16 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Todos los imputados en esta causa de tráfico ilegal que lidera la gran jefa de los narcos en las Islas Baleares han llegado a acuerdos con la Fiscalía

Esta es “La Paca” la narco española que acepta pagar doce millones de euros para evitar la cárcel

La Paca durante el juicio
La Paca durante el juicio
Francisca Cortés Picazo, conocida como 'La Paca', la gran narco española residente en la isla de Mallorca ha aceptado este jueves tres años y tres meses de prisión y una multa de 12 millones de euros por un delito de blanqueo de capitales, por sus actividades para ocultar el origen ilícito de su patrimonio, procedente del negocio de la droga.

Francisca Cortés, mejor conocida como “La Paca”, es a sus 64 años, una de las narcos más importantes de España. Lidera aún el Clan de la Paca y entre los habitantes de Baleares se le conoce como la Emperatriz de la barriada palmesa de Son Banya. Sus hilos llegan hoy a todas partes y siguen sus pasos. La Paca ha logrado siempre entrar y salir de la cárcel como si fueran recesos de verano.

Ahora “La Paca” ha reconocido un delito de blanqueo de capitales por sus actividades para ocultar el origen ilícito de su patrimonio, procedente del negocio de la droga. ha sido durante el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca. Ha aceptado este jueves tres años y tres meses de prisión y una multa de 12 millones de euros.

En caso de impago de la multa de 12 millones, irá a la cárcel durante tres meses. En la vista, otros diez acusados, colaboradores de la trama para blanquear el dinero del narcotráfico, también han llegado a un acuerdo con la Fiscalía por el que cada uno de ellos ha aceptado condenas de un año y nueve meses de cárcel, como cooperadores necesarios del delito de blanqueo. También se les imponen multas de entre 200.000 y 320.000 euros.

Francisca Cortés, La Paca

El conocido clan de 'La Paca' se ubica en los poblados de chabolas que circundan el cinturón de Palma de Mallorca, específicamente la barriada de Son Banya, donde la policía no quiere ni entrar si no es con un dispositivo especial. Desde ahí distribuye y controla los principales mercados de heroína y cocaína de las Baleares.

Su rifirrafe con la justicia comenzó en al año 2001, después de una ardua investigación el los investigadores de la policía lograron desvelar el lavado de 18 millones de euros por parte de “La Paca” y su séquito. Con la incautación de este patrimonio se rompió un récord de decomiso para un narco español.

Este hecho sacó a la luz la cuantiosa fortuna de Francisca Cortes, con un patrimonio de 29 inmuebles, por valor de siete millones de euros. También fueron intervenidos más de medio centenar de coches de lujo y 750.000 euros repartidos en varias cuentas corrientes.

Los sobornos y extorsiones

Los tentáculos de “La Paca” han sido siempre más propios del guión de una película de Hollywood en los que una gitana de Mallorca era la Reina Blanca. Entre los nombres unidos o captados por este clan están el del jefe del Grupo de Atracos del Cuerpo Nacional de la Policía, el inspector José Gómez Navarro, conocido como Pepote, que en un momento fue amigo de la narcotraficante en un momento donde era responsable de varias causas abiertas contra el Clan de La Paca.

El pecado del policía, investigado y descubierto por Asuntos Internos,  fue pedirle 600.000 euros de “propina” para dar carpetazo a las investigaciones. Esta petición fue rechazada por La Paca, que en vez de actuar de forma criminal, decidió grabar una conversación con el mando policial.

Las investigaciones señalan que María de los Ángeles López Calderón, pareja del Gómez y abogada en un caso de “La Paca” fue el detonante para que las cintas, ocultas y guardadas bajo amenaza de la narco salieran a la luz. Finalmente, el inspector fue condenado en 2009 a cinco años de prisión, mientras ella quedo en arresto domiciliario por las informaciones que liberó Francisca, que también fue a la cárcel. El inspector salió de prisión en 2014 y pidió su reincorporación al cuerpo de la policía en segunda actividad, que tuvo que admitirlo porque el Ministerio de Interior no recurrió esa petición.

Más de 4 millones enterrados

Además, 'La Paca' creó zulos y agujeros en viviendas y zonas controladas por su clan y enterró parte de los beneficios. En un registro practicado en septiembre de 2009 en el poblado de Son Banya, los investigadores encontraron bajo una gruesa capa de hormigón, sobre la que estaban estacionados unos vehículos, cinco cajas de plástico, cada una de ellas forrada con cinta adhesiva.

Para llegar hasta ellas fue necesario utilizar maquinaria pesada. En las cajas se encontró una gran cantidad de billetes de diferentes cuantías, tanto en dólares como euros, parte de ellos en mal estado. La cuantía total superaba los cautro millones de euros.

En cuanto a los objetos de valor encontrados, la Policía hizo una exposición pública de joyas intervenidas y varias de ellas fueron reconocidas por personas que habían sufrido robos en sus casas.

Finalmente condenados

Ahora, el clan de La Paca aceptada condenas que suman más de veinte años de cárcel. Varios de los condenados, incluyendo a la matriarca, son reincidentes. Pero todos se han beneficiado de la atenuante de dilaciones indebidas.

En 2001 el CNP logró ya demostrar el lavado de dinero de la organización.

Asimismo, tres acusados han sido absueltos al retirarse la acusación contra ellos, y uno ha quedado pendiente de ser evaluado por el médico forense. Finalmente, otros tres procesados que aparecían en el escrito de acusación han fallecido, entre ellos, un hijo de 'La Paca', por lo que se ha extinguido la responsabilidad criminal.

Según la Justicia, el grupo ha reconocido haber desarrollado diferentes actuaciones para ocultar los extraordinarios ingresos procedentes del negocio de la droga. Para ello la matriarca adquirió inmuebles, joyas, vehículos y otros bienes, a nombre y a través de terceras personas. Entre otros bienes, compró fincas y viviendas, una discoteca y una nave en el Polígono Son Castelló, una cafetería, vehículos de gama alta y joyas.

El acuerdo ha permitido rebajar sustancialmente las penas que se solicitaban. La Fiscalía pedía inicialmente para 'La Paca', en un escrito de casi 100 páginas, once años de prisión y 3,5 millones de euros. Los colaboradores más cercanos de 'La Paca' se enfrentaban a cuatro años y siete meses de cárcel, y el resto de acusados a tres años y cinco meses.

El juicio estaba señalado para este jueves, pero antes ya la Fiscalía y las defensas habaín negociado las penas y las multas. En un acuerdo que finalmente se ha materializado para 'La Paca' en una rebaja sustancial de la pena de prisión, que ha pasado de once a tres años, y en un aumento de la multa a pagar que ha pasado de 3,5 millones a doce millones de euros. La vista que ha arrancado hacia las 13.00 horas solo ha durado cuarenta minutos. 'La Paca', la gran narco mallorquina, paga doce millones de nuevo por su libertad.

COMPARTIR: