20 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Aunque España se encuentra en una situación privilegiada con respecto a otros países, se registra una tasa de migración alta entre jóvenes

El mundo tiene muchos más jóvenes que nunca, pero la población también envejece de forma precipitada

Más jóvenes que nunca.
Más jóvenes que nunca.
Esta semana se celebró el día mundial de la Juventud a nivel internacional. El mundo finaliza su segunda década con cambios importantísimos en la cantidad de jóvenes, la más alta de la Historia y el peso que tienen estos frente al mundo, es menor que nunca. Así lo ha expresado la Organización de Naciones Unidas que ha publicado un informe de sus proyecciones sobre la juventud para 2020.

Para la nueva década habrá en el mundo cerca de 1.800 millones de jóvenes de entre 10 y 24 años de edad. Es la población juvenil más alta de la historia de la humanidad. La cantidad de jóvenes de este tramo de edad será de tres veces la población europea. El viejo continente se queda sin jóvenes, pero el mundo sigue creciendo a una tasa razonable.

La ONU advierte de que aunque es la población juvenil más alta de todos los tiempos, el porcentaje que representan respecto al resto de la población ha disminuido de forma importante. En el año 1950 en el mundo vivían 772 millones de jóvenes, una cifra relativamente similar a la población europea.

Hoy en día, los 1.800 millones de jóvenes representan casi 5 puntos porcentuales menos que en la década de los 50. En aquel año los jóvenes tenían un peso de 28,5% del total de la población, una cifra que progresivamente se ha ido disminuyendo hasta alcanzar los 23,7%.

Este porcentaje varía según los países. Los veinte países con la mayor proporción de población joven son africanos. Solo un país de otro continente se cuela en esta lista: Afganistán. Por otro lado, los veinte países con menor proporción de población joven se encuentran en Europa. España, con un 15%, ocupa el sexto lugar.

El desafía del mercado laboral.


Los desafíos del mercado laboral es uno de los grandes "retos" que la ONU observa para la juventud. En el mundo hay una tasa de paro media de 11,8% en ambos sexos, una cifra superior en mujeres que en hombres.

Solo el 19% de los menores de 30 años puede permitirse emanciparse en España debido a la precariedad laboral y el alto precio de la vivienda, según se desprende del informe 'Situación sociolaboral de la Juventud en España 2018-2019' presentado, este lunes 12 de agosto, con motivo del Día Internacional de la Juventud, por la Unión Sindical Obrera, que también señala que, ante esta situación, la maternidad se ha retrasado en dos años, hasta los 31 años de media.

"Tenemos un problema grave, hemos llegado a la tasa de emancipación más baja de los últimos años y esto ha repercutido en ámbitos como la edad de maternidad, que se ha retrasado en dos años desde el inicio de la crisis; así como también nos hemos visto obligados a aumentar la edad de lo que se considera joven a los 35 años", según ha señalado en rueda de prensa el responsable del Departamento Confederal de Juventud de USO, Pablo Trapero.

En este sentido, el informe revela que, a pesar de que las cifras de paro han mejorado ligeramente con respecto a 2018, sobre todo en adolescentes, la tasa de emancipación es baja. "Son dos características que no están ligadas, porque seis más están por debajo de un 17% de la tasa de emancipación, aunque en estas el paro ha bajado", ha agregado Trapero.

El precio del alquiler influye también en los problemas de emancipación.

Por comunidades autónomas, en Andalucía, Cantabria, Castilla-La Mancha, Euskadi y Extremadura menos del 17% de los jóvenes se emancipan; en Asturias, Valencia, Galicia, Islas Canarias y Murcia, hacen lo propio entre un 17% y 19%; mientras que en el resto de España la tasa puede llegar a subir hasta 21% de emancipados.

Al respecto, ha indicado que todas las edades y sexos continúan por encima de la tasa general del paro, salvo los hombres entre 30 y 34 años. "Estas cifras son especialmente dramáticas hasta los 24 años, pero sobre todo entre los 16 y 19 años, rango en el cual uno de cada dos jóvenes que intenta incorporarse al mundo laboral está en paro y la mayoría son mujeres", ha añadido.

Por otra parte, la secretaria de comunicación de USO, Laura Estévez, ha coincidido con Trapero: "Da igual si eres ingeniero si el mercado demanda puestos de baja cualificación, como es el sector de los servicios, que aglutina el mayor número de jóvenes. Esto está empujando al paro a otros jóvenes con menos estudios y que pueden realizar estas tareas", ha subrayado.

COMPARTIR: