25 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Detenidos dos hermanos y un primo por el homicidio de un vecino cuyas familias mantenían rencillas y antiguas disputas sobre unas propiedades

Asesinato en la Galicia profunda: los dos hermanos Carreira acusados de matar por la disputa de unas tierras

Los tres detenidos por el crimen de Toques/ La Voz de Galicia.
Los tres detenidos por el crimen de Toques/ La Voz de Galicia.
Los criminalistas dicen que los asesinatos por tierras y viejos odios sólo ocuren en el sur o en lugares como Puertohurraco o en la España vaciada. Sin embargo, en Galicia persiste el mito del homicidio por antiguas desavenencias respecto a propiedades. La tierra todavía mata en Galicia. Los hermanos Carreira y su primo están imputados en el asesinato de Julio Lea. Los dos primeros como autores materiales y el tercero acusado de encubrimiento.

El 27 de marzo un hombre moría calcinado cerca de su vehículo en la parroquia de Capela, provincia de La Coruña. Se trataba de Julios Lea Casal, un vecino de 59 años, residente en la parroquia de Nogueria. Poco después la Guardia Civil detenía a Manolo y Marcial Carreira Barral, dos hermanos de Sobrado dos Monxes, de unos 60 años de edad, y un primo de ambos, residente en el municipio de Boimorto, lugares todos muy cercanos.

Uno de los dos hermanos detenidos, casado y con tres hijas, reside muy cerca de la víctima, a unos 400 metros en la parroquia de Freira y las primeras investigaciones apuntan a viejas rencillas entre ambas familias como móvil principal del asesinato. Aunque al principio la muerte fue considerada accidental miembros de la familia de Julio ya sospecharon de sus incómodos vecinos.

El coche calcinado de la víctima.

En una esquela publicada el 9 de abril -día de su entierro en San Xurxo de Nogueira- una de las sobrinas de Julio escribía: "Te recordaré siempre. Descansa en paz, ya que los que te quitaron la vida ojalá nunca descansen en paz. Hasta siempre, con mucho cariño".

Tras ser detenidos el pasado lunes, ambos hermanos prestaron declaración este jueves ante la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Arzúa, que declaró secretas las actuaciones y ordenó el ingreso en la prisión de Teixeiro de los dos detenidos. El tercero, Luis Carreira Mejuto, primo de ambos hermanos, quedó en libertad con cargos y la obligación de comparecer cada quince días en el juzgado. Está acusado de encubrimiento.

Camino que conduce al lugar del crimen.

En esta zona de la Galicia de aldeas todos los vecinos conocían de la mala relación entre la familia del muerto y los detenidos, que hace años agredieron al padre de la víctima. Ni los hermanos, ni el primo que vive con su madre en Boimorto, opusieron resistencia en el momento de ser detenidos.

A los hermanos también se les investiga por provocar el incendio forestal donde se encontró el cuerpo carbonizado de Julio Lea, que fue localizado por un agente forestal de una de las brigadas movilizadas para extinguir el incendio. El cadáver de Julio Lea se encontraba en n camino que no fue afectado por las llamas y presentaba un fuerte golpe en la cabeza y otro en el tórax.

Julio Lea, de 59 años, se ganaba la vida plantando en el monte y realizando labores de jardinería para particulares. En Sobrado dos Monxes su muerte causó una gran sorpresa, aunque no así a pocos kilómetros de allí, en la parroquia de Nogueira, donde vivía el fallecido. Los amigos de la familia siempres señalaron a los hermanos, que conocían de las rencillas entre familias desde lejos. La víctima tenía diez hermanos y unos de ellos ya apuntó ante la Guardia Civil la posibilidad de que la discusión "fuera por fincas".

 

Los investigadores tendrán que dilucidar las circunstancias que rodean este caso y sobre todo averiguar el móvil que llevó, presuntamente, a los hermanos Carreira Barral a asesinar a su vecino Julio Lea.

COMPARTIR: