22 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Más de 700 agentes desplegados realizaron una cuarentena de registros en viviendas con narcotraficantes principalmente dominicanos

El mayor golpe de los Mossos d’Esquadra a la red de "narcopisos" establecida en el barrio del Raval en Barcelona

Los Mossos d'Esqueadra en la intervención de uno de los 'narcopisos'
Los Mossos d'Esqueadra en la intervención de uno de los 'narcopisos' / Twitter @Mossos
La policía autonómica catalana ha desplegado a 700 agentes por el distrito de Ciutat Vella con el fin de acabar con la estructura narcotraficante que asola el barrio barcelonés del Raval. Durante la mañana del lunes hubo más de 40 registros y varios detenidos

Los Mossos d’Esquadra asestaron un gran golpe en la mañana del lunes a la mayor banda dedicada a la venta de droga en Barcelona. Los Mossos en cooperación con la Guardia Urbana, desplegaron poco antes de la 7 de la mañana un macrooperativo contra los ‘narcopisos’ en el barrio del Raval, en el distrito barcelonés de Ciutat Vella.

En este despliegue participaron más de 700 agentes de la policía autonómica. El principal objetivo de la redada fueron los ‘narcopisos’ regentados por traficantes dominicanos. Según informes de los Mossos, la investigación pudo llevarse a cabo gracias a un trabajo ‘’intensivo’’ que realizaron durante más de dos años en los interiores del distrito.

En este tiempo los agentes han querido desentrañar quién dirige estos pisos dedicados a la venta de droga, principalmente cocaína, que llevan más de un año silenciando a los vecinos del barrio y contribuyendo a unas estadísticas delincuenciales desorbitadas, pues el índice de criminalidad en Barcelona ha subido en un 19%. En el marco de la operación ‘Bàcar’ se realizaron varias detenciones y más de cuarenta registros en los ‘narcopisos’, principalmente en el Raval, aunque también irrumpieron en viviendas de Poble Sec, Nou Barris y Badalona.

Narcos procedentes de República Dominicana

Las investigaciones, coordinadas por el Juzgado de Instrucción número 27 de Barcelona, comenzaron hace más de un año cuando los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana detectaron que bandas lideradas por narcos dominicanos habían ganado presencia en la ciudad condal.

Estos grupos provocaron que la violencia aumentase en el barrio. Incluso los investigadores atribuyeron a estas bandas el asesinato de un hombre a base de navajazos en los bajos de un piso en la calle Groc en el barrio Gótico.

La División de Investigación Criminal de los Mossos asumió la investigación en su totalidad, en la cual los agentes intervinieron los teléfonos de varios sujetos sospechosos, con el fin de determinar la estructura de mando de los traficantes dominicanos, que distribuían cocaína, heroína y otras sustancias.

Mossos_Raval_2

El amplio dispositivo que han desplegado los Mossos | Twitter @Mossos

Desde que saltó a la palestra este fenómeno conocido como los ‘narcopisos’, los cuerpos policiales han entrado en 196 domicilios, 82 de ellos en el Raval. A estas cifras hay que sumar los 23 registros que se realizaron el lunes en el barrio, donde también los agentes entraron en 17 viviendas de traficantes y otros puntos de organizaciones previamente investigadas en Poble Sec, Nou Barris, Badalona y en otras localidades del área metropolitana.

Los vecinos, ahora un poco más seguros

La gente que vive en el Raval ha recibido la noticia sobre esta operación policial con esperanza, después de haber exigido durante meses una mayor intervención de los cuerpos de seguridad.

Ángel Cordero, representante de Acció Raval, reconoció en declaraciones para El Periódico, estar ‘’esperanzado’’. La policía autonómica realizó un mapa de los ‘narcopisos’ y entró en todos excepto en dos, aseguró Cordero. Incluso los agentes llegaron a irrumpir en pisos donde los vecinos desconocían que se traficaba con droga.

Tras la entrada de los policías, el siguiente paso será intentar que estos pisos no vuelvan a ser ocupados ilegalmente por traficantes. Para ello, los mossos se pusieron en contacto con los propietarios de las viviendas que debían hacerse cargo cuanto antes del piso. Un claro ejemplo ha sido el caso del propietario del narcopiso del entresuelo 4º del número 17 de la calle Sant Climent, al que una llamada de los Mossos le hizo salir de la cama esta madrugada.

COMPARTIR: