22 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Mueve más de 500 millones de euros y muchas empresas se aprovechan de la economía sumergida relacionada con el turismo sexual

La otra cara del Mobile World Congress: prostitución, coches piratas, subida de precios hoteleros y alquileres ilegales

El Mobile World Congress abre sus puertas hasta el jueves
El Mobile World Congress abre sus puertas hasta el jueves
Existe una cara oculta en el Mobile World Congress donde el turismo sexual y las actividades ilegales predominan en una Barcelona que rompe moles durante una de las ferias tecnológicas más importantes de Europa. Prostitución, coches 'pirata' y comisiones ilegales por desplazamientos, afloran en la economía sumergida de la Ciudad Condal, que factura más de 500 millones de euros por este Congreso pionero en en las nuevas tecnologías y telefonía móvil.

Estos días está teniendo lugar en Barcelona el Mobile World Congress, una de las ferias tecnológicas más importantes de Europa que atrae a una gran cantidad de público y, con ello, mucho dinero que se mueve no solo en el mercado legal sino también en los más diversos tentáculos de la oscuridad.

Se estima que la Ciudad Condal percibe más de 500 millones de euros en global. Pero, a pesar de suponer un incremento en el comercio local y las inversiones en la economía catalana, hay una cara oculta donde el placer y la ilegalidad van unidos de la mano y protagonizan el lado más oscuro de esta feria, que desde este lunes y hasta el jueves tiene lugar en los recintos de Gran Via y Montjuïc y La Farga de L'Hospitalet de Llobregat.

Prostitutas que se mueven en la ilegalidad, coches ‘pirata’ y taxistas que cobran comisiones a los hoteles o a las empresas que ofertan servicios sexuales por desplazamientos, son la parte de lo que no se ve en los medios. A pesar de ello, hay empresas que se niegan a llevar a cabo este tipo de actividades y prefieren mantener en buen lugar su imagen, pero son otras muchas las que ven en estos días una ocasión importante para hacer negocio.

La MWC dejará miles y miles de euros en dinero B en toda la zona de influencia de la Ciudad Condal. La mayor parte del público que asiste a esta feria está formado por hombres, lo que supone un nicho de mercado y una oportunidad única para los clubes de alterne de Barcelona, que se encuentran próximos a las zonas donde tiene lugar el evento. Y es que, casi una treintena de establecimientos, entre clubs y salas de masajes, están concentrados en la zona alta de Barcelona: en l’Esquerra de l’Eixample, Sant Gervasi y Les Corts.

La demanda de sexo pagado aumenta durante la celebración del Mobile World Congress y para cubrirla es habitual que se desplacen chicas de toda España, incluso de Europa, para tratar a un público conformado principalmente por ejecutivos. El precio puede rondar de los 300 euros a 500 euros por una hora "de amor". Pero la demanda de sexo suele ir acompañada de alcohol, por lo que muchos pisos "de masajes" habilitan salas para responder a este tipo de necesidades.

Cualquier observador que contemple con atención el paisaje, puede ver como furgonetas con cristales tintados y de matrícula alemana circulan estos días por las calles de la Barcelona. Algunas de las empresas de transporte que operan en la zona contratan a jóvenes chóferes para que acompañen a sus clientes del hotel a la feria, de la feria al ocio y del ocio al hotel. Los conductores pueden llegar a llevarse entre 500 y 600 euros por un cliente que pagará 4.500 por una noche, pero lo normal es que reciban 50 euros por cliente.

Y al hilo de este tipo de actividades, va unido el de los coches piratas que ofrecen servicios de desplazamiento cobrando comisiones a las empresas de servicios sexuales o a los hoteles para el transporte de los ejecutivos y de las chicas de compañía.

Pisos piratas

El ingente público que viene a Barcelona para disfrutar de la feria de la telefonía móvil, también incrementa el número de alojamientos, no sólo en hoteles y apartamentos turísticos. Esta oportunidad hace que muchas empresas suban el precio de sus habitaciones o se incremente el alquiler de habitaciones de forma desmesurada. Todo para generar unos ingresos extra aprovechándose de sus nuevos inquilinos.

De este modo, también se puede ver como algunos propietarios deciden subirse al negocio y convertir sus pisos en apartamentos ilegales, sin licencia para alojar a los turistas del MWC. Sin duda, el Mobile World Congress supone un nicho de mercado importante para la economía sumergida que tiene que ver con el placer y el ocio, del que disfrutan los/as  ejecutivos/as que se asientan en la Ciudad Condal durante estos cuatro días.

COMPARTIR: