27 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un sacerdote apartado de los Scouts y unos padres que vendieron a su hija han marcado estos días

Semana de sucesos en la que destaca un hombre que tenía a su madre muerta en casa y la desarticulación de una red de sicarios en Málaga

Como cada domingo, os traemos la crónica de los sucesos de la semana que viene marcada por un hombre que mantenía muerta a su madre para cobrar la pensión y una menor que había sido vendida por sus padres en Huelva por 8.000 euros

LUNES: El cura que abusaba de las Scouts

El Obispado de Bilbao y los Scout de Vizcaya han apartado a un sacerdote por “comportamientos inadecuados contra la libertad sexual”. Al sospechoso se le acusa de haber practicado tocamientos a varias chicas, una de ellas menor. la Fiscalía ya ha abierto diligencias.

Mario Iceta, obispo de Bilbao

La asociación de los Scouts lo comunicó al Obispo de Bilbao, Mario Iceta, en noviembre y se procedió a apartar  de forma cautelar al presbítero de sus funciones públicas y se abrió una investigación interna, que concluyó el pasado miércoles. La Diócesis de Bilbao y el movimiento Scout han condenado cualquier comportamiento contra la libertad sexual de las personas y han mostrado su apoyo a las personas y familias afectadas, a las que han ofrecido ayuda de profesionales. Por su parte, la Fiscalía ha abierto diligencias en este caso del cura apartado por el Obispado de Bilbao.

MARTES: Menor vendida por sus padres por 8.000 euros

La Policía Nacional liberó el martes en Huelva a una menor embarazada que fue previamente vendida por sus padres. La venta de la joven, de 16 años de edad, fue orquestada por sus propios progenitores a cambio de 8.000 euros a una familia rumana para que contrajera matrimonio con un varón del clan. En la operación han sido detenidas cuatro personas, entre ellas la madre de la víctima, quien ha ingresado en prisión, y el padre de la joven, arrestado en Rumanía con la colaboración de la policía del país.

La investigación dio comienzo después de que un matrimonio procedente de Rumanía denunciara el secuestro de su hija a manos de cuatro individuos.  En la denuncia, ambos afirmaban que habían intentado contactar sin éxito con su hija. La víctima habría sido  traída por los secuestradores a España, según el testimonio paterno. Los padres añadieron que la menor  contactó finalmente con ellos para decirles que estaba en nuestro país, casada con un varón rumano. Además, aseguraban que, en otra ocasión,   la matriarca de esta familia rumana les llamó y reconoció tener retenida a la menor, y les reclamó además 150 euros para costear un aborto de la víctima, quien se encontraba ingresada y embarazada de 4 meses.  

Finalmente se constató cómo el clan había pagado 8.000 euros a los padres de la víctima a cambio de un documento por el que autorizaban a su hija a salir de Rumanía y residir en España. Además, los únicos pagos que han podido constarse son los recibidos por la madre de la menor, quien llegó a confesar que su intención real era recuperar a su hija para volverla a vender a otro ciudadano rumano que tenía más capacidad económica que el anterior.

En una primera intervención policial se detuvo a los miembros del clan rumano que la habrían tenido retenida por su supuesta implicación en un delito de trata de seres humanos a través de matrimonios forzados. La menor liberada ha sido ya atendida y trasladada a un centro de menores dependiente de la Junta de Andalucía.

MIÉRCOLES: Mata a su madre a golpes

 

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Vinaròs (Castellón) ha decretado este miércoles prisión provisional, comunicada y sin fianza para el hombre detenido por   matar a su madre a golpes. El arrestado es investigado en una causa abierta por un delito de homicidio, aunque podría ser acusado de asesinato. La magistrada ha ordenado que el sospechoso sea sometido a observación y seguimiento por parte de especialistas en psiquiatría del centro penitenciario al que sea trasladado.

Casa de campo de Vinarós (Castellón)  donde se produjeron los hechos

Los hechos ocurrieron en una zona aislada del término municipal, en una casa de campo situada en el camino San Gregorio, junto a la ciudad deportiva. Según confirmaron fuentes de la Guardia Civil, se detuvo a un sospechoso como presunto autor del crimen. Al parecer, el hombre, de 57 años de edad, sufriría brotes de esquizofrenia y ya habría tenido en el pasado antecedentes por violencia en el entorno familiar. La víctima, una anciana de 83 años, habría fallecido por los golpes   propinados por su hijo. El aviso lo dio un vecino, quien vio a una persona manchada de sangre deambulando por la vía pública. Los agentes encontraron en la vivienda el cuerpo sin vida de la mujer. La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación.

JUEVES: “Entierra” a su madre en casa y sigue cobrando su pensión

La Policía Nacional encontró el jueves el cadáver de una mujer de 92 años  mantenido por su hijo en su domicilio del barrio de Carabanchel (Madrid) para seguir cobrando su pensión. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición. Unos vecinos alertaron a la Policía por el fuerte olor que desde hacía semanas desprendía el piso.

La fallecida es Angelines Sánchez, quien llevaba años viviendo junto a uno de sus tres hijos, Manuel Enrique, de 62 años. Éste había sido detenido en al menos dos ocasiones por agredir a su madre. Según los vecinos, era frecuente verle borracho y muy agresivo. Cuando llegó la Policía, el hijo estaba en el piso pero no les abrió. Los agentes derribaron la puerta y encontraron la casa llena de basura y en una estancia situada detrás de la cocina, el féretro construido de forma artesanal con madera de palés. La caja estaba sellada y en el interior el cadáver descompuesto de la madre. En la habitación había velas, un pequeño altar y flores. El hijo fue detenido acusado de estafa por cobrar la pensión de su madre durante estos meses. La autopsia ha revelado que la mujer murió de forma natural a principios de año. El caso está siendo investigado por   la Policía.

Portal de la casa de Carabanchel  (Madrid) en la que el acusado mantenía a su madre muerta

Según una vecina del barrio, el hijo detenido bebía y era muy problemático cada vez que se emborrachaba.  Al parecer,  el primogénito era esquizofrénico y se fue a vivir con su hermana, mientras que el que ahora vivía con ella era muy violento y la pegaba continuamente

VIERNES: Golpe a los sicarios del narcoterrorismo

La Guardia Civil y la Policía Nacional en colaboración con la policía sueca, han llevado a cabo la denominada operación “Mudhika-Letonia” en la que  detuvieron a tres personas como presuntas responsables de la colocación de dos artefactos explosivos en la provincia de Málaga.

Los hechos tuvieron lugar la madrugada del pasado día 10 de octubre, cuando dos bombas explosionaron en una vivienda ubicada en una urbanización de Benahavís y en una nave industrial en la localidad de San Pedro de Alcántara, produciendo una gran alarma social además de cuantiosos daños materiales. El primer artefacto explosivo se produjo en la vivienda de un individuo relacionado con el narcotráfico, donde residía en compañía de su esposa e hijos menores de edad. Todos estaban en la vivienda en el momento de la explosión pero  no hubo que lamentar daños personales.

Imagen grabada por la Policía Nacional y de la Guardia Civil  de uno de los detenidos en la operación “Mudhika-Letonia”

Pocos minutos más tarde y a varios kilómetros de distancia, hacía explosión otra bomba que tenía como objetivo una nave industrial dedicada al mantenimiento de vehículos de alta gama, propiedad de este mismo individuo.

La investigación policial, que llevaba la Guardia Civil y la Policía Nacional de manera independiente, condujo a una conexión que vinculaba a una importante organización criminal de sicarios a sueldo dedicada a asesinar por encargo  que estaría asentada en Suecia con ramificaciones en varios países europeos, incluido España. Esta organización estaría detrás de varios episodios violentos cometidos en Suecia en los que emplearon materiales explosivos, al igual que los hechos producidos en la provincia de Málaga.

Dos de los miembros del grupo criminal se encontraban en localidad sueca de Malmö. De forma paralela y coordinada se procedió a la detención de un tercer individuo miembro de la organización en la localidad de Marbella.

Con estas detenciones se ha esclarecido en su totalidad la investigación sobre la colocación de los artefactos explosivos, desarticulándose la red de sicarios que los había planificado y ejecutado, materializando para ello tres Ordenes Europeas de Detención contra estas personas.

COMPARTIR: