28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil le imputa denuncia falsa y simulación de delito e Instituciones Penitenciarias ha anunciado su cese

Detenida la subdirectora de la cárcel de Villena por fingir que la agredieron unos encapuchados

Cárcel de Villena.
Cárcel de Villena.
La Guardia Civil detenía este miércoles a la subdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena por simular que cinco encapuchados la habían atacado cuando salía de su casa en Benidorm. En su denuncia, la responsable de la prisión relacionaba este hecho con la investigación abierta contra tres funcionarios del mismo centro por supuestamente haber agredido a un recluso. Tras dos meses de indagaciones, agentes del Instituto Armado han concluido que tal ataque nunca existió.

La Guardia Civil detenía este miércoles a la subdirectora de Seguridad de la cárcel Alicante II, en Villena, por simular que cinco encapuchados la habían asaltado en el portal de su casa, en Benidorm, cuando salía hacia el trabajo. La mujer, que denunció el pasado septiembre que varios individuos la habían amenazado exigiéndole mantener la "boca cerrada" -en referencia a una investigación abierta sobre la actuación de tres funcionarios en la reducción de un recluso-, ha sido arrestada por simulación de delito y denuncia falsa. 

"Estamos ante un nuevo atropello a la dignidad de los trabajadores penitenciarios por parte de los gestores de la administración penitenciaria", denuncia el sindicato ACAIP-UGT, que añade que el propio Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, "la catalogó en una intervención como de auténtica funcionaria", una "distinción" realizada ante la presencia del secretario general en Villena, "que no acude cuando son otros trabajadores los agredidos". 

Amenazas y un teléfono robado

La subdirectora denunció que el 6 de septiembre fue abordada en el portal de su casa por los encapuchados y que, mientras dos de ellos la sujetaban, otro le había propinado un puñetazo mientras le decían "mañana, calladita". En la denuncia, la responsable de la prisión de Villena relacionaba la agresión con el expediente abierto a tres funcionarios de la misma cárcel por supuestamente haber agredido a un recluso. En este sentido, cabe señalar que son los subdirectores de Seguridad de los centros los responsables de la custodia de las imágenes que se graban en el interior de las prisiones.

 Además, la subdirectora denunció haber recibido amenazas "similares" por teléfono, a través de un número oculto. En concreto, el viernes 3 de septiembre la subdirectora denunció la sustracción de su teléfono móvil cuando estaba en su lugar de trabajo. En ese móvil dijo haber recibido al menos dos mensajes amenazantes los días previos, uno de ellos en formato SMS y el otro, enviado desde un número oculto, era un mensaje que supuestamente le había llegado desde un chat de la asociación profesional Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM), en el que le llegaban a decir, entre otras frases: "Sabemos que tenéis imágenes. Bórralas o atente a las consecuencias".

Pero nada de aquello sucedió en realidad. Tras dos meses de investigación, los agentes del Instituto Armado han concluido que la subdirectora fingió el ataque. Los investigadores hallaron una serie de contradicciones en la versión de la ahora detenida, empezando por los mensajes que denunciaba haber recibido en el terminal supuestamente robado. Además, ninguna de las cámaras de seguridad analizadas por la Guardia Civil permitía confirmar la presencia de los supuestos encapuchados.

"La sospecha vertida sobre los compañeros de Villena no puede consentirse ni un minuto más" señalan desde ACAIP-UGT. Por ello, han convocado una rueda de prensa el próximo viernes 19 de noviembre en la que exigirán responsabilidades por la gestión que se ha realizado. 

Instituciones Penitenciarias ha anunciado que la subdirectora será cesada "en las próximas horas" al tiempo que abrirán un expediente disciplinario en paralelo a la destitución del cargo.

COMPARTIR: