29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nissrine se ha pronunciado a través de Instagram sobre las nuevas pruebas de la desaparición de la menor hace 7 años en Sabadell

La amiga de Caroline del Valle se defiende en redes: "No hay nada que apunte a mí, yo no le hice nada a Carol"

El Cierre Digital en Caroline del Valle y su grupo de amigas.
Caroline del Valle y su grupo de amigas.
El 14 de mayo de 2015 desapareció Caroline del Valle. Tenía 14 años por aquel entonces y siete años después sigue sin saberse nada de lo sucedido. Justin, la última persona que la vio con vida, fue uno de los principales sospechosos y ahora ha quedado “descartado” como posible implicado. Sin embargo, a una de las amigas de la menor, Nissrine, se la está acusando a través de las redes sociales. La joven ha querido defender su inocencia contando su versión de los hechos.

Caroline del Valle desapareció hace más de siete años en Sabadell. Era la madrugada del 14 de mayo de 2015 cuando la joven, de 14 años por aquel entonces, salió con unos amigos por la Zona Hermética de la localidad. Eso su madre no lo sabía, ya que Caroline le había dicho que se quedaba a dormir en casa de su amiga Silvia después de acudir a la discoteca de menores In Time. Sin embargo, Caroline nunca llegó a dormir en casa de su amiga ni tampoco volvió a su hogar. Después de que los Mossos D’Esquadra hicieran una redada a los jóvenes que se encontraban de botellón en la zona, Caroline echó a correr. Desapareció sin dejar rastro.

Últimamente, el caso de Caroline del Valle vuelve a estar de actualidad debido a la reapertura del caso (que tuvo lugar después de la emisión del programa Desaparecidos de RTVE) y a la repercusión que está teniendo el asunto en la red social Tiktok. Son numerosos los usuarios que cuentan los hechos conocidos sobre la desaparición de Caroline, las pruebas y los sospechosos.

Uno de los primeros sospechosos fue Justin, la última persona que vio a Caroline con vida. Las pesquisas iniciales apuntaban a él ya que, después de la huida de los Mossos, Justin llegó al lugar de reunión con el resto de jóvenes con la ropa del revés y lleno de tierra. Según confesó Isabel Movilla, madre de Caroline, a elcierredigital.com, la primera hipótesis de lo sucedido fue que “Justin podía haber tenido sexo consentido con mi hija —sí o no, no se sabe— que la asfixiaría, que la mataría, que la cogería y la tiraría al contenedor de basura. Que llegaría el camión de basura, la trituraría y la tiraría al vertedero y que es muy difícil buscar en el vertedero”.

Una versión que Isabel desmintió llamando al vertedero de la zona y que actualmente está descartada. Según ha podido conocer elcierredigital.com por fuentes cercanas al caso, las autoridades policiales encargadas de la investigación ya han “descartado a Justin” como posible culpable de los hechos.

Justin, el amigo de Caroline, en el programa 'Desaparecidos' de RTVE.

Sin embargo, otra de las hipótesis, la que la propia Isabel Movilla considera como cierta, apunta a una de las jóvenes que acudió aquella noche: Nissrine. Una versión apoyada por los testigos que declararon al ya mencionado programa y que implica a tres marroquíes y un coche rojo. “Me llegó información de que mi hija no quería ir a Sabadell y que la convencieron para ir tanto Niss como Silvia. Y yo creo que mi hija tenía que estar ese día ahí para que los del coche rojo se la llevaran. Porque, es más, los niños que estaban con ellos han dicho en un programa de televisión a cara descubierta que les chocó mucho que llegase sobre las 3:30 de la mañana el coche este con matrícula francesa, que llegara directamente hasta donde estaban ellos, que abriera el capó y les dieran bebida gratis”, explicó Isabel a elcierredigital.com. Además, añadió que los menores comentaron que estos hombres “estaban muy, muy pendientes de” su hija, “y que les chocó, pero que no le dieron mayor importancia porque eran amigos de Niss”.

El directo de Instagram de Nissrine donde culpa a la policía

Esta teoría pone a Nissrine en el foco mediático como una de las presuntas culpables de la desaparición de Caroline. Tanto, que se está empezando a difundir por las redes sociales. Debido a esto, la propia Nissrine ha decidido hablar a través de un directo en su cuenta de Instagram, en el que considera que tanto ella como los demás jóvenes son “víctimas de esto” y que están siendo acosados como si fueran “culpables”.

“No voy a contar nada. No tengo que justificarme por nada”, comienza a decir Nissrine en el directo. Sin embargo, a lo largo de sus 37 minutos de duración, la chica empieza a responder a diversos comentarios y a defender su postura. “No hay nada que apunte a mí. ¿Por qué? ¿Por qué yo era una chica con antecedentes, una lianta que se portaba mal? No, eso no significa que yo le haya hecho algo a mi amiga. Estáis locos. Yo fui la única persona que estuvo con sus padres los primeros días ayudándolos, acompañándolos a buscarla a los sitios para que al final acaben diciendo estas cosas”, explica en el vídeo.

Nissrine se define a ella misma por aquel entonces como una “niña de 13 años que quería salir a pasárselo bien” y afirma que “por culpa de la policía pasó esto. Y nadie señala a la policía. Nadie hace una manifestación en contra de la policía. Eso nadie lo hace”.

Su acusación hacia la policía se centra, principalmente, en la redada que hizo que todos los jóvenes huyeran de la Zona Hermética y, también, en la última vez que vio a Caroline con vida. “Yo recuerdo cómo salía corriendo Justin. A una chica de mi centro también la vi subir por esa calle y luego venía Carol, corriendo, pasó delante de mí y subió la calle. Justo detrás de ella pasó un Mosso que medía dos metros de altura, pelirrojo y con barba. Iba detrás de ella. ¿Cómo coño no pillas a una chica que mide uno sesenta y algo, cómo coño no la pillas? Es tu responsabilidad. Yo pensé que a ella la pillaron los Mossos, de verdad. En ningún momento pensé que esta chica iba a desaparecer”, contaba.

Nissrine y su versión del día de la desaparición de Caroline del Valle

Con respecto a lo que sucedió aquel día, Nissrine explica en el vídeo que ella no obligó ni a Silvia ni a Caroline a acudir a la Zona Hermética (donde, según comenta, iba a acudir a la discoteca Bora Bora) en ningún momento, sino que ellas mismas quisieron hacerlo: “Silvia me dice: ‘Yo también quiero ir. Yo y Carol vamos’. Y les dije: ‘No, yo voy con ellos. A mí me han garantizado que yo voy a entrar en la discoteca. Si queréis ir, o sea, venid, pero yo no me voy a quedar en la calle con vosotras. Yo voy a entrar”.

Sin embargo, según explica a continuación, ninguno de los integrantes del grupo llegó a entrar en la discoteca. “Llegamos a Sabadell, empezamos a dar vueltas, estuvimos toda la noche ahí fuera dando vueltas, liándola… Hacía frío”, comienza a relatar. Según su versión de los hechos, debido al clima, cuando encontraron un portal no dudaron a la hora de acceder. “Resulta que cuando subimos ahí hay unas escaleras, eso era una nave gigante. Y nos quedamos ahí toda la noche fumando porros apalancados ahí. Carol no quiso subir, se quedó abajo”. Caroline subiría después de un rato, cuando “una chavala le llevó mi chaqueta y la convenció para subir”.

Caroline del Valle.

Cuando salieron de aquel lugar, Nissrine vio a la policía. “Yo recuerdo que estábamos en la puerta del Bora Bora y había una patrulla de Mossos aparcada y otra que venía con las luces encendidas, y yo sabía que esa patrulla se iba a parar detrás de la otra y que nos iba a hacer una redada”.

Sin embargo, en esta versión de los hechos, Nissrine no habla del coche rojo presuntamente implicado. Lo hace más adelante, cuando uno de los usuarios de su directo se lo pregunta. Es ahí cuando afirma que estuvo “toda la noche con un amigo, sentados en un muro delante de ese coche fumando porros y observando todo el panorama”.

Nissrine afirma en el vídeo en varias ocasiones no conocer a los propietarios del vehículo ni haberse acercado a él, pese a que los usuarios afirman haberla visto bailando cerca. Por el contrario, sí que sitúa a Caroline y a su amiga Silvia en el lugar: “A la Silvia y a la Carol les gustaban los moros y la música mora. Entonces la Silvia escuchó que había música mora y se fue y se puso a bailar ahí. Carol se fue y se puso a bailar ahí y un montón más de chicos se fueron ahí con el coche ese que tenía música”, ha explicado.

COMPARTIR: