16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El atracador rumano está acusado ahora de delitos de trata de personas y fue localizado y detenido en la ciudad de Braila

Detienen en Rumanía a un "quebrado", fugado de una prisión madrileña durante un permiso

El arrestado fue descubierto en el marco de una investigación contra una organización criminal rumana dedicada a la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual. Una vez localizado, y con la colaboración de la Agregaduría Interior de Rumanía en España, se ha tramitado la correspondiente Orden Europea de Detención y Entrega para su detención.

Agentes de la Policía Nacional han participado en la detención de un ciudadano rumano que se encontraba fugado de la justicia española. El arrestado fue descubierto en Braila (Rumanía) en el marco de una investigación contra una organización criminal rumana dedicada a la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual. Tras su localización, y con la colaboración de la Agregaduría interior de Rumanía en España, se ha tramitado la correspondiente Orden Europea de Detención y Entrega para proceder este miércoles a su detención.

 Un agente de Policía Nacional.

La localización del "quebrado" como se denomina en argot policial a quienes huyen de la cárcel aprovechando un permiso se ha llevado a cabo en el marco de una investigación que la Policía Nacional desarrollaba contra una organización criminal rumana que, presuntamente, se dedicada a la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual. Los agentes detectaron que uno de sus miembros tenía una reclamación judicial en vigor ya que, tras un permiso, no regresó al centro penitenciario de Madrid donde cumplía condena por un delito de robo y tenencia ilícita de armas.

Condenado por atracar una joyería

El detenido cometió un atraco en una joyería de Madrid en 2012. Tras acceder al establecimiento exhibiendo una pistola, amenazó a una empleada para que le diera las joyas y, antes de huir con el botín, disparó en varias ocasiones contra el dueño. Tras una investigación, fue detenido por los agentes de la Policía Nacional y condenado a cinco años y siete meses pero años después, y aprovechando un permiso, no regresó al centro penitenciario por lo que se activó la correspondiente reclamación judicial.

Colaboración con la Agregaduría interior de Rumanía

Una vez localizado en Braila (Rumanía), los agentes contactaron con el Juzgado de lo Penal nº 2 de Madrid para que tramitase la correspondiente Orden Europea de Detención y Entrega y, con ayuda de la Agregaduría interior de Rumanía en nuestro país se consiguió ejecutar la orden. El fugado fue detenido por agentes del Servicio Territorial de Investigación Criminal de Braila para su entrega a la Policia Nacional.

COMPARTIR: