar sin pruebas pero que parece que la lengua se la ha comido el gato cuando le afectan a a ella las acusaciones”.

Luis Miguel López Reillo, más de cuatro años al mando

Luis Miguel López Reillo, madrileño de 66 años y hasta ahora secretario general de UGT Madrid, se enfrentaba a su segundo mandato de cuatro años al frente del sindicato. Su valorada gestión durante este tiempo se ha visto reflejada en su lucha por acabar con la brecha salarial y que los planes de igualdad llegaran a todas las empresas. Entre otros asuntos ha llevado a cabo el aumento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), la derogación de la reforma laboral y el aumento de las pensiones como objetivos de este nuevo período.

Ante los acontecimientos, UGT ha anunciado una Comisión Gestora compuesta por miembros de la Comisión Ejecutiva Confederal y de las ejecutivas de las tres federaciones regionales de Madrid, presidida por Rafael Espartero, vicesecretario general de organización confederal.

Luis Miguel López Reillo.

En un comunicado, el sindicato remarcó que, tras la denuncia presentada en comisaría hace unos días por Reillo, la Comisión Gestora de UGT Madrid ha presentado un escrito ante la Fiscalía de Madrid por delitos económicos, por una presunta estafa ejercida contra el sindicato. Según señala el escrito, "aunque la cuantía está aún por determinar, en esta trama, presuntamente, pueden estar implicados trabajadores y trabajadoras de UGT y personas ajenas al Sindicato. Esta situación se detecta tras una investigación propia y una auditoría interna iniciada por la Comisión Ejecutiva Confederal y la Unión de Madrid de la UGT", señala el comunicado.

Asimismo, el sindicato se ha defendido alegando que "la afectada por la estafa es la propia organización” ya que, según la información conocida, no existe ningún trabajador externo afectado por esta trama al que no se le haya pagado lo que legalmente le corresponde por resolución judicial. En consecuencia, no existen demandas de trabajadores contra UGT”.

Denuncias similares a la UGT de Andalucía

La dimisión y denuncia de Luis Miguel López Reillo trae al recuerdo la demanda del exempleado de la organización Roberto Macías. Más de cinco años atrás, el extrabajador exponía ante la prensa las presuntas prácticas corruptas del sindicato que dieron lugar al caso de las facturas falsas en esta organización, resultando él mismo condenado a dos años de prisión por un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Macías denunciaba la intención de UGT de “justificar” con estas facturas falsas las subvenciones destinadas a cursos de formación concedidas por la Junta de Andalucía. Sin embargo, al ser condenado, y quedarse sin el amparo de la Directiva de Protección de Testigos de la Unión Europea, la supuesta trama de corrupción de UGT se quedó en nada.

Roberto Macías.

El sindicato UGT en Andalucía, para el que trabajaba Macías, estaba encausado por la malversación de casi 48 millones de euros para financiarse ilegalmente. El sindicato socialista andaluz, dirigido entonces y actualmente por Carmen Castilla, salía de nuevo a la palestra al solicitar para ésta la Justicia cuatro años de cárcel y 60.000 euros por los "daños morales" ocasionados.

Por otra parte, la excúpula de UGT también se encontraba procesada. De hecho, el juez de Instrucción nº 9 de Sevilla procesaba en diciembre de 2020 al ex secretario general de UGT-A, Francisco Fernández Sevilla, y a otras catorce personas por presuntos delitos de fraude de subvenciones y falsedad en documento mercantil. El ex secretario general de UGT, Manuel Pastrana, no fue procesado por razones de salud y otras siete personas también fueron exculpadas por no encontrar en ellos indicios de delito.

Desde el año 2013, en UGT Andalucía se han cometido un gran número de presuntas irregularidades perpetradas por sus dirigentes. En su resolución, el juez concluía que "el cómputo global de las cantidades defraudadas" en los expedientes de subvenciones concedidas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía a la organización sindical, en los que se ha contado con la información documental necesaria, asciende a 40.750.047,74 euros”.

Pepe Álvarez suma otro problema más ante la opinión pública

José María Álvarez Suárez (1956), más conocido como Pepe Álvarez, es natural de Belmonte de Miranda (Asturias). Desde los 22 años ejerce como sindicalista y desde 2016 –sustituyendo a Cándido Méndez– es secretario general de UGT. Pepe Álvarez también fue el secretario general del sindicato en Cataluña desde 1990 hasta 2016.

El líder al frente de la UGT recibe nuevos problemas para su sindicato, que ya en marzo de este año, ante su reelección en el Congreso, se enfrentaba a las crecientes críticas recibidas por la organización por su supuesta cercanía con el Gobierno central, liderado por el PSOE, con el que el sindicato comparte fundador (Pablo Iglesias Posse).

Pepe Álvarez.

Álvarez comenzó su carrera profesional en la empresa La Maquinista Terrestre y Marítima (Gec-Alstom). Sin embargo, a pesar de su corta edad, fue nombrado en 1976 secretario de Acción Sindical en la sección sindical de su empresa –después de afiliarse a UGT. En 1978 fue elegido secretario de organización de la Federación del Metal de la UGT de Cataluña y a partir de entonces, pasó por diferentes cargos en el sindicato. Cuando accede a la Secretaría General en el año 1990 emprende una nueva línea política con el objetivo de transformar el grupo en una organización moderna, autónoma políticamente y plural.

La labor de Pepe Álvarez también es conocida por su contribución a la consolidación y crecimiento de la organización impulsando el trabajo en diferentes áreas sociales y sindicales, con la creación de servicios específicos dentro del sindicato como la Asociación de Ayuda Mutua de Inmigrantes en Cataluña (AMIC), la Confederación de Trabajadores Autónomos de Cataluña (CTAC) y Avalot – Jóvenes de la UGT de Cataluña.

 

COMPARTIR: