25 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se han intervenido 30 kilos de pasta base, un kilo de clorhidrato de cocaína, 600 kilos de pellets impregnados en la droga y 3.000 litros de productos

Desmantelados tres laboratorios de cocaína que producían 500 kilos al mes en una operación con doce arrestados

Material incautado.
Material incautado.
La Policía Nacional ha desmantelado tres laboratorios clandestinos ubicados en Villaviciosa de Odón y Valdemorillo (Madrid) y el Viso de San Juan (Toledo) que tenían capacidad para producir 500 kilos de cocaína al mes, y ha frustrado así un novedoso sistema de camuflaje de la droga en plásticos indetectable en cualquier aduana.

La Policía Nacional ha detenido a doce miembros de esta banda que operaba entre varias localidades madrileñas y otra toledana y ha intervenido un total de 30 kilos de pasta base de cocaína, un kilo de clorhidrato de cocaína, 600 kilos de pellets impregnados en cocaína, 3.000 litros de productos químicos así como todo el utillaje necesario para su manipulación como prensas hidráulicas, moldes o papel secante, según fuentes del Ministerio del Interior.

La investigación, que se inició el año pasado, ha concluido con once registros, logrando desarticular plenamente la organización. Los cabecillas de la banda eran los abuelos y padres de una misma familia y contaron con la colaboración de tres especialistas en extracción de cocaína que vinieron expresamente de Sudamérica para realizar la manipulación del estupefaciente.

Los tres laboratorios tenían capacidad para producir y extraer hasta 500 kilos de cocaína al mes. El laboratorio ubicado en el Viso de San Juan estaba destinado a producciones intermediarias de 50 a 100 kilos y el de Villaviciosa de Odón se destinaba al corte y manipulación de cantidades inferiores a 10 kilos.

Incautaciones de la Policía.

La operación comenzó cuando los agentes detectaron a unos individuos manipulando garrafas mientras practicaban una vigilancia sobre otra organización. Los agentes evidenciaron que estaban trasladando garrafas de productos químicos para la extracción de cocaína e identificaron un primer laboratorio en el Viso de San Juan, que les llevó al cabecilla de la organización que estaba asentado en un chalé de lujo en Villaviciosa de Odón.

Las averiguaciones permitieron conocer que el grupo criminal estaba esperando un contenedor en cuyo interior venía impregnado el estupefaciente para derivar después parte de la carga hasta una nave de Alcorcón, donde separar la que contenía la sustancia para su traslado a un chalé aislado en la zona de Valdemorillo.

COMPARTIR: