22 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ricardo Costa, Francisco Correa, Álvaro Pérez "el Bigotes" y Pablo Crespo lo harán los días 28 y 29 de enero

Francisco Camps declarará en la Audiencia Nacional el 30 de enero como imputado por el contrato de Orange Market

Ricardo Costa y Francisco Camps.
Ricardo Costa y Francisco Camps.
El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha sido citado a declarar el próximo 30 de enero en calidad de imputado ante el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, para responder por el contrato adjudicado a Orange Market, empresa de la trama Gürtel, que fue contratada para la instalación del stand de esa comunidad autónoma en la edición de Fitur de 2009.

Francisco Camps está imputado en la Audiencia Nacional en la número 5 del conocido "caso Gürtel" desde el pasado 17 de diciembre de 2018 por los presuntos delitos de prevaricación administrativa y fraude a la administración, "sin perjuicio de que pudiera resultar su participación criminal en la adjudicación y/o pago de otras contrataciones irregulares que no hubieran prescrito".

El expresidente autonómico será uno de los últimos en declarar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 en esta nueva ronda de comparecencias por los contratos con Orange Market. Así, el 28 de enero pasarán ante el magistrado cinco testigos: el ex secretario general del PP valenciano Ricardo Costa; la exvicepresidenta de la Generalitat Paula Sánchez de León; la exjefa de prensa de Campos, Nuria Romeral; Juan Sanz, diseñador del stand de Fitur; y la exresponsable de ventas de Ciudad de las Artes y las Ciencias Alicia Verdú.

Francisco Camps, expresidente de la Generalitat de Valencia.

Al día siguiente deberán declarar ante el juez Concepción Godoy, directiva directiva de la fundación "La Luz de las Imágenes", y Vanessa Borrás, responsable del departamento de ventas de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Las dos acudirán en calidad de testigos. El mismo 29 de enero también será el turno de los primeros investigados: la ex directora general de Promoción Institucional de la Generalitat, Dora Ibars; el que fuera responsable de Orange Market, Álvaro Pérez, "el Bigotes"; y el líder de la trama Gürtel, Francisco Correa.

Para el día 30, el juez ha citado primero a Pablo Crespo, supuesto "número dos" de la trama, y Cándido Herrero, exgerente de Orange Market. Finalmente, el juez interrogará al expresidente valenciano.

La pieza de los contratos Orange Market es la quinta investigación que se abre contra Camps en relación con la trama Gürtel. En la primera, la llamada causa de los trajes, fue absuelto por un jurado popular.  Actualmente, dos juzgados valencianos lo investigan por la organización de la Fórmula 1 en Valencia -por los contratos y por la construcción del circuito-; en otro está imputado por la fundación que organizó la visita del Papa en 2006; y ahora esta pieza 5 de la Gürtel, en la Audiencia Nacional.

El juez De la Mata acordó imputar a Camps tras la reapertura de la investigación por orden de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, a raíz de las declaraciones que hicieron Ricardo Costa, Francisco Correa, Pablo Crespo y Álvaro Pérez en el juicio por la financiación ilegal de las campañas electorales del PP en la Comunidad Valenciana. Costa reveló que el PP valenciano se financió con dinero negro y que era Camps el que ordenaba adjudicar los contratos públicos a las empresas de la Gürtel.

Una vez conocidas estas declaraciones, la Fiscalía Anticorrupción pidió al juez reabrir la investigación de esta causa para Camps con el objetivo de saber si el entonces presidente valenciano "participó de modo decisorio" en la adjudicación a Orange Market, "presuntamente irregular".

En opinión del juez, resulta razonable y pertinente dirigir la investigación contra Camps a fin de determinar si está incluido entre las "primeras autoridades" que "pudieron participar de modo decisorio en la adjudicación aparentemente irregular del stand de grandes eventos de Fitur 2009 y si esta adjudicación pudo ser una forma de retribuir a esa sociedad por trabajos realizados realmente para el PP en la Comunidad Valenciana que estaban pendientes de cobro".

Álvarez Cascos niega haber ordenado contratar a Correa para Aena

Por otra parte, el exministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, negó el pasado lunes durante el juicio por los presuntos amaños de la contratación pública de Aena para beneficiar a la trama Gürtel, haber dado instrucciones para que las empresas de Francisco Correa obtuviesen las adjudicaciones para organizar la presencia de empresa aeroportuaria en eventos.

"Jamás he recomendado la contratación de nadie mientras fui responsable de algún área como ministro de España", ha dicho al tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ante la que declaró como testigo después de que la acusación popular ejercida por el grupo asesor Adade pidiese su comparecencia. Fue la segunda declaración que prestó Álvarez-Cascos en una vista oral relacionada con el caso Gürtel.

Álvarez-Cascos aseguró que él como ministro no tenía capacidad de decisión en materia de contratación porque Aena era un "ente público empresarial con personalidad jurídica propia y funcionamiento autónomo". Por ello, dijo que no se preocupó "por las actividades comerciales" de Aena. "Es una mancha en mi curriculum, lo reconozco", declaró.

La fiscal Anticorrupción, Concepción Nicolás, preguntó a Álvarez-Cascos sobre su relación con Francisco Correa -que acumula 70 años de prisión por otras piezas de la Gürtel, a los que se pueden sumar los 10 años que piden para él en este juicio- y dijo que lo conocía como organizador de los actos políticos para el PP organizando su actos políticos, así como de los viajes personales que contrató a su agencia Pasadena Viajes.

 

COMPARTIR: