18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El magrebí, de 30 años, tiene antecedentes por lesiones y robo, pero nunca ha sido denunciado por violencia de género

Este es Mehdi, el secuestrador de Leganés que retuvo a su expareja varias horas y amenazó con matarla

Foto del Medhi junto a su expareja, Olga.
Foto del Medhi junto a su expareja, Olga.
La Policía Nacional liberó finalmente a la mujer secuestrada desde primera hora de la mañana del lunes en su piso de Leganés por su expareja, un hombre de origen magrebí que fue detenido al mediodía. Olga, la víctima de 45 años de edad, fue retenida varias horas por este hombre con el que había mantenido una relación sentimental tiempo atrás.

Los hechos se desencadenaron minutos antes de las 7.15 horas de este lunes en un ático situado en el número 14 de la calle Lisboa de Leganés, en el barrio de La Fortuna. Un hombre de unos 30 años llegó al lugar, e intimidando con un cuchillo ha entrado en la vivienda, según algunos testigos. La Policía tiene claro que llevaba un cuchillo pero no un arma de fuego.

En el interior se encontraba Olga, una mujer de unos 45 años, su dos hijos de 12 y 14 años, y un amigo de la familia. Éste huyó a la calle precipitadamente mientras que la mujer fue retenida violentamente por Mehdi, el agresor, que según algunos testigos tenía sangre debido a una posible refriega con los moradores de la vivienda.

Imagen del agresor y la víctima.

Los vecinos llamaron a la Policía despertados por los gritos de "Te voy a matar, te voy a matar" proferidos por el secuestrador hacia la retenida, que respondía con 'Deja a mis hijos en paz'. Los residentes en el edificio también escucharon algunos gritos en árabe y relataron que las discusiones entre ambos eran constantes en los últimos meses.

Se ha sabido que el hombre tenía antecedentes penales por lesiones y robo, no obstante, no consta ninguna denuncia ni antecedente por violencia contra su pareja. Olga, la secuestrada, no consta en la base de datos de mujeres víctimas de violencia de género, por lo que sería la primera acción de este hombre relativa a este tipo de violencia.

Ante la gravedad de los hechos, ya que el hombre tenía secuestrada a la mujer en la casa y amenazaba con matarla llevado por unos posibles celos que tendría respecto a las relaciones actuales de esta mujer, hasta el lugar acudieron 15 agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y negociadores de la Policía Nacional que se apostaron en la azotea del edificio, los primeros, mientras los segundos intentaron calmar los ánimos.

Calle en la que tuvo lugar el secuestro.

Estos consiguieron que sobre las 9 horas el hombre liberara a los hijos de la mujer, una chica de 12 y un adolescente de 14, que se encontraron ilesos y fueron asistidos por psicólogos del Summa. El chico tenía sangre en su camiseta, pero no era de él, sino de su agresor.

Tras varias horas de negociación, los policías logaron liberar minutos después de las 12 horas a la mujer en buen estado de salud, sin cortes ni heridas, aunque tenía contusiones. Fue atendida y reconocida en el mismo lugar por los sanitarios y después trasladada a un hospital donde se encuentra internada todavía. El secuestrador fue arrestado.

Gracias a las pistolas táser

Los agentes del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional que intervinieron en el secuestro de una mujer en un piso de Leganés utilizaron una pistola táser para inmovilizar con éxito y posteriormente detener al agresor, según explicaron fuentes policiales.

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ha señalado en redes sociales que los agentes han utilizado con gran pericia este arma y por eso la reivindican para todos los agentes en sus funciones policiales.

En un momento dado, cuando el peligro era menor, varios agentes abrieron la cerradura, tirado la puerta y reducido al secuestrador a una corta distancia gracias a una pistola táser. Luego, le quitaron el cuchillo y un arma de fuego simulada que portaba, liberando a la víctima.

COMPARTIR: