25 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El exfiscal jefe de Derechos Humanos Fidel Jaramillo cree que esta medida del líder Lasso “traslada la lucha contra la delincuencia a la ciudadanía”

Situación crítica en Ecuador: Crímenes, corrupción y permiso a civiles para que usen armas

El Cierre Digital en Guillermo Lasso.
Guillermo Lasso. / Presidente de Ecuador.
Ante el aumento de crímenes en Ecuador, el presidente Guillermo Lasso ha decretado el estado de excepción en una zona del país y ha adoptado tres medidas. Una de ellas es la autorización a civiles a usar armas para defenderse. Una decisión que ha sido alabada, pero también muy criticada. El exfiscal jefe de Derechos Humanos Fidel Jaramillo explica a elcierredigital.com que esta nueva medida implica “trasladar la lucha contra la delincuencia a la ciudadanía”.

Robos, narcotráfico, corrupción asesinatos… Ecuador se enfrenta en los últimos tiempos a estos problemas, que han visto multiplicadas sus cifras. Difícil escenario bajo el gobierno del conservador Guillermo Lasso (del partido Movimiento CREO), que tomó el cargo hace apenas dos años y ya se enfrenta a un juicio político para su destitución.

Un contexto que los ecuatorianos viven con incertidumbre. “Estamos en una especie de ciudad gótica en la que uno se desconecta dos horas de las noticias, prende de nuevo el ordenador y hay nuevos muertos, un decreto nuevo o algo grave ha pasado”, confiesa en una conversación con elcierredigital.com el exfiscal jefe de Derechos Humanos Fidel Jaramillo Paz y Miño, quien fue destituido con el cambio de gobierno.

La última medida polémica que ha impulsado Lasso tiene que ver con el incremento de asesinatos en el país. El presidente ha decretado, durante 60 días, el estado de excepción en la zona 8 ­—que incluye las ciudades de Guayaquil, Durán y Samborondón—. Este estado de excepción incluye un toque de queda de 1.00 a 5.00 de la madrugada, la autorización para usar aerosoles de gas pimienta y lo más controvertido de todo: se admite la tenencia y porte de armas “de uso civil para la defensa personal”.

“El mayor miedo es hoy sentirse inseguro. Por eso anunciamos tres medidas inmediatas en esta cruzada por tu seguridad para combatir al mayor enemigo que tenemos, que es la delincuencia, el narcotráfico y el crimen organizado”, explicó Lasso cuando anunció las citadas medidas. Sin embargo, según indica el exfiscal Jaramillo a elcierredigital.com, la medida del porte de armas lo que hace es “trasladar la lucha contra la delincuencia directamente a la ciudadanía”. “Inclusive en un primer tuit que sacó el mismo presidente, que después borró para corregirlo, ponía: ‘La guerra entre ustedes y el narcotráfico’”, añadía Jaramillo.

El porte de armas “traerá más violencia”

Según expresa el exfiscal a elcierredigital.com, esta medida particularmente “es un fracaso absoluto del gobierno” que, “evidentemente, no va a ayudar en nada a luchar contra la delincuencia”. “Lo que traerá es lo que ha sucedido en los demás países en donde se permite el porte de armas. Más violencia, incremento inclusive en los suicidios a nivel de niños, niñas y adolescentes. Incremento en los feminicidios también. Básicamente nos están dando armas para que nos matemos entre nosotros. Es un fracaso anunciado, explícito del Estado, que no traerá, ni de cerca, obviamente las consecuencias que se buscan”, sostiene Jaramillo.

Pintada que puede verse en las calles de Ecuador.

En un intento por regular esta nueva medida, el decreto ha especificado como requisitos tener al menos 25 años, un certificado de prueba psicológica, haber superado un examen toxicológico, otro certificado de destreza en el manejo y uso de armas —que tendría que ser emitido por el Ministerio de Defensa Nacional— y no tener antecedentes ni de violencia de género, ni intrafamiliar ni tener sentencias condenatorias por comisiones de delitos.

La medida, tomada para “combatir” el aumento de crímenes del país, es vista por unos como una medida necesaria y, por otros, como un error. Según comenta Jaramillo a elcierredigital.com “hay mucha gente que sí que está a favor. Porque se pensarán que se puede regular esto, que se puede ser estricto en los permisos que se necesitan para poder portar armas. Pero claro, no tienen en cuenta la realidad en la que vivimos en Ecuador. En el Ecuador actual todo se puede conseguir con tramitador, por debajo de la mesa. En las propias cárceles, las personas privadas de libertad están armadas hasta los dientes con fusiles. Si ellos han podido meter fusiles de asalto a las cárceles, qué podremos hacer los que estamos en libertad”, informa el exfiscal.

Unos 17 asesinatos diarios y un escándalo de corrupción

Según informan medios locales, desde 2021 —primer año de gobierno de Lasso— la tasa de homicidios y los casos de narcotráfico han crecido. Concretamente el narcotráfico ha experimentado un aumento de más de 400 toneladas de cocaína en dos años. Por su parte, este 2023 ya se han registrado más de mil asesinatos en todo el país. La zona que ha sufrido el estado de excepción acumula prácticamente la mitad de muertes de todo el país. Las cifras de marzo de este mismo año establecen una media de 16 asesinatos diarios.

Fidel Jaramillo Paz y Miño afirma que este nivel de asesinatos y violencia nunca se ha visto en el país, que “siempre fue conocido como una especie de isla de paz, mientras en el resto del continente siempre fue una cuestión más violenta”.

Según los datos que se conocen, tal y como afirma Jaramillo, este aumento de crímenes tendría que ver con “tratos que ha tenido el Gobierno con la mafia albanesa. En Ecuador es un tema absolutamente nuevo y, por lo que se sabe, los operativos son dirigidos a ciertos grupos antisociales. Es una especie de contubernio entre el gobierno y ciertas mafias. Están acomodando las fichas hasta que quede uno al mando”.

Aunque no se conoce el año exacto de llegada de las mafias albanesas en Ecuador, datan su asentamiento aproximadamente en el año 2008. Los medios locales afirman que son los encargados de muchas de las operaciones de narcotráfico del país.

De hecho, el escándalo en el que se ha visto involucrado el presidente Lasso tendría que ver con estas mafias y uno de los sucesos más recientes del país. Rubén Cherres y otras tres personas fueron halladas muertas y torturadas en una vivienda en Punta Blanca. Cherres llevaba desde enero en busca y captura por unos negocios turbulentos con Danilo Carrera, cuñado del actual presidente. Además de estos negocios, los investigadores pensaban que el fallecido, de 63 años, también tenía conexiones con el narcotráfico y la mafia albanesa.

Rubén Cherres.

A este suceso, que tuvo lugar el viernes, se le unía en los últimos días la renuncia del ministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Holguín, y algunos de los múltiples hechos violentos que asolan al país. Una cabeza de un hombre hallada en Esmeraldas y un vigilante de una joyería al que secuestraron y pusieron un chaleco bomba son algunos de ellos.

Para Fidel Jaramillo, la medida que permite el porte de armas a civiles teniendo en cuenta este contexto de violencia, es “una medida adicional que intentan poner para intentar calmar las aguas” pero que no cree “que les sirva de mucho”. “El daño va a estar hecho porque nos vamos a quedar ya con el libre porte de armas y alguno ya va a correr a armarse. En el futuro no creo que esto se sostenga. Me imagino que cuando llegue un gobierno serio nuevamente estos decretos, estas leyes, tendrán que ser derogadas”, concluye.

COMPARTIR: