21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía solicita el pago de 2.000 euros por una denuncia civil de “vulneración del honor” más las costas procesales al afectado Gabriel Pedrero

Juicio a un exmiembro de los Testigos de Jehová: “Me piden 15.000 euros de indemnización por demandarles”

El Cierre Digital en Gabriel Pedrero, antiguo Testigo de Jehová.
Gabriel Pedrero, antiguo Testigo de Jehová.
Después de varias vistas, ha finalizado el juicio de los Testigos de Jehová contra Gabriel Pedrero, antiguo adepto, por una demanda civil por presunta “vulneración del honor”. Tal y como cuenta Gabriel a elcierredigital.com, la organización religiosa le ha pedido el pago de “una indemnización de 15.000 euros” por demandarles, mientras que la Fiscalía le solicita “2.000 euros” más el pago de las costas procesales. Según relata Gabriel, esta indemnización le “destruye”.

El pasado 2 de marzo finalizaban las vistas del juicio de los Testigos de Jehová contra Gabriel Pedrero, antiguo miembro de la organización y que ahora forma parte de la Asociación Española de Víctimas de los Testigos de Jehová (AEVTJ). Los Testigos de Jehová denunciaron también a la AEVTJ —tras su juicio, falta conocer la sentencia— y a Gabriel a título particular. Todavía falta conocer la sentencia de la jueza al respecto, pero según informa Gabriel en una conversación con elcierredigital.com, “los Testigos de Jehová piden una indemnización de 15.000 euros” que tendría que pagar Gabriel, mientras que la fiscalía pide “2.000 euros” y el pago de las costas procesales.

La indemnización solicitada por parte de los Testigos de Jehová deriva de una demanda civil de “vulneración del honor” en la que acusan a Gabriel por sus publicaciones en sus redes sociales. Según explicaba el propio Gabriel en una conversación con elcierredigital.com, en ellas se limitaba a apuntar “en publicaciones de ellos mismos las contradicciones que hay, los cambios que han hecho y también las mentiras que han dicho en el juicio”.

Con respecto a esto, en el juicio la fiscalía ha admitido que las opiniones vertidas en los vídeos de su canal de Youtube corresponden a un modo de “libertad de expresión”. Sin embargo, ha centrado el problema en una petición de la plataforma change.org que Gabriel hizo hace dos años y borró hace uno.

El problema de la petición de 'change.org'

“Hice una petición en change.org para que se declarase a los Testigos de Jehová —no a los de pie de calle, sino a la junta directiva— una secta extremista por sus prácticas (ocultar abusos sexuales, ostracismo, el tema de las transfusiones de sangre…), como se hace en Rusia. La fiscal ha interpretado que puede haber incitación al odio”, explica Gabriel en una conversación con elcierredigital.com.

Testigos de Jehová.

El problema, según Gabriel, es que se está interpretando que en su petición —que comenta que fue firmada por “431 personas”— pedía “las consecuencias que están teniendo en Rusia, que son palizas y encarcelamientos”, pero él afirma que “en ningún momento pedía que fuera con las mismas consecuencias. Solo quería que fueran considerados una secta extremista”.

Gabriel matiza que no le desea el mal a ningún miembro de Jehová, solo pretende denunciar las prácticas dentro de la organización. “Mi padre era Testigo de Jehová. La mujer de mi padre era Testigo de Jehová. Mis mejores amigos, aunque ellos no lo consideren ya, son Testigos de Jehová. Y yo a ellos no les deseo el mal”, cuenta.

Problemas económicos y “acoso”

Para Gabriel, el hecho de que tanto los Testigos de Jehová como la Fiscalía pidan el pago de una indemnización le “destruye”. “Sean 15.000 euros o sean 2.000 hay una parte condenatoria”, explica, y sostiene que la cantidad solicitada por los Testigos de Jehová —de “10.000 euros menos que la que han pedido para la AEVTJ”— está propiciada por “haber denunciado los abusos sexuales que sufrí cuando era Testigo de Jehová”.

Gabriel ya comentaba en una conversación con elcierredigital.com el pasado mes de febrero que además de estos abusos sexuales y la denominada “muerte social” que sufrió por parte de los Testigos de Jehová cuando abandonó la organización, durante el juicio se ha sentido “totalmente hostigado”. “Si me sentía hostigado dentro de los Testigos de Jehová en mis últimos años en la asociación por los ancianos, esto ha sido el triple o el cuádruple de hostigamiento”, declaraba.

Testigos de Jehová con una de sus publicaciones.

Sin embargo, el juicio no ha sido el único momento crítico que ha vivido Gabriel en los últimos meses. Además de la reciente muerte de su padre hace dos meses, Gabriel afirma que Testigos de Jehová que le reconocen por la calle por haber aparecido en medios de comunicación le están “insultando”. “Algunos insultos son que ojalá que Jehová me destruya y me haga sufrir. Que me he dejado manipular por Satanás, que ahora está en mi corazón. Que si fuese por ellos ya me habría destruido… Cosas de esas”, relata en una conversación con elcierredigital.com.

Una situación a la que se suman los problemas mentales que Gabriel sufre y de los que, tal y como afirmaba a elcieredigital.com, los Testigos de Jehová son conscientes. “Llevo 10 años bajo tratamiento psiquiátrico y psicológico y ellos lo saben. Y aun así, la sucursal de los Testigos de Jehová ha mandado al juicio a un testigo que saben que yo he denunciado por abusos sexuales. Cierto testigo que testificó en mi contra y que la sucursal ha enviado también para este caso”, informaba Gabriel, que lamenta la indemnización que piden para él, ya que económicamente le pilla en un mal momento. “Ahora mismo no estoy recibiendo ninguna prestación, ninguna ayuda económica”, confiesa a elcierredigital.com.

Tanto Gabriel como la AEVTJ esperan hora la sentencia de la justicia sobre las denuncias que les interpusieron los Testigos de Jehová, organización de la que fueron miembros y de la que ahora se declaran víctimas.

COMPARTIR: