19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La acusación pide cuatro años de cárcel para cada uno de los agentes de la policía autonómica vasca

Seis ertzainas se sientan este lunes en el banquillo por la muerte de Iñigo Cabacas, el aficionado del Athletic que murió por el disparo de una pelota de goma en 2012

Iñigo Cabacas
Iñigo Cabacas
Los agentes se sentarán en el banquillo acusados de matar al aficionado del Athletic a causa de una pelota de goma disparada en 2012. El juicio se prolongará hasta el 9 de noviembre y habrá más de cien testigos

Seis ertzainas se sientan este lunes en el banquillo de los acusados por causar supuestamente la muerte Iñigo Cabacas, el joven aficionado del Athletic que murió en 2012 tras recibir el impacto de una pelota de goma en la cabeza en los aledaños del viejo estadio de San Mamés. Cuatro años de prisión es lo que podría recibir cada uno de los agentes a los que se les acusa de homicidio con imprudencia grave. El juicio se prolongará hasta el 9 de noviembre, en el cual prestarán declaración más de cien testigos, que estaban presentes el día que falleció Cabacas.

La acusación la lleva a cabo la abogada de la familia del fallecido, Jone Goirizelaia, mientras que la Fiscalía solicita la libre absolución, pues considera que no existió delito alguno durante a actuación de la ertzaina.

El joven resultó herido de gravedad el 5 de abril de 2012 por la noche, debido a una carga realizada por la Policía autonómica por los incidentes que se produjeron en Bilbao al término del partido entre el Athletic y el Schalke 04 de la Europa League en el antiguo San Mamés. Iñigo Cabaco murió cuatro días después en el Hospital de Basurto.

Este lunes tienen que declarar los seis acusados, mientras que el martes hablarán los testigos. En los próximos once días declararán aquellas personas que estaban en la zona el día de los hechos, incluso números ertzainas. El 8 de noviembre empezará la prueba pericial.

También está previsto que declaren ocho agentes de la Policia Nacional, a los cuales se les encargó una reconstrucción de los hechos ocurridos en un callejón de la calle María Díaz de Haro de Bilbao.

Por su parte, el Ministerio Público no sabe quien efectuó el disparo de la pelota de goma que golpeó a Iñigo Cabacas, lo que le causó ‘’un traumatismo craneoencefálico que provocó su fallecimiento’’.

Homicidio imprudente

Además de solicitar cuatro años de pena para cada uno de los agentes, Jone Goirizelaia también pide la inhabilitación especial para el ejercicio de su profesión y la prohibición de acercarse a los padres de Iñigo, Manuel Cabacas y Fina Liceranzu.

Los padres de Iñigo Cabacas, Fina Liceranzu y Manuel Cabacas

La acusación particular destaca en su escrito que los disparos que se hicieron aquella noche fueron "en condiciones que infringen los más elementales principios básicos de actuación". La abogada, que hace poco concedió una entrevista, pidió que ‘’se aclare todo de verdad y que se haga justicia’’.

Una acampada para reclamar justicia

Amigos y familiares de Iñigo Cabacas comenzaron ayer una concentración a las 19:00 horas en los Jardines de Albia con una vigilia incluida que va a durar hasta que empiece el juicio.

El domingo también se hizo un llamamiento a toda la ciudadanía para que el que quisiera pudiera acercarse a los Jardines Albia a partir de las 8:00, hora en la que está prevista otra concentración permanente hasta las 12:00.

Por su parte, el Sindicato Langile Abertzaleen Batzordeak (LAB), adscrito a la izquierda abertzale, exigió durante el fin de semana ‘’responsabilidades penales y políticas".

COMPARTIR: