21 de septiembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Otro incendio similar en un negocio de esta zona playera ha alarmado a los empresarios de la Costa del Sol ante posibles ataques de las mafias

El incendio que sufrió en Marbella el chiringuito de María Bravo, la ex de Bruce Willis, pudo deberse a un ajuste de cuentas

María Bravo
María Bravo
Las investigaciones sobre el incendio que redujo a cenizas el chiringuito playero de la empresaria María Bravo en Marbella apuntan a que podría tratarse de un ajuste de cuentas o de un método de coacción por parte de las mafias que controlan el negocio nocturno de la Costa del Sol. El incendio presuntamente provocado en otro negocio de la zona ha avivado esta línea de investigación.

Las investigaciones sobre el incendio que asoló el chiringuito playero de María Bravo, Playa Padre, apuntan a que pudo deberse por un ajuste de cuentas. El incendio provocado se desató el pasado lunes 11 de febrero y desde el principio la Policía y los Bomberos tuvieron claro que era intencionado.

Ahora, tras un segundo incendio en la misma playa con las mismas connotaciones, fuentes policiales apuntan que se trataría de un ajuste de cuentas o de un aviso a navegantes por parte de ciertas mafias que controlan los negocios playeros en la Costa del Sol.

El segundo chiringuito reducido a cenizas ha sido Bounty Beach, que, aunque no ardió en su totalidad, como en el caso anterior, si sufrió daños de importancia. El suceso se produjo en torno a las 14:30 del 18 de febrero. El parque de bomberos de San Pedro Alcántara recibió a esa hora el aviso del incendio de un restaurante.

Los efectivos desplegaron un dispositivo formado por un vehículo autoescala y tres autobombas. A su llegada, comprobaron que las hamacas que se encontraban apiladas en el exterior del local estaban ardiendo. También resultó afectado parte del techo. La Policía Nacional investiga las causas que originaron el fuego del restaurante, que estaba cerrado al público. Fuentes de Bomberos confirmaron que quedó sofocado en poco más de media hora.

Bounty Beach, segundo chiringuito en arder en Marbella. 

La popular filántropa no se ha pronunciado sobre éstas tesis de la investigación, aunque si ha agradecido las muestras de solidaridad que ha recibido a través de las redes sociales.

Playa Padre se inauguró en el verano de 2017 con la actriz Pamela Anderson como madrina. La invitada a la apertura del verano pasado fue nada menos que la actriz canadiense Katheryn Winnick, una de las protagonistas de la televisiva serie Vikingos. El chiringuito de María Bravo estuvo abierto al público hasta octubre de 2018, aunque volvió a funcionar excepcionalmente en la noche de fin de año. Bravo, así mismo, había anunciado que el chiringuito retomaría su actividad en la próxima Semana Santa. El chiringuito funcionó el año pasado hasta octubre y aunque abrió excepcionalmente para Nochevieja estaba previsto que retornara a la actividad a partir de la próxima Semana Santa.

Las peculiares circunstancias que rodean a este incendio provocado como el que un segundo negocio haya sido víctima de otra acción similar tienen preocupados a los empresarios de la zona que temen que la violencia y los métodos de coacción vuelvan a instalarse en la Costa del Sol como en sus peores momentos.

De Málaga a Hollywood

María Rosario Bravo Novio nació en Málaga el 18 de octubre de 1967. En su adolescencia en la Costa del Sol estudió baile flamenco y jazz. En 1987 se trasladó a Madrid para buscar un futuro diferente al que sus modestos orígenes sociales le auguraban. Pronto una relación sentimental cambió sus objetivos. En 1990 se casó con un banquero lo que hizo que se trasladara a vivir a los Estados Unidos.

María Bravo durante su matrimonio con Bruce Willis / Europa Press

Durante la década que duró su primer matrimonio trabajó puntualmente como bróker, y también como actriz, realizando pequeñas intervenciones en el cine. Una de ellas fue en Two Much, de Fernando Trueba, la película en la que se conocieron Melanie Griffith y Antonio Banderas, también malagueño como ella, y con el que mantiene desde entonces una estrecha amistad.

Fue en el año 2000, pocos meses después de enviudar de su primer marido, cuando se produjo el salto a la fama de María Bravo gracias a su relación sentimental con el actor americano Bruce Willis, que en esos momentos acababa de protagonizar un turbulento divorcio con Demi Moore, con la que había formado una de las parejas más populares de Hollywood en los años noventa.

Gracias a Willis, Bravo protagonizó muchas portadas a ambos lados del Atlántico y se convirtió en una más dentro de la elitista colonia hollywoodiense, algo que no cambió tras romper en 2004 su relación con el protagonista de La jungla de cristal. Unos años más tarde María se casó por segunda vez. En esta ocasión fue con Jean Dousset, descendiente de Louis Cartier, con el que se instaló en una mansión en Los Ángeles que se haría tan popular como ella gracias a ser uno de los escenarios del reality Casadas en Los Ángeles, donde la malagueña mostraba su día a día en la ciudad californiana y a su círculo de amistades.

Global Gitf, su éxito solidario

Ese mismo año, se divorció de Dousset, e intensificó su amistad con la actriz Eva Longoria con la que acabaría fundando su exitosa ONG Global Gift. También en un principio se unió a ellas Antonio Banderas. Esta Fundación se define como “una organización filantrópica sin ánimo de lucro que tiene como objetivo crear un impacto positivo en la vida de niños, mujeres y familias que se encuentren en situación de necesidad”.

“Ayudamos a cubrir las necesidades básicas en la vida de grupos vulnerables mediante la creación de campañas, alianzas de colaboración con embajadores y grandes marcasy entidades beneficiadas e instalaciones que permitan un impacto de transformación social” apuntan en su página web.

La Fundación es conocida principalmente por organizar galas solidarias en lugares como Marbella, Mallorca o Madrid. La más popular, la Starlite de Marbella, fue la que provocó en su organización la ruptura momentánea entre Antonio Banderas y María Bravo. Ahora mismo, Starlite se ha convertido en un festival de música que atrae a artistas de renombre mundial, mientras que Bravo y Longoria siguen en Global Gift con sus galas solidarias.

Con el tiempo, María Bravo y Banderas han limado asperezas y han seguido con su amistad, aunque mantienen proyectos solidarios diferentes. Bravo se mostró contundente en su momento. “Global Gift no nació para organizar conciertos, nuestro objetivo es distinto”, aseveró. "Con Antonio no hay problemas. Somos adultos y sabemos los que queremos, que no busquen morbo donde no hay”, especificó.

María Bravo y Eva Longoria / Europa Press

En los últimos tiempos Bravo se ha convertido en una de las filántropas más populares en el ámbito latino de Estados Unidos e, incluso, se ha involucrado en la vida política del país, declarando en los medios que es seguidora de Hillary Clinton y del Partido Demócrata.

Tras su ruptura con el interiorista Nicolás Escámez, ahora María vuelve al primer plano de la actualidad por esta desagradable noticia: el incendio presuntamente provocado que ha reducido a cenizas su chiringuito playero, un punto de inflexión en su carrera exitosa. 

COMPARTIR: