21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La erupción podría prolongarse "varias semanas o unos pocos meses", según informa el Instituto Vulcanológico

El Cierre Digital minuto a minuto en la erupción del volcán de La Palma: La lava engulle engulle varias viviendas

La erupción volcánica de la isla canaria de La Palma no pierde fuerza y los científicos advierten de que es difícil pronosticar cuánto tiempo seguirá. Hasta el momento no ha provocado ninguna pérdida humana ni originado daños personales, pero la lava ya ha engullido a su paso un centenar de viviendas, que serán más en su avance previsto hacia la costa.

La erupción volcánica de La Palma podría prolongarse "varias semanas, si no unos pocos de meses", según ha explicado el director del Instuto Vulcanológico de Canarias, Nemedio Pérez. 

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández, ha asegurado en Antena 3 que a esta hora "prácticamente hay un centenar de viviendas afectadas" por la erupción del volcán de La Palma. Según ha explica, el frente de la cola de lava "llega ya a medir 6 metros".

Casi 500 turistas que estaban alojados en algunos hoteles de La Palma han tenido que ser reubicados como consecuencia de la erupción volcánica que esta tarde se ha iniciado en el municipio de El Paso.

"Hay suficientes efectivos para hacer frente a cualquier contingencia». Con estas palabras Pedro Sánchez quiso trasladar un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía de La Palma. El presidente del Gobierno llegó por la tarde-noche para incorporarse a la reunión del Comité Director PEVOLCA y conocer de primera mano la evolución de la erupción volcánica que está sucediendo en la isla. Tras la reunión, reconoció que "La Palma tiene todo el apoyo del gobierno de España para que todas las pérdidas materiales se recuperen lo antes posible". 

Además, Pedro Sánchez ha reconocido que el operativo está "muy pendiente de incendios como consecuencia de la erupción y que hay colaboración para que los daños materiales sean reparados cuanto antes". El jefe del Ejecutivo ha destacado que "todas las administraciones estamos preparadas para actuar de forma coordinada" y que "todo se está desarrollando según lo previsto y lo más importante es garantizar la seguridad de la población",

Aparte de los Bomberos de Tenerife, se incorporarán al dispositivo de emergencia en las próximas horas otros de Gran Canaria, además de efectivos de la Unidad Militar de Emergencia y de Medio Ambiente de los cabildos de las islas capitalinas.

Ctra. LP-212, ha sido atravesada por la lava en el barrio de Alcalá. Hasta el momento se han cortado completamente al tráfico las carreteras LP- 212, LP-214, LP-105 y LP- 301.Se ha iniciado la evacuación de los barrios de Tacande, Todoque, La Bombilla, La Laguna, El Remo y Puerto Naos, pertenecientes a los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, en previsión del avance de la lengua de lava. Se prevé evacuar a entre 5.000 y 10.000 personas. Hasta el momento no se han producido daños personales.

El Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) ha elevado a nivel 2, semáforo rojo, la alerta tras la erupción registrada este domingo en la isla de La Palma, en la zona de Cabeza de Vaca, en El Paso, y realiza una serie de recomendaciones. Entre ellas, llama a la calma de la población, y a quienes habiten en zonas de posible caída de cenizas, que eviten en lo posible salir de casa, pues pueden causar lesiones en las vías respiratorias, los ojos y las heridas abiertas, así como irritación en la piel.

Crece la intensidad de los seísmos en La Palma por la actividad volcánica, provocando desprendimientos en las laderas del volcán Cumbre Vieja, y se ha comenzado a evacuar a parte de la población.

Fue ya el pasado 13 de septiembre cuando la Dirección General de Seguridad y Emergencia del Gobierno de Canarias informó del riesgo volcánico en la isla de La Palma, declarando situación de alerta "semáforo amarillo". Se activaba así desde ese día el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Fue ya el pasado 13 de septiembre cuando la Dirección General de Seguridad y Emergencia del Gobierno de Canarias informó del riesgo volcánico en la isla de La Palma, declarando situación de alerta "semáforo amarillo". Se activaba así desde ese día el Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias.

Según el documento, al que ha tenido acceso Elcierredigital.com, se producía "un aumento de la actividad sísmica en la zona de Cumbre Vieja en La Palma", en concreto, en el ámbito territorial de Los Llanos de Aridane, Fuencaliente, El Paso y Mazo. 

Según alertaba este organismo público canario, "desde 2017 se viene registrando una actividad símica anómala en el sur de la isla de La Palma, que desde el verano de 2020 se ha incrementado con la ocurrencia de ocho enjambres sísmicos. El último, que comenzó el 11 de septiembre de 2021, es el más intenso, tanto por el número de seísmos localizados (más de 400) como por su magnitud, siendo los de mayor tamaño sentidos por la población. Además, la profundidad de los seísmos, habría oscilado entre los 20 y 30 kilómetros". 

En las últimas horas las sacudidas han alcanzado hasta los 4 grados Richter, siendo esta la más fuerte de las registradas (más de 22.700) desde que se inició la alerta por el volcán Cumbre Vieja.

El Cabildo de La Palma ha cerrado la red de senderos y pistas forestales que transcurren por algunos municipios por los seísmos y desprendimientos.

Asimismo el Cabildo ha informado de que se suspende la jornada de caza menor en estos municipios. Comienza la evacuación preventiva de personas con movilidad reducida en núcleos de riesgo, unas mil personas.

La dirección del Plan de Prevención de Riesgos Volcánicos de Canarias, Pevolca, ha asegurado que el proceso sísmico que se registra en La Palma corresponde a una fase preeruptiva, con una mayor probabilidad de que culmine en una erupción volcánica y ha comenzado la evacuación preventiva de personas con movilidad reducida en los núcleos de riesgo.

COMPARTIR: