25 de marzo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Prosiguen las declaraciones en el Juzgado de Violencia de Género número 6 por el caso de César Román, acusado del asesinato de Heidi Paz

Dos exparejas y una testigo presencial pondrán en jaque este martes al Rey del Cachopo ante la jueza María del Carmen Gamiz

César Román, el Rey del Cachopo.
César Román, el Rey del Cachopo.
Este martes la titular de Violencia contra la Mujer del Juzgado número 6 de Madrid, María del Carmen Gamiz, retomará las declaraciones de varios testigos fundamentales en la instrucción del denominado caso del "Rey del Cachopo", César Román, acusado del asesinato en agosto del pasado año de Heidi Paz. Por el juzgado pasarán diez nuevos testigos: varios socios de Román, dos de sus anteriores parejas, un amigo, un exnovio de Heidi y una testigo que vio arrastrar una maleta cargada por la calle.

La jueza, María del Carmen Gamiz Valencia, ha citado a declarar para este martes a otros diez nuevos testigos: Celestino Martínez, Julio Alfredo Ortiz, Natividad Rodríguez, Hai Hong Zou, Rafael Emilio Palencia, Adrián Iscu, Sara Lacorte, Juan Miguel Moreno, Raúl Inestroza e Israel Montero.

Durante esta comparecencia, se pretende que todos los testigos se ratifiquen en sus anteriores declaraciones durante la fase de Instrucción. Así, Celestino Martínez, apoderado de las empresas y de los cuatro restaurantes de Román, explicará que sólo César tenía llaves de la nave donde se descubrieron los restos de Heidi Paz. Después entrará en la sala Julio Ortiz, para decir que era propietario del 15 por ciento de las sociedades de Román y ratificar lo mismo que dijo Martínez sobre las llaves del local.

Heidi Paz en algunas fotos de su Facebook.

Luego será el turno de Natividad Rodríguez, pareja de César Román durante 15 años, y madre de la única hija del Rey del Cachopo, la persona que lo denunció por malos tratos. Su testimonio podría resultar demoledor para Román porque relataría episodios de la vida en común que muestran a su expareja como "violento y controlador".

Otro de los declarantes, José Miguel Moreno, extrabajador de Román y actual propietario de un restaurante, ratificará su extrañeza porque Román tuviese una novia mulata, como Heidi, "ya que todo el mundo sabía que César era racista", un extremo que ya señaló en su anterior declaración Juan Miguel Moreno, empresario restaurador con quien Román mantenía contacto. 

Una china, testigo presencial y un exnovio


Sin duda, unos de los testigos de cargo, más importante del martes será el testimonio de Hai Hong Zou, la propietaria de un bazar chino en la misma calle donde vivía Román y que vio a éste arrastrando una maleta de grandes dimensiones, en la que presuntamente transportaba los restos de Heidi Paz. Luego vendrá Rafael Emilio Palencia, detective contratado por Román para vigilar a su expareja, Natividad. Este deberá ratificar que sólo logró cobrar mil euros del Rey del Cachopo y le dejó a deber otros 900 euros por unos seguimientos realizados entre diciembre de 2016 y octubre de 2017.

Tras de esta declaración será el turno para Adrián Iscu, un operario de mantenimiento de origen rumano, contratado hasta el 25 de julio de 2018, que tenía llaves del garaje de la nave de la calle Sebastián Gómez 3, pero que declarará que no funcionaban la última vez que fue porque Román las habían cambiado.

Luego será el turno de Sara Lacorte, última pareja de Román antes de Heidi, que relatará casos de malos tratos de César a sus perros, llegando a decir que "entre septiembre de 2018 y marzo de 2018, murieron tres perros de los que tenía", también afirmará tener "miedo" de las reacciones violentas de César Román.

El final judicial del día, si hay tiempo para escuchar tantos testimonios, será para dos de los amigos de la víctima, Heidi Paz: Raúl Inestroza, amigo también de Gloria, la madre de la hondureña, e Israel Montero, con quien la joven asesinada mantuvo una relación.

Raúl Inestroza relató anteriormente durante la instrucción que "él tenía celos de mi y Heidi, cuando bailábamos juntos, aunque ella me confirmó que estaba enamorada de César". Según su declaración,  Román conocía la tendencia sexual de Inestroza y no tenía motivos para sospechar.

Una de las últimas personas que tuvo relación con Heidi fue Israel Montero Gil, tal y como adelantó Elcierredigital.com en su día. Este joven, residente en la localidad madrileña de Sevilla la Nueva, explicó en su anterior declaración que ambos mantuvieron una relación sentimental entre noviembre de 2016 y mayo de 2017, que dejaron porque sólo se veían un día a la semana. En enero de 2018 los jóvenes volvieron a quedar y ella le dijo "que estaba saliendo con un chico llamado Álvaro". En junio de 2018 la pareja volvió a quedar "para bañarse en mi piscina" y ambos pasaron la noche juntos.  Luego, Israel la llevó en coche hasta Vallecas, donde la dejó y vio por última vez.

Después de estos testimonios, hay previsto otras dos jornadas más declaraciones judiciales los días 5 y 12 de febrero. Y luego, en teoría, el caso quedaría ya visto para su vista oral ante un juzgado popular.

COMPARTIR: