22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Tenía problemas económicos con la administración e intentó después suicidarse

Un Ayuntamiento de Segovia sufre un ataque con una bombona de butano por un hombre que pretendía hacerla estallar

Un TEDAX realizando un simulacro
Un TEDAX realizando un simulacro
La Policía Nacional de Astorga (León) detuvo al presunto autor de intentar volar el Ayuntamiento de Santo Tomé del Puerto (Segovia) con una bombona de butano el pasado fin de semana. Al no explotar el artefacto, el individuo calcinó dos vehículos especiales para la reforestación y, finalmente. amenazó con suicidarse

Durante el fin de semana del 20 al 21 de octubre, el presunto autor de los hechos decidió llevar a cabo su plan contra el Ayuntamiento segoviano, motivado por importantes deudas económicas. El artefacto que utilizó para el intento de atentado contra el edificio municipal consistía en una bombona de gas butano que tenía el regulador abierto y a la que le acopló una mecha de antorcha de unos dos metros, que estaba iniciada en uno de sus extremos y consumida parte de ella. Por causas técnicas esa “bomba casera” no llegó a explosionar. El individuo colocó la bombona en el interior del Ayuntamiento de Santo Tomé del Puerto, concretamente en la primera planta del edificio, al que el autor había accedido tras forzar la puerta.

Ante esta situación, efectivos del TEDAX de la Guardia Civil se desplazaron al lugar y, tras el examen pericial del artefacto, trabajaron para determinar las causas por las que no llegó a alcanzar el grado de inflamabilidad adecuado, a pesar de contar con todos los elementos necesarios para provocar la explosión. Esto habría provocado una onda de presión que habría causado graves daños en la estructura del edificio, desplazamiento y derribo de tabiques. Según los especialistas, el hecho de haber accionado algún interruptor de luz, podría haber servido como iniciador para inflamar la mezcla gas-aire, con el consiguiente resultado de lesiones o muerte de las personas afectadas.

Tras la no explosión de la bombona, el autor fue a calcinar dos vehículos especiales de marca Komatsu, que se encontraban realizando labores de reforestación en las inmediaciones de la estación de esquí de La Pinilla. Las dos máquinas, que superan los 60.000 euros, quedaron totalmente inservibles. Después de prender fuego a los aparatos, el autor del atentado fallido le hizo saber al dueño de las máquinas los delitos que había cometido y  su intención de suicidarse.

La Guardia Civil de Segovia activó un dispositivo urgente de búsqueda junto con el Cuerpo Nacional de Policía de Astorga (León), donde vive el presunto autor. El Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia y Equipo de Investigación de la Compañía de Sepúlveda coordinaron la localización del autor de los hechos y solicitaron la colaboración a la comisaría de la Policía Nacional en Astorga para que interviniera en la detención.

El hombre fue localizado en uno de los domicilios que tenía en la ciudad y fue detenido inmediatamente como presunto autor de un delito de daños y estragos. Por la información facilitada por el detenido y las sospechas de que pudiera tener algún otro artefacto o material explosivo se solicitó la colaboración del equipo de TEDAX-NRBQ de la Comisaría Provincial de León, que se desplazó a la localidad para la realización de la inspección del vehículo del detenido, siendo intervenidas dos garrafas de gasolina y una de cloroformo.

El detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Sepúlveda (Segovia), que ha ordenado su ingreso en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Segovia.

COMPARTIR: