15 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Bajo el lema "nada que celebrar" han protestado en Madrid para exigir su dimisión por no poner soluciones al conflicto laboral

Los sindicatos de prisiones abuchean y pitan al ministro Grande-Marlaska en la celebración de su patrona La Mercè

Los sindicatos de prisiones Acaip, UGT, CSIF Y CCOO se han manifestado este martes 24 de septiembre frente al Ministerio de Sanidad por el conflicto entre los funcionarios de los centros penitenciarios y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior. En la protesta han abucheado y pitado al ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska.

Lo han hecho aprovechando la celebración de la patrona de la institución penitenciaria, Nuestra Señora de la Merced, bajo el lema “nada que celebrar”. Desde los sindicatos denuncian “un gran déficit de funcionarios tanto a nivel nacional, más de 3.000, como a nivel local, que tienen que afrontar centros masificados con cifras de internos muy por encima del número para los que fueron diseñados”.

Desde Acaip Huelva, indican que “contamos con alrededor de 50 efectivos menos entre los dos centros existentes. Lo cual supone un grave problema de seguridad para los propios trabajadores como para los internos y sus familiares”.

Asimismo, señalan como los culpables de esta situación al Secretario General Ángel Luis Ortiz y al ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, al que acusan de estar “negando el pan y la sal a los funcionarios de prisiones rechazando una justa subida salarial”, puesto que “a otros colectivos pertenecientes al mismo ministerio sí la han tenido (Policía Nacional y Guardia Civil)”.

También denuncian que “el gobierno actual rechaza realizar cambios legales para nuestro reconocimiento como Agentes de la Autoridad”, una reclamación que llevan pidiendo años para que las agresiones a funcionarios no queden en meras sanciones y tengan consecuencias penales.

Además, piden modernizar la regulación actual del medio penitenciario, a la que definen como “anticuada y decimonónica” y señalan “que no está acorde con la realidad de los nuevos puestos de creación, que no están recogidos ni en la Ley Orgánica ni el Reglamento Penitenciario”. En este sentido, también solicitan que “las leyes y reglamentos penitenciarios no sean subvertidos por instrucciones y ordenes departamentales”.

COMPARTIR: