24 de mayo de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hasta el lugar han acudido once dotaciones del Samur-Protección Civil, de la Policía Municipal de Madrid y trece vehículos de Bomberos

Una explosión de gas destroza una planta entera de un edificio de Vallecas y causa 16 heridos leves

El edificio siniestrado.
El edificio siniestrado.
Dieciséis personas han resultado heridas leves, una de ellas por quemaduras no graves, en la explosión ocurrida este mediodía en un edificio del madrileño distrito de Puente de Vallecas, ha informado una portavoz de Emergencias Madrid. Hay cinco inmuebles afectados y en el edificio de la deflagración no hay riesgo de colapso aunque hay vigas dañadas.

La explosión ha destrozado minutos después de las 13 horas de este viernes dos pisos de la última planta de un inmueble situado en las confluencias de la avenida de Pablo Neruda con la calle San Claudio. Hasta el lugar han acudido once dotaciones del Samur-Protección Civil, de la Policía Municipal de Madrid y trece dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Los sanitarios, que han instalado un Puesto Médico Avanzado en el lugar de los hechos, han atendido por el momento a varias personas por crisis de ansiedad, a otras de pequeños traumatismos provocadas por caídas de cascotes y una con quemaduras leves. Se trata de una señora de edad avanzada, que ha sido trasladada en ambulancia al Hospital Gregorio Marañón. También ha sido evacuado un joven de 20 años por contusiones a la Clínica La Moncloa.

La deflagración ha provocado numerosos daños materiales a los coches aparcados cerca y al edificio implicado. Así, han desaparecido parte de la fachada y las ventanas de la planta 12, donde se produjo la explosión. Los pisos de la planta inferior también ha sufrido importantes daños. Los Bomberos siguen revisando tanto el edificio afectado, así como lo colindantes. Están valorando los daños y sobre todo asegurando la zona. Siguen revisando uno por uno los pisos por si hubiera alguna persona que necesitara ayuda, han señalado las mismas fuentes.

El concejal presidente de los distritos de Puente y Villa de Vallecas, Francisco Pérez, ha indicado que el suceso se ha debido a una explosión de gas y que en la zona ha habido varias obras de instalación de gas recientemente. El concejal delegado de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha acudido también a la zona.

El Ayuntamiento de Madrid además ha puesto en marcha el Protocolo de Incidencias Complejas (PIC) y ha envidado a la zona a técnicos municipales y al Samur Social para dar vivienda a las personas afectadas que lo necesiten. Los vecinos del edificio han sido desalojados y la Policía Nacional y Municipal han acordonado la zona para facilitar el trabajo de los equipos de emergencia.

No podrán regresar a casa

Un total de 78 familias que residen en el edificio de la calle San Claudio, en el barrio madrileño de Vallecas, que ha sufrido la explosión, no podrán volver a sus casas este viernes ni el sábado, dado que los bomberos deben asegurar el inmueble, por lo que se les ofrecerá por parte del Samur Social un alojamiento alternativo en el caso de que lo necesiten. No obstante, se les ha permitido acceder a sus domicilios a recoger las pertenencias que estimasen necesarias.

La calle quedó cortada tras la espectacular explosión.

En total, se han visto afectados cinco inmuebles y han resultado dañados también vehículos por los cascotes desprendidos. Los bomberos del ayuntamiento ahora medirán la estructura para garantizar que no se genera riesgo de colapso, pues hay viga y estructura dañada por la explosión.

El lunes días 8 hay prevista una reunión a las siete de la tarde entre los vecinos en la Junta Municipal de Vallecas y todo apunta a que no podrán volver a sus casas hasta dentro de un mes. 

Con respecto al origen de la explosión, se ha sabido que en el edificio del al lado se estaban realizando obras que obligaban a cortar el gas pero que aún así el olor era permanente. Se cree que la explosión pudo producirse en la casa de una vecina de avanzada edad que vive sola y que podría padecer una enfermedad degenerativa que afecta a la percepción cognitiva. 

Los vecinos del inmueble han relatado que antes de la explosión había un fuerte olor a gas, aunque será la Policía Científica quien deba confirmarlo, según ha explicado a los medios de comunicación el delegado de Salud, Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, quien ha informado que ha sido un "milagro" porque de los 16 heridos en la explosión, ninguno presenta riesgo vital. El resto de edificios afectados en principio no serán desalojados y los vecinos podrán pernoctar en sus viviendas si quieren.

El jefe de bomberos del Consistorio, Rafael Ferrándiz, ha apuntado que hay vigas y estructura afectadas por la deflagración y mucho escombro dentro del edificio (de 13 plantas con seis viviendas por cada una de ellas). Por tanto, se requiere ahora trabajar de manera "muy cauta" en las tareas de aseguramiento y saneamiento del inmueble, puesto que si esos pilares rompen, implicaría el colapso de la estructura y el derrumbe del edificio.

Ahora se trabaja con dos brazos extensibles, una escala de 30 metros y tres autobombas, dentro del complejo dispositivo habilitado por los Bomberos, que trabajarán durante toda la noche y el día de mañana. Ferrándiz ha dicho que es "muy habitual" este tipo de daños en explosiones de gas natural.

"No va a colapsar el edificio, pero si se tocan esos pilares inadecuadamente puede afectar a la estructura del edificio y podría colapsar", ha explicado el responsable de los Bomberos, para añadir que los vecinos de otros edificios pueden dormir en sus casas, a pesar que hay daños como cristales rotos.

COMPARTIR: