09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Joseph Ratzinger continúa en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines del Vaticano, acompañado de su secretario personal Georg Gänswein

El Papa Benedicto XVI, “lúcido y estable” dentro de la gravedad: Así es el primer Pontífice que renunció en 600 años

Benedicto XVI.
Benedicto XVI.
Benedicto XVI, el Papa Emérito, se encuentra “estable” dentro de la gravedad. Así lo ha dado a conocer el Vaticano. Su portavoz, Matteo Bruni, ha confirmado que el Papa Francisco ha acudido al monasterio Mater Ecclesiae —donde reside el Emérito— para visitarle. Benedicto XVI renunció a su cargo en 2013, convirtiéndose en el primer Papa en tomar esta decisión en 600 años.

El pasado miércoles saltaba la voz de alarma en el Vaticano: la salud del Papa Emérito, Benedicto XVI, había empeorado. El Papa Francisco se encargaba de dar a conocer que “está muy enfermo” y pedía oraciones “a Dios para que lo consuele y lo sostenga en su testimonio de amor a la Iglesia hasta el final”. Sin embargo, parece que su situación ha mejorado. Según difundió el pasado jueves el Vaticano a través de sus redes sociales, Joseph Ratzinger está “estable” dentro de la gravedad, pero se encuentra “absolutamente lúcido y consciente”.

Desde su renuncia en febrero de 2013, Benedicto XVI habita en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines del Vaticano. Según ha confirmado el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, el Papa Francisco ha acudido al lugar para visitar al Emérito de 95 años. Se encuentra acompañado de su secretario personal Georg Gänswein.

A pesar de que se encuentra estable, el estado de salud del Papa Emérito sigue preocupando a sus fieles. Según han comentado fuentes del entorno desde hace tiempo, su voz había perdido el tono habitual y cada vez recibía menos visitas y escribía menos artículos teológicos, a pesar de mantenerse lúcido. Este “agravamiento” en su estado de salud viene dado, según confirmaba Bruni, por “su avanzada edad”.

El primer papa alemán en 1.000 años

Benedicto XVI se convertía en papa el 19 de abril de 2005 tras el fallecimiento de Juan Pablo II, quien mantuvo su cargo durante 27 años hasta su muerte, como venía siendo costumbre.

De nombre Joseph Ratzinger, fue jefe de la oficina doctrinal del Vaticano, la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), un puesto que mantuvo durante 25 años. Siempre se consideró “un profesor, una persona que reflexiona y medita sobre cuestiones espirituales”, afirmó el propio Ratzinger. Sus más de 60 libros escritos entre 1963 y 2013 lo confirman.

El Papa Francisco y el Papa Emérito Benedicto XVI.

Sin embargo, Joseph Ratzinger adoptó en 2005 el nombre de Benedicto XVI para su nueva etapa como papa que duró tan solo ocho años. Se convertía así en el primer papa alemán que había tenido el Vaticano en 1.000 años.

Benedicto XVI no pudo evitar, a lo largo de su papado, los escándalos de abuso infantil que pesaban sobre la Iglesia Católica. A pesar de ello, luchó contra esa lacra iniciando un proceso para disciplinar o expulsar a los sacerdotes que cometieran este delito. También se le conoce por iniciar procesos para combatir la corrupción en la institución, que no dudó en mantener su sucesor, el Papa Francisco.

No fue el único hito por el que sería recordado. Y es que, después de ocho años como papa, Benedicto XVI decidió dejar el cargo y convertirse en Papa Emérito. Fue el 11 de febrero de 2013. Benedicto XVI anunció la renuncia al pontificado, que tomó después el actual papa Francisco. De este modo, Benedicto XVI se convirtió en el primer Papa en renunciar en 600 años.

En 2014, el Papa Francisco manifestó que el caso de “Benedicto XVI no es un caso único. Lo veremos como alguien que abrió una puerta, la puerta del Papa Emérito”.

COMPARTIR: