01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A través de sus empresas tapadera vendía tres kilos de cocaína al día repartidos en más de diez puntos de venta

Cae Sergio Rodríguez "El Verdura”, un poderoso narco argentino que se camuflaba como policía en Buenos Aires

Sergio Rodríguez, alias
Sergio Rodríguez, alias "El Verdura"
Las autoridades argentinas han detenido al narco Sergio Rodríguez, alias "El Verdura". Suyos eran los territorios de Almirante Brown y Esteban Echeverría, pero finalmente el narco terminó entregándose después de que toda su familia, su amante y hasta su abogado fueran detenidos. Sus socio eran un criminal peligroso conocido como “El Chueco” y se paseaba con un vehículo policial con matrícula falsa con el fin de pasar desapercibido.

Se acabó la vida delictiva de “El Verdura” uno de los narcotraficantes más peligrosos y más buscados en la ciudad de Buenos Aires (Argentina). Su verdadero nombre es Sergio Rodríguez y se encontraba ya solo ante el peligro, sobre todo después de que su esposa, amante, hijo, hermano, suegro y hasta su abogado fueran detenidos. Además, toda su banda había caído.

Era un fugitivo en el punto de mira, ya que había conseguido escapar tres veces en los últimos años, incluso con la ayuda de la Policía. Pero, esta vez, al verse solo y sin margen, decidió entregarse ante Federico Villena, el juez federal que lo estaba buscando. El poder de “Verdura” era casi inquebrantable, ya que en su poder tenía imágenes del magistrado que lo buscaba e incluso llamo a los padres de uno de los policías que le investigaba para amenazarlos.

La operación que ha terminado con el arresto de Sergio Rodríguez hay también 20 detenidos. La banda de “Verdura” actuaba con complicidad policial en las zonas de Almirante Brown y Esteban Echeverría. Su negocio se basaba en la venta de tres kilos de cocaína al día repartidos en más de diez puntos de venta.

El narco actuaba usando población en riesgo de extrema marginalidad. Utilizaba chicos adictos a los que le pagaba con droga y a sicarios que custodiaban el negocio para que nadie le robara. De hecho, hay escuchas de la investigación donde se jactaban de tirotear a un vendedor o de incendiarle la casa a otra víctima.

“Infiltrado” en la policía

Cuando los agentes registraron la casa de Sergio Rodríguez encontraron ocho kilos de cocaína, 300.000 pesos (más de 4.300 euros), 2.000 dólares y varias armas como una pistola Beretta 9mm, una Taurus 40 y una Glock 40. Pero, lo más impactante que encontraron los efectivos policiales fue la gran cantidad de artículos policías que “Verdura” tenía. Entre los artículos hallados había chalecos, chaquetas, gorras, botas, guantes, esposas y luces de sirenas azules.

Mas allá del vestuario, el narco tenía atemorizado a mucha gente. Sergio Rodríguez infundía mucho respeto y hasta los policías le tenían miedo, a los cuales tenía coaccionados. “Llegaba con armas y chalecos antibalas y los sacaba a tiros. Si ese método no servía, los delataba a la policía”, señalaba un agente que trabajó en su investigación.

material_confiscado_verdura

Material incautado por las autoridades argentinas

Durante la primera vez que fueron a por él, la Policía se dio cuenta enseguida de que tenía a varios de sus agentes trabajando para “Verdura”, el cual había instalado un circuito cerrado de televisión en la calle que lo ponía en alerta de todos los movimientos que sucedían alrededor de su casa. El bagaje de aquella operación se saldó con la huida del criminal y la detención de varios agentes corruptos.

En la segunda intervención, Rodríguez consiguió escaparse de nuevo utilizando el sótano para después saltar una reja y meterse en un todoterreno 4x4 donde lo esperaban. Al huir por caminos de tierra a la Policía se le hizo imposible alcanzarle.

La tercera redada se dio el 14 de febrero. Aquel día, los agentes involucrados en el caso llegaron a su casa en la calle Zapiola en Monte Grande con grupos especiales, pero no lo encontraron. A quien si pudieron detener fue a la esposa, la amante, el hijo, el suegro, el cuñado y el hermano. Dos abogados, de los cuales uno era expolicía, también fueron arrestados.

Negoció su detención

Al estar solo, sin casi nadie en quien apoyarse, el narco decidió entregarse, pero poniendo sus propias condiciones. Una de ellas fue que el juez encargado de su causa, Federico Villena, estuviera presente durante su arresto, ya que tenía miedo de que la Policía lo matara. Tras ser detenido, Rodríguez confesó que ganaba 2 millones de pesos a la semana (28.800 euros), aunque se cree que podría haber ganado mucho más.

detencion_serguo_rodriguez_el_verdura

Momento de la detención de "El Verdura"

Antes de ser llevado ante la Justicia, “Verdura” contaba con socios que le ayudaban en su negocio. Entre ellos estaba la figura de Adrián Pastor “El Chueco”, acusado de vender drogas en la localidad de Don Orione y en Esteban Echeverría.

El colega de Rodríguez llegó a afirmar en una ocasión que “El Perro (“Verdura”) es muy peligroso. Si tiene que matar, te mata. Mató a mucha gente. Si lo traicionas, te mata”. Incluso, en la foto de perfil de WhatsApp del poderoso narco aparecía una imagen de Don Corleone y su estado rezaba: “Nunca muerdas la mano que te da de comer”.

COMPARTIR: