17 de julio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ha ocurrido en Mora (Toledo), los arrestados tienen edades comprendidas entre los 27 y los 55 años y la víctima tiene 37

Cuatro detenidos por secuestrar, maniatar y golpear a un hombre al que reclamaban 300.000 euros

Uno de los detenidos durante esta operación.
Uno de los detenidos durante esta operación.
En el marco de la Operación SEDA, la Guardia Civil ha detenido a cuatro hombres con edades comprendidas entre los 27 y los 55 años, por secuestrar a un varón de 37 años de edad el pasado mes de noviembre en la localidad de Mora (Toledo).

La víctima, residente en Mora (Toledo) fue abandonada bajo un puente horas después de recibir la paliza, y tras ser amenazado con armas de fuego, maniatado y golpeado tras reclamarle el pago de 300.000 euros.

En nota de prensa, la Guardia Civil ha informado de que esta operación se han realizado dos registros domiciliarios de donde se ha intervenido 11 armas de fuego y material e indumentaria relacionada con los hechos.

Las armas incautadas.

Los hechos sucedieron el pasado mes de noviembre, cuando un hombre concertó por teléfono una cita con la víctima para que le mostrara un terrero en venta ubicado dentro del término municipal de Mora, en la provincia de Toledo, supuestamente con la intención de poder llegar a un acuerdo de compraventa.

Una vez en el lugar convenido, la víctima se encontró frente a tres hombres que lo agredieron y amenazaron con armas de fuego tipo revolver, lo maniataron con bridas, taparon su boca con cinta de embalar y colocaron una bolsa en su cabeza, para después introducirle en una furgoneta.

La Guardia Civil durante uno de los registros.

A continuación, los delincuentes efectuaron una llamada telefónica al padre de este hombre para solicitar 300.000 euros a cambio de la liberación de su hijo, dando tan solo 20 minutos de plazo.

Estos delincuentes efectuaron varias llamadas insistiendo en la entrega del dinero solicitado en tan corto plazo, lo cual era inviable para el padre de la víctima, por lo que ante la sospecha de que estos hechos ya hubieran sido puestos en conocimiento de la Guardia Civil, golpearon a la víctima con saña ocasionándola lesiones de distinta consideración y la dejaron abandonada en un paso subterráneo de la carretera de circunvalación de este municipio.

Uno de los detenidos conducido por la Guardia Civil.

La Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo se hizo cargo de la investigación de estos graves hechos, lo que dio origen a la Operación SEDA.

Días después de este suceso, la víctima recibió una carta de los delincuentes donde amenazaban con volver a secuestrarlo si no les entregaban los 300.000 euros solicitados.

Detenidos en Toledo y Ciudad Real

La investigación iniciada por la Guardia Civil, llevó a los agentes a descubrir que los delincuentes habían utilizado dos terminales móviles distintos para organizar el encuentro y para solicitar el dinero, adquiridos con identidad falsa en las localidades de Barcelona y Mora.

Los componentes del Área de Delitos contra las Personas de esta Unidad de la Guardia Civil, tras numerosas gestiones lograron identificar la furgoneta que había sido utilizada para trasladar a la víctima, por lo que la investigación se centro en la persona que la utilizaba habitualmente y su entorno.

Imagen de uno de los registros.

Como resultado de esta investigación, en distintos días de este mes de abril, la Guardia Civil detuvo a cuatro hombres en las localidades de Cobisa, Mora y Toledo, y en el municipio de Navalpino de Ciudad Real, como presuntos autores de un delito de secuestro.

Se realizaron dos registros domiciliarios, en las localidades de Cobisa y Mora, donde se intervinieron diez armas largas y un arma corta y prendas de vestir y diverso material relacionado en este delito de secuestro.

Uno de los detenidos fue puesto en libertad tras tomarle manifestación en dependencias de este Cuerpo tras determinar que no tuvo relación directa con estos hechos. Los otros tres detenidos, dos de ellos padre e hijo, fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Orgaz.

COMPARTIR: