16 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El abogado de la demandante, José Saez-Morga, señala que "esta persona no se va a librar nunca del estigma de esta confusión"

Intercambio de dos bebés en Logroño hace 19 años: "El daño es continuado y de por vida aunque sea un error humano"

Las niñas fueron intercambiadas tras pasar por la incubadora.
Las niñas fueron intercambiadas tras pasar por la incubadora.
Una mujer de 19 años ha denunciado que fue intercambiada al nacer en 2002 en un hospital de Logroño y que fue entregada a una madre que no era la suya. Por ello, reclama a la Consejería de Salud del Gobierno de La Rioja tres millones de euros. Un "intercambio de bebés" que la actual consejera de Salud, Sara Alba, ha considerado un "error humano".

Un error humano. Así excusaba este martes la consejera de Salud y portavoz del Gobierno de La Rioja, Sara Alba, el intercambio de dos bebés en el año 2002 en el antiguo Hospital San Millán de Logroño. 

Las dos niñas, víctimas de esta "equivocación, nacieron el mismo día, con apenas cinco horas de diferencia, y ambas precisaron ser trasladadas a la incubadora. Fue entonces cuando se produjo el intercambio, y cada una de ellas fue entregada a la familia de la otra. 

Una de ellas, la ahora demandante, nunca vivió con los padres a los que fue entregada, sino que fue criada por su supuesta abuela, quien en el año 2017 decidió presentar una demanda de alimentos y, en ese momento, una prueba genética sacó a la luz que la niña, que entonces ya tenía quince años, no era realmente hija biológica de sus supuestos padres. 

Se inició entonces un proceso que se ha dilatado en el tiempo y en el que la afectada, a instancias de su abogado, se dirigió a la Inspección Médica de la Dirección General de Asistencia, Prestaciones y Farmacia de la Consejería de Salud pidiendo su identificación.

Inspección abrió una investigación que determinó que la confusión se había dado con la otra niña, con la que, además, tiene el grupo sanguíneo cambiado. Una anomalía que, en palabras de su abogado, José Saez-Morga, "es algo que afecta al ámbito privado y al orden público porque el registro no puede tener datos inexactos, como tampoco las historias clínicas por la Ley de Salud de La Rioja". 

Sara Alba, consejera de Salud de La Rioja. 

El Ministerio Fiscal inició un procedimiento de filiación y, en enero del 2021, la jueza volvió a pedir un nuevo informe genético. No obstante, tal y como ha relatado el abogado, "casi nueve meses después aún no se tienen las pruebas". 

A la vez, se ha iniciado una reclamación administrativa de responsabilidad patrimonial por daños morales reclamando una indemnización de más de tres millones de euros, frente a los 215.000 euros que ofrece Salud.

Apoyo a la familia

A este respecto se ha pronunciado también la consejera de Salud, que ha asegurado que está "profundamente volcada en resolver la reclamación patrimonial solicitada y con absoluto respeto a los procedimientos judiciales y con la máxima colaboración con la Justicia".

Además, ha añadido que "estamos a disposición de la familia para dar el apoyo necesario que pueda necesitar, manteniendo la confidencialidad y el respeto que requieren este tipo de situaciones", ha insistido.

Por otra parte, la Consejería de Salud "garantiza que esta situación no puede volver a suceder", dado que "han cambiado los sistemas de identificación en estos años y los procedimientos son seguros y fiables".

De este modo, Alba ha transmitido un mensaje de tranquilidad a la población, aduciendo que en 2002 se realizaba una ficha personal con huella digital que luego se modificó con huella plantar y que, en la actualidad, se utiliza una muestra de sangre del cordón umbilical. "Es importante destacar que estos procedimientos actuales permiten afirmar que sería imposible que algo así, a día de hoy, volviera a ocurrir", ha reiterado.

COMPARTIR: