25 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La multinacional Grupo Restalia, que lidera José María Fernández Capitán, "podría estar suministrando carne con la fecha de consumo preferente pasada"

'100 montaditos', 'The Good Burger' y 'La Sureña': Investigados por estafa al consumidor y organización criminal

/ Establecimiento '100 Montaditos'.
La Justicia investiga al dueño del grupo Restalia, José María Fernández Capitán, junto al entramado de empresas que forman las filiales de la empresa '100 Montaditos', 'The Good Burger' y 'La Sureña' por estafar presuntamente a decenas de franquiciados en España, donde, al parecer, se les suministraba "carne caducada" y les ofrecían "un modelo de negocio que prometía unos beneficios irreales".

El Juzgado de Instrucción número 52 de la Comunidad de Madrid investiga en Madrid al Grupo Restalia, de José María Fernández Capitán, donde se encuentran las filiaciones de 100 Montaditos, La Sureña y The Good Burger. Y es que se han abierto diligencias contra 29 sociedades vinculadas, a raíz de una denuncia presentada por presuntos delitos de estafa a decenas de franquicias por toda España, por organización criminal, coacciones y delitos informáticos.

Tal como ha adelantado la agencia Efe, todo ha comenzado por una denuncia presentada por el despacho de Rafael Franco Abogados, donde además se incluyen a 24 responsables de la firma de restauración, como asesores, directores y administradores. La acusación considerarla al grupo Restalia como una corporación que comete delitos y estafas continuadas gracias a un vacío legal.

A esto se suma que se cometían graves infracciones contra los consumidores, a los que se les daba carne en pésimas condiciones, caducada y sin homologar, lo que supone un “grave riesgo para la salud pública”.

El Juzgado, por el momento, se encuentra a la espera del informe de los peritos correspondientes. Por su parte, Restalia ha comunicado, tras hacerse pública la investigación, que de momento momento la sociedad “no tiene constancia ni ha recibido denuncia ni citación alguna” y se encuentra bajo “la absoluta tranquilidad de haber actuado de manera transparente y acorde a los contratos y acuerdos con sus franquiciados en todos sus términos y condiciones (...) En sus 22 años de historia, la compañía no se ha enfrentado a procedimientos penales y cumple, rigurosamente, la regulación vigente”, han explicado.

La denuncia contra Restalia implica a 31 establecimientos franquiciados que se corresponden con las marcas The Good Burger, 100 Montaditos, La Sureña y Sureña Blue situadas en diferentes regiones de nueve comunidades autónomas que, según el escrito, han sufrido un “perjuicio inicial” económico que asciende a  19,7 millones de euros.

Su "modus operandi"

A parte de las acusaciones por el estado de sus alimentos, que suponen un delito de salud pública, la denuncia señala una grave acusación contra el modelo de franquicia que operaba en el grupo Restalia -arquetipo de negocio que ya ha sido investigado en EEUU-, por el que la empresa capta a socios para aumentar sus franquicias a través de beneficios irreales imposibles de llevar a cabo. 

El escrito que denuncia al grupo Restalia explica que se encargaban de "la captación indiscriminada de nuevos franquiciados" y "se les ofrecía una información precontractual engañosa y con ocultación de datos y elementos esenciales de la franquicia (...) y se les ofrecía toda una suerte de ventajas y garantías de éxito (alta rentabilidad, pronta recuperación de la inversión inicial, mejores precios de la mercancía) que resultan falsos".

Establecimiento "100 montaditos"

Así, se encargaban de abrir locales destinados al fracaso a través de la firma de contratos con un modelo de negocio que resultaba poco factible y no ofrecía beneficios. Por tanto, consideran a la entidad como una  “organización criminal” que, a través de un servicio de 780 establecimientos, actuó “con engaño suficiente y bastante” hacia los asociados, donde muchos de ellos se vieron sumergidos en una “ruina económica”.

Denunciados por “suministrar carne caducada” 

El documento contra Restalia les acusa de "que podrían estar suministrando carne con la fecha de consumo preferente pasada", donde habrían corrompido los certificados de la fecha de consumo límite que presentan los productos. Al parecer, se vendía no sólo carne caducada sino que que también se ha distribuido carne baja en grasas como si fuera carne de mayor calidad, una convencional, estafando a los clientes ofreciéndoles productos de baja calidad.

100 MONTADITOS VIA BERGOGNOGNE 24, Milán - Zona 6 - Fotos, Número de  Teléfono y Restaurante Opiniones - Tripadvisor

"100 montaditos".

Estas deficiencias suponen un grave riesgo para la salud pública y para los consumidores, ya que se les estaría suministrando productos en condiciones no adecuadas, con una fecha de caducidad ya vencida y sin ser un material correctamente homologado.

Según añade la denuncia, "los productos no solicitados por ellos, cambiando el código por otro producto, a requerimiento de la organización criminal. Si Restalia le solicita que sirva a los franquiciados producto caducado, lo hacen sin preguntar”.

COMPARTIR: