09 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Ayuntamiento de la Ciudad Condal confirma que entre enero y junio recibió a 12.332 personas de este país latinoamericano

La avalancha de solicitantes de asilo venezolanos satura los servicios sociales en Madrid y Barcelona

Oficina saier en Barcelona
Oficina saier en Barcelona / Ayuntamiento de Barcelona
Varias personas se congregan en fila frente a una puerta identificada como SAIER del Ayuntamiento de Barcelona. Jóvenes, adultos, familias con niños; los perfiles son variados, pero todos tienen algo en común, están solos en un país distinto. Dirección de Servicios de Atención y Acogida a Inmigrantes (SAIER) es una institución del Ayuntamiento de Barcelona que apoya a inmigrantes sin recursos recién llegados. Aunque está diseñado para atender a cientos de personas, este año se ha desbordado.

Están desbordados. Lo confirman fuentes de Ayuntamiento de la Ciudad Condal, que explican que entre enero y junio, la oficina recibió a  12.332 personas. A este paso, el consistorio prevé un aumento de casi 2.000 nuevas atenciones al cierre del año, un aumento que se ha convertido en común los últimos cinco años.

El perfil que más ha aumentado: los solicitantes de asilo. Según datos ofrecidos por el saier, 5.624 personas con perfil de solicitante de protección internacional han sido atendidos por este servicio. Un aumento de más del 40% del total. En 2018, los solicitantes de asilo representaron el 30% de los atendidos, ahora el aumento ha sido tan exponencial que las previsiones sitúan este porcentaje en 53% a cierre de 2019, es decir, uno de cada dos extranjeros que llegan a Barcelona provienen de países en conflicto.

El responsable de Derechos de la Ciudadanía e Inmigración, Marc Serra, asegura que Barcelona “quiere consolidarse como una ciudad de acogida de refugiados”, además, considera que “es una obligación desde el punto de vista de los derechos humanos. No obstante, según los propios datos del Ayuntamiento, el aumento de personas en situación de necesidad es “importante”.

El consistorio explica que “el último año Barcelona ha experimentado un incremento muy importante de las necesidades de alojamiento de emergencia y atención sanitaria, psicosocial y legal a personas migrantes y solicitantes de asilo”. Además confirma la existencia de muchos niños y adolescentes entre los usuarios atendidos.

“El número de menores atendidos en núcleos familiares con perfil refugio ha llegado a ser en el mes de junio de 1.304 niños y jóvenes, un incremento del 50% respecto a los datos del mismo período de 2018, cuando había 870 menores en núcleos familiares", aseguran desde el Consistorio.

Algunos solicitantes de ayuda terminan durmiendo en la calle por la saturación de servicios sociales.

Aunque las fuentes consultadas no han hablado de saturación en los servicios de Barcelona, algunos usuarios preguntados por este diario comentan que es muy difícil conseguir atención debido al alto volumen de personas que acuden diariamente.

Por otra parte, en el Ayuntamiento de Madrid, la historia se repite. Desde el Consistorio de la capital aseguran que el aumento de personas que son atendidas por los servicios sociales madrileños es considerable. Además, reconocen que el mayor aumento se produce debido a la cantidad de perfiles de solicitante de asilo.

“Nosotros damos atención no solo a personas en necesidad, sino también a los extranjeros que llegan en situación de vulnerabilidad” explica un técnico municipal, quien añade que “los posibles solicitantes de asilo deben ser atendidos por el Ministerio de Trabajo y Migración" y que, sin embargo, la carga ha recaído en los entes municipales.

En julio de 2019, el delegado del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, José Aniorte, reprochó al Ministerio de Trabajo y Migración que ordenara a los servicios sociales de la capital atender a los solicitantes de asilo que lleguen al aeropuerto de Barajas.

“El problema es que la mayoría de los imigrantes llegan a España a través del aeropuerto Madrid Barajas, los últimos años el número de solicitantes de asilo se ha incrementado en casi todo el país y el Ayuntamiento no puede hacerse cargo”, explica este cargo municipal.

Los venezolanos lideran las solicitudes de ayuda

El aumento del número de venezolanos en España es una situación conocida en las principales ciudades. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, el número de venezolanos en el país ha superado los 100.000, más del doble que hace 5 años. No obstante, algunas organizaciones de asistencia aseguran que el número de nacidos en el país sudamericano podría llegar a los 350.000.

De igual modo, en el caso de Barcelona, el Consistorio asegura que, continuando con la tendencia del último año, las nacionalidades con más personas atendidas en el SAIER son Venezuela (1.845 personas), Colombia (1.623 personas), Honduras (1.062 personas), Georgia (821 personas) y Marruecos (803 personas).

Grupo de venezolanos en el centro de Madrid.

Mientras, las fuentes del Ayuntamiento de Madrid explican que la mayoría de los solicitantes de ayuda con perfil de asilo son de esa nacionalidad. “Latinoamérica, especialmente Venezuela, constituye la principal fuente de migración en España. Aunque la mayoría vienen a España con familiares y amigos y conocidos o redes de contactos, no es el caso de todos”.

El Ayuntamiento de Madrid ha pedido colaboración a las autoridades estatales en materia de migración y refugio para hacer frente al aumento de solicitantes de asilo.

COMPARTIR: