21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No se tenían noticias suyas desde el 13 de abril y se sabe que no se llevó ni sus gafas, ni el móvil, ni la cartera, ni ningún tipo de documentación

Localizado sin vida Jesús Ochoa en el Canal de Lodosa, desaparecido desde hace una semana de Calahorra

Jesús Ochoa fue encontrado sin vida.
Jesús Ochoa fue encontrado sin vida.
La Guardia Civil ha localizado sin vida a Jesús Ochoa Jiménez, de 46 años, que desapareció el pasado martes 13 de abril después de salir de su domicilio de Calahorra, en la Rioja, según ha denunciado su familia, sin llevarse el móvil, ni la cartera, ni ningún tipo de documentación. Tan solo las llaves de casa.

La búsqueda de Jesús Ochoa Jiménez, de 46 años, desaparecido desde el pasado 13 de abril en Calahorra, localidad logroñesa a escasos kilómetros de la frontera con Navarra, en la zona de San Adrián y Azagra ha terminado con la peor de las noticias psoibles. La Guardia Civil ha localizado su cuerpo sin vida en el canal de Lodosa, en la localidad de Alfaro.

Su mujer denunció su ausencia después de recibir una llamada desde el centro de trabajo de Jesús alertando de que el hombre no había acudido a su puesto en la fábrica conservera de Ferba. Su primo y portavoz de la familia, Samai, cuenta a este medio que “Jesús era una persona muy responsable, nunca faltaría al trabajo sin avisar”. Que lo hiciera ese día hizo saltar las alarmas.

Su familia relata que no tenía ningún motivo para desaparecer, y que tampoco contaba con antecedentes que pudieran hacer sospechar que algo así podía suceder. De hecho, explican, el día transcurrió con normalidad. “Su rutina era la de siempre, llevar a los niños al colegio, hacer la compra… como cualquier otro día”. Por ello, no entendían la razón de su ausencia, cuando además “no se ha llevado el coche, ni las llaves, ni el móvil, ni ningún tipo de documentación”. Tampoco se llevó sus gafas ni la media compresora que necesita para caminar desde que hace unos meses fuera sometido a una operación de varices. “Estamos hablando de una persona con un campo visual reducido, que además tenía dificultades para caminar sin dolor, es inexplicable. Jesús no se iría sin más, tiene un vínculo muy fuerte con sus hijas. Es desesperante no tener noticias, no encontrar ni un rastro, ni una pista”, declaraba entonces su primo.

Jesús Ochoa con la ropa que llevaba en el momento de su desaparición. 

Durante el pasado fin de semana se organizaron diversas batidas coordinadas por la Guardia Civil, en las que han participado más de 200 voluntarios, además de efectivos de Protección Civil, Cruz Roja, Policía Local, un helicóptero del instituto armado, el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas, la Unidad Canina de Rescate de La Rioja y el grupo de perros de rescate y salvamento de Arnedo, junto a SosDesaparecidos.

La Guardia Civil dio entonces instrucciones para peinar una zona que en principio estaría próxima al casco urbano, ya que Jesús Ochoa tenía problemas de movilidad que le habrían impedido caminar durante mucho tiempo y, por lo tanto, alejarse del casco urbano, que abandonó a pie. También se rastrearon canales de riego y el pantano del Perdiguero, además de la zona del río Ebro en Azagra. Sin embargo, todos los esfuerzos para dar con el paradero del calagurritano fueron entonces en vano hasta la noche de hoy martes que fue encontrado sin vida.

Todavía se desconocen las causas de su muerte, pendiente de practicarle la autopsia al cadáver. Se da la circunstancia de que el pasado 19 de febrero un hombre y una mujer fallecieron en el mismo canal tras caer en él a bordo de su vehículo.

COMPARTIR: