21 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El fallecido, un repartidor, quiso dejar la relación con su presunta homicida porque su anterior novia espera un hijo suyo para marzo

Los celos provocaron que Sandra, de 18 años, apuñalara y matara en Ibiza a su pareja, Eloy, trece años mayor que ella

Eloy y Sandra, su presunta asesina.
Eloy y Sandra, su presunta asesina.
Una discusión por celos acabó el pasado martes con la vida de Eloy, un repartidor de 31 años. Su novia Sandra, de 18 años, apuñaló y mató a "su chico", con el que apenas llevaba saliendo unas semanas en el municipio ibicenco de Saint Josep. La presunta homicida pinchó tres ruedas del coche de Eloy en un arrebato de ira antes de apuñalarlo en el pecho y esconderse en un pinar, donde fue detenida por la Guardia Civil que la encontró llorando.

La mañana del pasado martes Sandra S., una joven de 18 años, apuñaló, presuntamente, a su novio Eloy Vicent, de 31 años, causándole la muerte tras una discusión por celos en una calle del municipio ibicenco de Sant Josep.

Varios testigos presenciaron cómo la joven comenzó a rajar las ruedas del coche de su víctima y cuando éste intervino para apaciguarla, la chica lo apuñaló en el pecho. Varias personas que se encontraban en la calle sobre las 11 de la mañana llamaron al servicio de Emergencias 112 de Baleares, que acudió a los apartamentos Don Pepe, en la calle Es Codolar, en el municipio ibicenco de Sant Josep, donde vivían la víctima, repartidor de oficio, y su agresora desde hacía dos meses, o donde al menos pasaban mucho tiempo juntos, un aspecto que aún se desconoce con exactitud.


Eloy en un selfie subido por él mismo a una conocida red social.

Cuando la ambulancia y la Policía local, junto con la Guardia Civil, llegaron al lugar del suceso encontraron al hombre herido, cerca de su coche con las ruedas pinchadas, pero la presunta homicida había huido. Los agentes iniciaron entonces la búsqueda de la joven y un policía local la localizó «escondida entre pinos» y llorando. Cerca de allí también hallaron una navaja de pequeñas dimensiones. A continuación, la Guardia Civil procedió a su detención y la joven fue trasladada a los calabozos ibicencos de Can Sifre.

El principal testigo para los investigadores es el propietario del inmueble que escuchó durante la mañana del martes la discusión por celos entre Silvia y Eloy. Según la declaración del testigo, ella le quitó el móvil y bajó a la calle armada con un cuchillo y pinchó hasta tres ruedas del coche del joven, un Volkswagen de color azul, amenazando con matarlo. Cuando Eloy intentó que Sandra parase, lo apuñaló varias veces en el pecho.


El fallecido en una foto antigua.

Eloy Vicent ingresó en el hospital de Can Misses a la una y media de la tarde, aunque horas después falleció. Los amigos del asesinado no se ponen de acuerdo en si la presunta homicida mantenía una relación sentimental estable con su víctima o si, por el contrario, tenían encuentros esporádicos. Según los investigadores, "estable o no, lo cierto es que ambos dormían juntos prácticamente todos los días. No obstante, la joven continuaba viviendo con sus padres en Es Canar, otra zona de Ibiza", indican.

Según ha podido saber Elcierredigital.com, Eloy quiso dejar la relación con Sandra tras el breve espacio de tiempo que llevaban juntos. Se da la circunstancia de que el fallecido iba a ser padre en el mes de marzo, ya que su exnovia Noemí está embarazada.


Noemí y Eloy en una foto de enero de 2018.

Noemí M. es de de Palma de Mallorca, y tras la ruptura cortó toda comunicación con él y su familia. La policía judicial de la Guardia Civil de Ibiza se hizo cargo de las pesquisas de este homicidio. Ahora, es el juzgado de Instrucción número 1 de Ibiza, en funciones de guardia, quien se ha hecho cargó de la investigación de este caso. Todos los testigos fueron interrogados ayer por la Guardia Civil, al igual que la presunta homicida.

COMPARTIR: