23 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Laura Sanz Nombela deja tres hijos de entre 4 y 9 años de edad y había ido con su marido a la ciudad del Sena en un viaje romántico

Los restos de la española fallecida en París llegarán en las próximas horas a Burguillos de Toledo

La onda expansiva alcanzó y causó daños en numerosos edificios de la zona
La onda expansiva alcanzó y causó daños en numerosos edificios de la zona
Las autoridades españolas permanecen en París junto al marido de Laura Sanz Nombela y trabajando para acelerar la vuelta a casa del cadáver de la joven fallecida en su primer viaje al extranjero.

En Burguillos de Toledo todos esperan la repatriación de los restos de Laura Sanz Nombela, la española de 38 años fallecida este sábado tras una explosión de gas en una panadería de París. Se cree que llegarán este lunes. Falta solo la firma del juez, tras lo cual, el traslado a nuestro país será inmediato, según la Embajada española en la capital francesa, que está permanentemente encima del caso y apoyando a la familia de la joven.  

Laura es una de los cuatro fallecidos a consecuencia de la explosión de gas ocurrida el sábado pasado en una panadería de la calle de Trévise, en el distrito 9 de París. Dos de los restantes fallecidos son  bomberos que acudieron por el aviso de un fuerte olor a gas en la zona y el incendio en el local afectado, mientras que la cuarta es otra mujer localizada entre los escombros. Además, cerca de cincuenta personas han resultado heridas por la onda expansiva de la explosión que se extendió hasta 100 metros a la redonda. Entre esos heridos figuran también otros dos españoles, un hombre y una mujer, ahora hospitalizados.

Las autoridades francesas continúan investigando las causas del siniestro, que al parecer se inició con un fuego. 

Los daños fueron cuantiosos en unos 100 metros a la redonda del local donde se produjo la explosión, en el barrio 9 de París.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, así como el presidente regional, Emiliano García-Page; la alcaldesa de Toledo, ciudad donde trabajaba la fallecida, Milagros Tolón; y el Ayuntamiento de Burguillos de Toledo también han trasladado sus condolencias a los familiares de la española fallecida. Borrell ha indicado que la embajada española y el consulado están a disposición de los heridos y de los familiares de la fallecida.

El consul español estuvo acompañando al marido de Laura en el hospital, y estaba presente cuando fue comunicado el fallecimiento de la española.

Laura había viajado a París con su marido. Era un viaje sorpresa “de enamorados” que él preparó en secreto. La fallecida deja tres hijos huérfanos de entre 4 y 9 años. Era la primera vez que Laura Sanz Nombela salía de España. Era una joven muy querida en su pueblo y en su lugar de trabajo, un establecimiento de los supermercados La Despensa, en Toledo, donde era cajera.

La familia de la víctima se pregunta por qué no desalojaron la zona si había ese fuerte olor a gas en todos los edificios.

COMPARTIR: