19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

LA POLICÍA ACUDIÓ Al DOMICILIO DEL 'POTRO DE VALLECAS' EN GRAN CANARIA, DONDE HALLARON A UNA MUJER CON EVIDENTES SIGNOS DE HABER SIDO GOLPEADA

Poli Díaz ingresa en prisión: La dramática historia del boxeador detenido por presuntos malos tratos a su pareja

Poli Diaz, el boxeador español más famoso de la historia
Poli Diaz, el boxeador español más famoso de la historia
La autoridad judicial al frente del Juzgado de violencia sobre la mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria acaba de acordar el ingreso en prisión de Poli Díaz. La Policía Nacional lo detuvo el miércoles por supuestos malos tratos a su pareja. Los vecinos del Potro de Vallecas fueron los que llamaron a las autoridades por ruidos en su vivienda. Las fuerzas de seguridad acudieron al lugar y se encontraron en el interior del domicilio a una mujer con signos de haber sido maltratada.

La autoridad judicial al frente del Juzgado de violencia sobre la mujer número 2 de Las Palmas de Gran Canaria acaba de acordar el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza del ex boxeador Policarpo Díaz como presunto autor de un delito de maltrato con lesiones tipificado en el artículo 153 uno y 3 del virgen de código penal y otro delito de maltrato habitual del artículo 173.2. igualmente ha dictado una orden de protección a favor de su pareja, con prohibición de comunicación por cualquier medio con ella por parte del investigado. Las actuaciones continúan tramitándose como diligencias previas.

En la mañana del miércoles, los vecinos del barrio de Zárate, en Las Palmas de Gran Canaria, avisaron a la Policía Nacional de ruidos en la vivienda del histórico boxeador Poli Diaz. Otros vecinos aseguraron a los efectivos policiales haber llamado porque habían visto a una mujer desnuda en la calle pidiendo auxilio.

Cuando los agentes llegaron al domicilio, se encontraron a la pareja del boxeador con signos evidentes de haber sido golpeada e incluso de un posible intento de asfixia. La mujer fue trasladada inmediatamente al centro hospitalario más cercano para recibir el tratamiento necesario. Por el contrario, el boxeador no se encontraba en el domicilio cuando llegaron los policías. Los funcionarios policiales comenzaron entonces una inspección de los alrededores en su búsqueda.

Poli Diaz fue encontrado en las inmediaciones del lugar de los hechos. En ese mismo instante, la Policía Nacional procedió a la detención y el 'potro de Vallecas' no opuso resistencia. El Juzgado de instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria prorrogó hasta hoy la detención del ex boxeador como presunto autor de delitos relacionados con la violencia sobre la mujer. 

Las fuerzas y cuerpos de seguridad han detenido ya en dos ocasiones al boxeador español en los últimos meses. El mes de mayo fue arrestado por una requisitoria dictada por el juzgado de lo Penal número 30 de Madrid cuando acudía a renovar el DNI. En esta ocasión, la acusación era por un delito de lesiones. Por ello, pasó casi un mes en prisión. 

Una historia dramática

El ocho veces campeón europeo de Boxeo ha tenido una vida fuera de la competición bastante complicada. Ya desde muy pequeño se vio involucrado en la delincuencia que azotaba su barrio madrileño, Puente de Vallecas. Con tan solo diez años, asestó tres navajazos a un joven por despeinarle y se hizo amigo de los rateros y aunque no los acompañaba a los atracos, le utilizaban para algunos recados.

Su carrera en el boxeo relajó bastante su implicación con este mundo de la delincuencia y de la droga. Sin embargo, durante su preparación para el combate por el título mundial comenzó a descuidarse. Surgieron algunos rumores acerca de su vida nocturna y de sus malas compañías. Aquel combate intercontinental se saldó con la derrota de Poli Diaz y con ella, inició un período de dos años sin competir profesionalmente.

Combate de Poli Diaz por el título mundial contra Pernell Whitaker

Durante este parón se gastó el dinero ganado en fiestas y en drogas. Y cuando volvió al boxeo, lo hizo contra rivales de menor entidad por la preparación física de Poli Diaz. En los últimos años de su carrera, el 'Potro de Vallecas' reconoció tener una adicción a las drogas por la que quedó arruinado, viéndose obligado a vivir en el poblado de la Rosalía, uno de los focos de venta de droga de Madrid.

Tras su retirada en 2001, el boxeador madrileño trató de abandonar las drogas reconociendo que este era el combate más duro de su vida. Pese a algunas recaídas, Poli Diaz aseguró estar rehabilitado. Tal era su momento físico, que había anunciado su vuelta al ring para el invierno de este año. Estos dos delitos de los que se acusa al histórico luchador complican considerablemente su retorno al cuadrilátero.

COMPARTIR: