17 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su madre tuvo un romance con un importante ingeniero español que viajaba con frecuencia a Colombia y Estados Unidos

Una mujer alicantina demanda a su supuesta hermana biológica que vive en San Francisco para demostrar su filiación

Juzgados de Alicante
Juzgados de Alicante
Una mujer de Alicante ha interpuesto una demanda a su presunta hermana biológica en San Francisco (Estados Unidos). Su madre es una cantante colombiana que, según afirma, conoció a un importante ingeniero español y de ese romance nació ella. Una carta manuscrita de la madre de su presunto padre podría ser la clave para que la Justicia reconociera su filiación.

Una mujer de 50 años, vecina de Alicante, ha interpuesto una demanda a su supuesta hermana biológica. Así, a través del prestigioso bufete de abogados de Fernando Osuna, experto en temas de paternidad y abogado del último hijo reconocido de Julio Iglesias (Javier Santos), ha presentado la demanda en los Juzgados de Primera Instancia de Alicante.

M.L. nació en esta ciudad de la Comunidad Valenciana y allí ha pasado toda su vida, pero ahora la búsqueda de justicia le ha llevado a Estados Unidos, concretamente a San Francisco. Allí vive la mujer a la que ha demandado y a la que reclama que se reconozca su parentesco.

Su madre es una cantante colombiana que ha llevado su música entre el país sudamericano y España, donde conoció a un importante ingeniero que viajaba mucho a Estados Unidos y Colombia. Ambos vivieron un romance que, según afirma la demandante, dio como fruto un embarazo y su posterior nacimiento.

puente-san-francisco

Puente Golden Gate de San Francisco

Aunque trató de encontrar durante mucho tiempo el modo en el que su supuesto padre le reconociera, nunca ha logrado su objetivo y desde hace unos diez años el hombre al que considera como padre falleció en Madrid.

Por ello, esta mujer comenzó a buscar la hija biológica reconocida de su supuesto progenitor, hasta que dio con ella en San Francisco (EE.UU.). M.L. trató de contactar con ella a través de WhatsApp, pero la única respuesta que obtuvo fue que la ahora demandada le bloqueara el teléfono. Unas semanas más tarde recibió un correo electrónico de un abogado diciendo que terminara todo contacto.

Además de intentar contactar con su presunta hermana, la mujer alicantina le preguntó si podrían realizarse una prueba de ADN para demostrar su verdadero parentesco, una iniciativa que no obtuvo respuesta alguna. Viendo que por esta vía no iba a avanzar en su objetivo, fue a la corte de USA a intentar reclamar, pero allí tuvo muchos problemas debido a los pocos derechos que tienen en ese país los niños no reconocidos.

Durante los últimos meses M.L. ha gastado mucho dinero en Estados Unidos para intentar “buscar dignidad” y tener la certeza de saber quién es su padre, así como acceder a los futuros derechos que le corresponderían como hija de este importante ingeniero español, que podrían traducirse en un millón de euros.

Una carta podría ser la clave

La madre de la demandante rehizo su vida y se casó con otro hombre después de que naciera su hija. Este hombre, según afirma M.L., le reconoció como hija desde ese momento y así consta a nivel administrativo.

En la demanda interpuesta la mujer alicantina asegura tener pruebas de su filiación, que constan de testigos, el parecido físico, documentos y lo más importante, una carta manuscrita de la madre de su presunto padre, abuela de la demandante. Esta carta la envío a la madre de la demandante y podría ser la clave para demostrar que la relación familiar existe de verdad, puesto que en ella reconoce que M.L. es hija biológica del ingeniero y por lo tanto su nieta.

El proceso que pretende llevar a cabo Fernando Osuna consta de dos vías: primero reconocer que M.L. es hija del ingeniero y segundo anular la paternidad del hombre que se casó con su madre. Una vez interpuesta la demanda, ahora la supuesta hermana biológica está pendiente de ser notificada en San Francisco.

COMPARTIR: