11 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se presentó voluntariamente en la Fiscalía de Menores tras volver de Francia para prestar declaración sobre la agresión sexual

Cae otro miembro de la manada de Alicante: el adolescente magrebí ingresa en un centro de menores

El Departamento de Nuevas Tecnologías de la Guardia Civil está analizando los móviles de los menores, / Europa Press.
El Departamento de Nuevas Tecnologías de la Guardia Civil está analizando los móviles de los menores, / Europa Press.
El juzgado ha decretado el ingreso en un centro de menores en régimen cerrado para el cuarto adolescente presuntamente implicado en la agresión sexual a una chica, también menor de edad, ocurrida en julio de 2018 en una localidad de la comarca alicantina de la Marina Alta y denunciada el pasado mes de marzo. El menor ha regresado de Francia, país al que se había marchado con sus padres por otros motivos hace unos meses.

El adolescente se presentó voluntariamente este miércoles en Fiscalía de Menores por estos hechos para prestar manifestación, esto es, sin que hubiera sido previamente detenido por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. El menor acudió a declarar acompañado de su padre y su letrado y la autoridad judicial decretó su ingreso en un centro de menores en régimen cerrado.

Según informó la pasada semana la Guardia Civil, la menor víctima de la supuesta agresión sexual contó a responsables del instituto en el que estudiaban que tenía un problema con compañero del centro, que le estaba amenazando con difundir un vídeo, aunque no llegó a contar su contenido.

Posteriormente, el pasado febrero, la orientadora del centro escolar se entrevistó nuevamente con la menor y, en esta ocasión, sí que le contó la totalidad de lo ocurrido en julio de 2018 cuando fue agredida sexualmente por los cuatro compañeros. Días después, la víctima presentó una denuncia ante la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación y detuvo el 5 de marzo a tres de los cuatro menores supuestamente autores de los hechos, ya que el cuarto residía en Francia desde finales del pasado año 2018.

Los hechos ocurrieron una tarde del mes de julio de 2018, en una zona de descampado, próxima al cementerio de Pego. La víctima y una amiga fueron a dar una vuelta con cuatro chicos, de origen magrebí, a los que conocían por ser todos compañeros de instituto.

En un momento dado, la amiga de la víctima se tuvo que marchar y ella se quedó a solas con los supuestos agresores, quienes le obligaron a desplazarse hasta un descampado próximo, lugar en el que se produjeron los hechos denunciados, de acuerdo con el instituto armado.

Uno de los detenidos por la agresión múltiple.

Lo sucedido fue puesto en conocimiento de la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación mediante el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Xàbia. La denuncia fue formalizada finalmente por la víctima el 1 de marzo, y dio como resultado la detención, el 5 de marzo, de tres de los cuatro menores, supuestamente autores de los hechos.

Análisis del contenido de los móviles

Los otros tres menores, que sí que fueron detenidos, declararon en sede policial, asistidos de letrado y acompañados de sus representantes legales. El Departamento de Nuevas Tecnologías de la Guardia Civil está analizando el contenido de los teléfonos móviles intervenidos a los menores, al objeto de comprobar la existencia de posibles grabaciones de video sobre estos hechos.

Esos tres chicos ya comparecieron ante el juez de Menores de Alicante, que decretó su internamiento, en régimen cerrado, en diferentes centros, así como la prohibición de aproximarse a la víctima y de contactar con ella por cualquier medio.

Durante este tiempo, el cuarto menor estaba intentando ser localizado en Francia. Finalmente, este miércoles se presentó en Fiscalía de Menores y también se ha decretado su ingreso en un centro igualmente en régimen cerrado.

COMPARTIR: