21 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta ahora hay un detenido ingresado en prisión, Emilio "el loco" y su pareja África Fernández, está en libertad pero investigada

Novedades en el Crimen de Chapinería: Prolongan el secreto de sumario y citan a la otra hija

Emilio
Emilio "el loco", autor confeso del asesinato de su suegra en Chapinería.
El crimen de Chapinería (Madrid) donde Marisa, una mujer de 70 años fue asesinada y descuartizada por, presuntamente, su yerno Emilio "el loco", sigue adelante hacia el proceso de juicio por jurado popular, mientras el juzgado de Navalcarnero que instruye el caso ha solicitado nuevas diligencias como la declaración de la hija de la víctima que no está investigada en el caso, que será el 10 de noviembre, y prorroga el secreto de sumario hasta finales de este mes.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Navalcarnero ha señalado para el próximo día 10 de noviembre la declaración de María Luisa Fernández, una de las dos hijas de la mujer asesinada, Marisa de 70 años, en la localidad madrileña de Chapinería el fin de semana del 25 de julio de 2020. El yerno de la víctima, Emilio Ramos, alias "el loco", fue detenido e ingresó en la cárcel acusado del asesinato material de Marisa, a quien descuartizó y enterró en un paraje abandonado del mismo pueblo. Su pareja, África e hija de la fallecida, también está investigada en el mismo procedimiento.

Además de tomar declaración a María Luisa, constituida en acusación particular por el crimen de su madre, el mismo juzgado deniega la posibilidad de que África Fernández se persone también como acusación particular ya que figura en las diligencias como investigada. En este mismo auto del Juzgado, fechado el 28 de octubre, extiende el secreto de las actuaciones judiciales para todas las partes, excepto para la Fiscalía, durante otro mes, al menos hasta finales de noviembre. El juez también ha pedido a África, pareja de Emilio que deposite las llaves de la vivienda de Chapinería en el Juzgado, algo que había solicitado la representación de su hermana María Luisa, pero África ha explicado que todas las copias de las mismas obran en poder de los investigadores de la Guardia Civil.

Puestos en contacto con Juan Gonzalo Ospina,  de Ospina Abogados, que ejerce la acusación particular, ha declinado hacer manifestaciones de momento a este medio pero ha matizado su “respeto a la investigación judicial y al secreto de las actuaciones, y que se pueda salvaguardar al máximo en la medida de lo posible la intimidad y el duelo para la familia y mis clientes”.

África Fernández en una entrevista a Espejo Público, de Antena 3.

Actualmente, según pudo conocer elcierredigital.com la policía científica de la Guardia Civil estudia los restos en un pantalón vaquero, color gris, marca Shiny, de la talla 40. El juez autorizó a la Guardia Civil para que "se proceda al estudio y la recogida de muestras biológicas de carácter indubitado del pantalón vaquero de color gris, de la marca SHINY, de la talla 40, al objeto de búsqueda y extracción de los perfiles genéticos que pudieran contener la muestra y, en caso positivo, introducción en todas las bases para cotejo con personas y hechos relacionados, así como todas las muestras obtenidas en este caso".

Los investigadores solicitaron esta última diligencia al juez porque en el relato de los hechos que hizo Emilio "el loco", yerno de la víctima que reconoció el crimen, hay algunas cuestiones que no quedan suficientemente acreditadas ni claras, como el traslado del cuerpo y el posterior enterramiento. Mientras tanto, la defensa de Emilio "el loco" ha solicitado una prueba pericial de adicción a las drogas, diligencia que ha autorizado el juez así como que se aporte el historal médico y de salud mental del investigado por asesinato.

La casa que compartía la víctima con su hija y su yerno.

El juez ya envió a prisión comunicada y sin fianza a Emilio Ramos y África Fernández, yerno e hija de la víctima, respectivamente, por este crimen acusándolos de la autoría del mismo. Luego África Fernández logró salir en libertad con medidas cautelares. La calificación penal de asesinato del que son acusados por la Fiscalía podría variar a medida que avance la investigación, sobre la que se ha declarado el secreto de actuaciones y prorrogado hasta finales de noviembre

Descuartizada y enterrada

La mañana del 7 de agosto la Guardia Civil detuvo a Emilio, pareja de África, hija de Maria Luisa (Marisa), la mujer de 70 años que fue asesinada y descuartizada y cuyos restos fueron encontrados por un vecino a las afueras del pueblo. Lo hicieron después de que se verificase que el ADN de los restos encontrados correspondía con el de la víctima y tras realizar un registro en el domicilio donde los tres convivían.  El hombre de 38 años de edad, al que se le conoce como "el loco", fue el primer detenido y horas después también se produjo la detención de la hija de la víctima, África.

Según ha podido saber elcierredigital.com, Emilio  'el Loco', tiene antecedentes penales y reconoció desde el principio ser el autor material del macabro crimen ante el grupo de Homicidios de la Benemérita. El yerno de la mujer asesinada es un expresidiario que habría salido en libertad hace poco tiempo y que mantenía una turbulenta relación con su suegra.

Ahora la investigación intentar aclarar el posible móvil del crimen y la fecha exacta del asesinato. Las primeras indagaciones apuntan a que los hechos se habrían producido durante el fin de semana del 25 de julio, ya que la mujer llevaba casi quince días sin aparecer por el pueblo. Por su parte, la hija de la víctima, se negó  a declarar ante los investigadores amparándose en su derecho legal a no hacerlo.

Antes de su confesión como autor material del crimen, Emilio llevaba ya horas en los calabozos de la Comandancia de Tres Cantos, a los que fue trasladado ante el riesgo de fuga y tras hallar claras evidencias en su contra. Concretamente, se encontró sangre en la tela del sofá de la vivienda y una herramienta con restos biológicos que podría ser el arma del crimen.

La víctima, Marisa, con quien mantenía una tensa relación su yerno, y su pareja África habían comenzado a compartir domicilio con la víctima hacía unos tres meses en esta localidad madrileña. Según relató la hija de la víctima en televisión antes de ser detenida, los tres se encontraban bebiendo esa fatídica noche cuando ella decidió irse a dormir, "quedando en el salón Marisa y su yerno", según sus primeras declaraciones a la prensa. 

El crimen quedó encubierto hasta que el perro de un vecino de esta localidad madrileña, de apenas 2.300 habitantes, encontró los restos medio desenterrados de una mujer. Según trascendió, el cuerpo de Marisa se encontró repartido en algunas bolsas enterradas en la calle Camino de las Maderas del pueblo. Las extremidades quedaron a la vista, algo que podría deberse o a un mal enterramiento o a que algún animal encontró y desenterró parte de los restos del cuerpo.

 
 
COMPARTIR: