22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El juicio en la Audiencia Provincial de Madrid continuará al no haber llegado a un acuerdo respecto a la responsabilidad civil

Paco Sanz, el estafador de los "dos mil tumores", acepta una condena de dos años y así evita ir a la cárcel

Paco Sanz, llegando al Juzgado este lunes.
Paco Sanz, llegando al Juzgado este lunes.
La defensa de Paco Sanz, el acusado de estafar a miles de personas simulando tener un cáncer terminal, ha aceptado una pena de dos años de cárcel al inicio del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía en el que reconoce haber estafado a miles de personas simulando una enfermedad terminal.

Al inicio del juicio de este lunes la defensa de Paco Sanz y la Fiscalía han negociado una conformidad y finalmente han llegado a un acuerdo en lo penal, pero no en lo referido a la responsabilidad civil sobre cada uno de los afectados.

Así, la Fiscalía ha rebajado su petición de prisión para Paco Sanz de seis años de cárcel a dos, y para la que era su novia en la época de la estafa de tres años de cárcel a un año y nueve meses.

Por tanto, en el juicio se dirimirá únicamente la posible responsabilidad civil de los procesados, según han acordado las partes la inicio de la sesión. Las acusaciones se han adherido a la petición el Ministerio Fiscal.

Paco Sanz está acusado de fingir en los medios de comunicación la gravedad de su enfermedad y estafar 264.780 euros a miles de personas, entre ellas varios famosos, a las que pidió dinero para curarse.

Entre los afectados que están citados a testificar en la vista se encuentran el humorista José Mota, el presentador de televisión Jorge Javier Vázquez, el exdirector general de Juventud de la Comunidad de Madrid y exjugador de waterpolo Pedro García Aguado, conocido por el programa televisivo 'Hermano mayor', los actores Santi Rodríguez, Nacho Guerreros y David Muro, así como el chef Pedro Roca.

Para la jornada del día 9, está prevista la testifical de seis policías nacionales así como de Alejandro Ruiz Hurtado, autor del libro Así cayó Paco Sanz; el humorista José Mota; el chef Pedro Roca; los actores Santi Rodríguez, Nacho Guerreros y David Muro; y Pedro García Aguado, de Hermano mayor.  Son varias las celebridades a las que Paco presuntamente estafó por lo que acuden a declarar como testigos. El día 10, miércoles, declarará entre otros, el periodista Jorge Javier Vázquez, así como tres empleados de Caixabank

Otros personajes que en su día se vieron afectados han decidido no participar en el procedimiento, como es el caso del presentador Risto Mejide, la tonadillera Charo Reina o el jugador del Cádiz F.C., Álvaro Negredo

Jorge Javier Vázquez, uno de los famosos estafados por Paco Sanz.

La última jornada de la vista oral será el día 15 de febrero. Ese día se practicará el final de la testifical y las periciales con las evidencias informáticas, que correrán a cargo de dos agentes de la Policía Nacional, además de las testificales por videoconferencia de María Isabel Ferrer Bosch, José Luis Sánchez Carazo y José Luis Martín Guerrero (autor del informe pericial-económico) y de Alejandra Martín Fernández (autora del informe psicológico). Después, conclusiones e informes y última palabra de los acusados.

Al aceptar Paco Sanz la responsabilidad penal es posible que las sesiones se acorten ya que el Tribunal solo tiene que dirimir la responsabilidad civil, ya que Sanz estafó 264.780 euros.

La historia de un hombre que jugaba con la salud

Francisco José Sanz González de Martos, más conocido como Paco San es valenciano, tiene 48 años y está acusado de miles de estafas por haber recaudado dinero para tratarse, presuntamente, los dos mil tumores que asegura tiene repartidos por todo su cuerpo. Esa era su principal treta, jugar con los sentimientos de las personas para pedirles dinero y afrontar así su supuesta enfermedad.

Paco es aficionado al tiro gracias a que su padre fue el presidente de la Federación del club de Tiro Olímpico, y ya le fueron retiradas varias armas tras alardear de ellas en uno de sus numerosos vídeos, donde opinaba sobre todo tipo de temáticas y contaba incluso cómo había estafado a sus víctimas.

Paco Sanz en uno de sus vídeos. 

Del centenar de vídeos que ha grabado, algunos son muy llamativos, como uno donde pega un bofetón a un niño de 9 años, increpándole, por incomodarlo; otro, donde su exnovia le da instrucciones para simular que está al borde de la muerte; y varios, de contenido sexual con su joven exnovia llamada Lucía, imputada como él por aprovecharse de los fraudes de Sanz.

Sanz, al que muchos llaman "el hombre de los dos mil tumores" y que dice padecer el Síndrome de Cowden, puede haber consumado su estafa a una cantidad enorme de personas, hasta 14.000 según algunas fuentes, entre ellos personajes populares del cine o la televisión.

Este hombre ha obtenido gran parte del dinero estafado pidiendo donaciones públicamente a través de las redes sociales, que dirigía mediante una organización "sin fines de lucro". Ha sido un habitual de distintos programas televisivos, donde ha explicado su supuesta enfermedad y ha cobrado por ello, y ha llegado a decir, tanto él como sus padres, que ha recibido "un costoso tratamiento experimental en Estados Unidos".

Entre los estafados por Paco Sanz están los humoristas José Mota y Santi Rodríguez, el actor y director Santiago Segura, el exdeportista y conductor del programa de televisión Hermano Mayor Pedro García Aguado, el presentador Jorge Javier Vázquez, el cómico Dani Mateo, o el televisivo Javier Cárdenas. Algunos de ellos acudirán al juicio. 

El youtuber AuronPlay. 

El youtuber AuronPlay ha sido otro de los personajes populares que confió en este timador y cuando supo de las estafas, señaló en Twitter que él era "el primer engañado, este señor se ha reído de todos nosotros". Sin embargo, el influencer ha decidido no formar parte de los denunciantes y afectados que acuden al juicio. 

En marzo de 2017 se confirmaron los engaños de Paco Sanz y se conocieron todos los vídeos de los que era autor en los que se mofaba de sus adeptos. También se supo de sus viajes, gracias a fotografías, y de los objetos caros que adquiría con el dinero de las donaciones. Fue detenido entonces por la Policía, quedando en libertad provisional con la obligación de firmar mensualmente en un Juzgado mientras durara la investigación que se lleva a cabo contra él por estafa, apropiación indebida y blanqueo de capitales.

Ahora arranca el juicio en la que la Fiscalía Provincial de Madrid solicita para él seis años de prisión y 7.200 euros de multa, aunque Sanz ya ha aceptado dos años de cárcel, que evitará al carecer de antecedentes penales.

COMPARTIR: