02 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La banda estaba liderada por empresarios salmantinos en connivencia con un encargado de distribución de gasóleo

Desmantelada en Alcobendas una organización que se dedicaba a distribuir más de cuatro mil paletas de cerdo ibéricas falsificadas

Las paletas intervenidas por la Guardia Civil
Las paletas intervenidas por la Guardia Civil / Guardia Civil
Agentes del SEPRONA han detenido a seis personas y se han incautado de 4.233 paletas de cerdo con el etiquetado falseado. El grupo criminal estaba liderado por un empresario salmantino que tenía varios locales en distintos lugares de España. En total podrían haberse vendido 14.000 piezas falsas, que podrían haber generado a la organización un beneficio de 980.000 euros.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil han desarticulado, en el marco de la operación ‘Chacina’, una organización criminal dedicada a la distribución de paletas de cerdo ibérico falsas, después de manipular sus precintos.

La operación ha terminado con seis personas arrestadas y otras dos más investigadas en las provincias de Madrid y Ávila. Además, los agentes han intervenido 4.233 paletas, algunas de ellas ya listas para ponerse a la venta.

Los detenidos falsificaban los números de los precintos utilizando otros precintos que ya habían sido vendidos en campañas anteriores, mezclando así los lotes ilegales con los lotes legales, lo que les servía para no ser detectados.

La operación se inició el pasado mes de marzo tras la denuncia de la Asociación Interprofesional de Cerdo Ibérico de esta venta fraudulenta. Durante la investigación, el SEPRONA intervino un establecimiento de Alcobendas (Madrid) donde se incautó de 42 paletas de cerdo ibéricas falsificadas.

Paletas_de_ibAricas_incautadas

Una paleta falsificada | Guardia Civil

Esta intervención hizo posible continuar con las averiguaciones y la inspección de locales distribuidores, puntos de venta, secaderos y mataderos en distintas provincias, como Salamanca, de donde es el líder de la banda; Madrid, Zaragoza, Toledo, Badajoz, Cáceres, Navarra, Barcelona y Ávila.

La organización estaba liderada por un empresario salmantino

El grupo estaba comandado por un empresario salmantino dedicado al comercio de productos ibéricos que, con otro empresario dedicado a la distribución de gasóleo, encargaron precintos de color blanco, a los que les borraban el logotipo y la numeración para sustituirlo y colocar una numeración falsificada y duplicada.

Las pesquisas llevaron a los agentes del SEPRONA hasta un distribuidor en la provincia de Ávila, donde a finales del pasado mes de octubre, eran localizadas 4.000 paletas con precintos previamente falsificados.

Según la Guardia Civil, en total podrían haberse vendido 14.000 piezas falsas, las cuales podrían haberle generado a la organización un beneficio de 980.000 euros. Los arrestados están acusados de delitos de estafa, falsificación, contra la propiedad industrial, relativo al mercado y los consumidores, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales. 

COMPARTIR: