22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los hechos se produjeron entre los años 2015 y 2017 en la localidad vallisoletana de Villafranca del Duero

Confirman la pena de más de 112 años de cárcel para un padre que violó y dejó embarazadas a sus dos hijas menores de edad

La Audiencia de Valladolid ha ratificado la sentencia.
La Audiencia de Valladolid ha ratificado la sentencia.
La sentencia desestima el recurso presentado por la defensa del acusado, residente en Villafranca de Duero (Valladolid) y ratifica su condena de 112 años y medio de cárcel por ocho delitos de agresión sexual sobre sus hijas, de 15 y 16 años cuando ocurrieron los hechos, tres de maltrato habitual y dos de maltrato.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha confirmado la pena de 112 años y medio de prisión, impuesta por la Audiencia de Valladolid, a un padre que violó en repetidas ocasiones a dos de sus hijas, ambas menores de edad y las dejó embarazadas a ambas.

Además de violar a sus hijas, el acusado también maltrataba a su pareja de manera habitual y a otro hijo de ambos, delitos por los que también ha sido condenado.

La sentencia del Alto Tribunal desestima el recurso presentado por la defensa del acusado y ratifica su condena por ocho delitos de agresión sexual sobre sus hijas, de 15 y 16 años cuando ocurrieron los hechos, tres de maltrato habitual y dos de maltrato.


El acusado residía en la localidad pucelana de Villafranca de Duero.

El condenado, Petrica C., era vecino de Villafranca de Duero (Valladolid) y cometió la violaciones entre 2015 y 2017. Cuando se confirmó que sus hijas estaban embarazadas, ambas abortaron tras presentar una denuncia el 15 de junio de 2017.

La primera violación se produjo en 2015 y la víctima fue su hija de 15 años, a la que Petrica C. violó y propinó golpes en una nave de la localidad de San Clemente, en Cuenca. Después la amenazó con que si contaba lo ocurrido, la mataría. Desde entonces, las violaciones a sus dos hijas fueron constantes allá donde se encontraran hasta la primavera de 2017.

Este padre no solo violaba a sus hijas, además lo hacía con mucha violencia, golpeándolas y amenazándolas, y no dudaba en inventar viajes 'innecesarios' para que sus hijas le acompañaran y pudiera violarlas sin ser descubierto.

 
COMPARTIR: