22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La rápida actuación de los agentes allí destinados permitió evacuar con éxito a todo el personal e incluso a parte de la Delegación vecina de Bulgaria

La Embajada de España en Argelia en alerta: Una fuga de gas obliga a evacuar todo el edificio oficial

Exclusiva
Una fuga de gas a las puertas de la residencia del personal no diplomático de la Embajada de España en Argelia ha obligado a evacuar a todas las personas que se encontraban en su interior. La Policía Nacional allí destinada también ha procedido al desalojo de un edificio colindante perteneciente a la Embajada de Bulgaria, cuyo embajador también fue rescatado. La Embajada de Bulgaria ya ha remitido un comunicado agradeciendo la labor profesional de los agentes.

Los hechos ocurrieron en la noche de ayer cuando, cerca de la una y media de la madrugada, una tubería de gas reventó en el edificio en el que reside el personal no diplomático de la Embajada de España en Argelia. Un testigo de los hechos relata a este medio que la magnitud de la fuga era tal que “pensábamos que se trataba de un escape de agua, sonaba como una turbina de avión y se escuchaba a bastante distancia”.

La fuga se produjo en un lugar próximo a la puerta principal del edificio, de cinco plantas, por lo que las Fuerzas de Seguridad tuvieron que hacer uso de una escalera que les permitiera escalar hasta el muro que da acceso a la residencia colindante, que pertenece a la Embajada de Bulgaria. La Convención de Viena prohíbe la entrada sin autorización a otras embajadas, no obstante, ante el peligro inminente, la rápida actuación de la Policía Nacional destinada en Argel permitió evacuar con éxito a los cerca de 30 residentes que habitan en el edificio.

También se procedió al rescate de las personas que en ese momento se encontraban en el interior del edificio gubernamental búlgaro, un bloque de viviendas que consta de siete plantas y en el que, además, también residen niños, muchos de los cuales tuvieron que ser sacados en brazos porque "se encontraban en estado shock". Una intervención complicada a la que debe sumársele el apremiante riesgo de explosión, la falta de luz y las barreras idiomáticas. Durante la operación, un policía resultó herido

Después de evacuar ambos edificios y cuando la situación se creía ya bajo control, personal de la secretaría de Rumen Petrov, el embajador de Bulgaria, advirtió a los cuerpos de seguridad españoles de la imposibilidad de localizarlo. La policía se dirigió entonces a su residencia privada, un inmueble situado en una colina cercana al lugar, y procedió a su evacuación. Una intervención que también se llevó a cabo con éxito y tras la cual todos los afectados fueron puestos a salvo en la residencia del embajador español en Argelia, Fernando Morán Calvo-Sotelo, un complejo situado a unos 800 metros en el que, además del embajador, también reside el personal diplomático.

El embajador español en Argelia, Fernando Morán Calvo-Sotelo. 

La fuga finalmente fue reparada y todos pudieron volver a sus casas cuando ya habían pasado cerca de cinco horas desde el suceso.

La Embajada de Bulgaria ya ha remitido un comunicado agradeciendo la labor profesional de la Policía Nacional de España en la evacuación de sus conciudadanos, una misiva en la que además agradece al embajador español su consideración a la hora de refugiarlos en su casa.

COMPARTIR: