28 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El Seprona de la Guardia Civil interviene en la aparición de dos piernas en las instalaciones de la UMU

Se investigan los restos humanos hallados en un crematorio de la Universidad de Murcia en mayo

Entrada al Animalario de la UMU.
Entrada al Animalario de la UMU.
El Seprona, Servicio de Protección de la Naturaleza que forma parte de la Guardia Civil, investiga la aparición de restos humanos, en concreto dos piernas, el pasado mes de mayo en el crematorio de animales del Campus de Espinardo de la UMU (Universidad de Murcia).

La noticia fue adelantada el pasado jueves por La Verdad de Murcia y saltaron todas las alarmas, ya que en ese momento se continuaba buscando los restos de la desaparecida Marta Calvo, después de que trascendiese que su presunto asesino, Jorge Palma, la había descuartizado y arrojado a varios contenedores. Sin embargo, la Guardia Civil aclaró que este suceso se investiga desde el pasado mes de mayo, muchos meses antes de la desaparición de la joven.

Según los investigadores fueron encontradas dos piernas pero no guardan relación ninguna con Marta puesto que la investigación de la UMU comenzó entre el mes de mayo y junio, siendo imposible temporalmente que los restos fuesen de la desaparecida.

Fuentes del Hospital Universitario de la UMU afirman que sería imposible dicha relación ya que el crematorio se encuentra en el animalario, dentro de un recinto totalmente cerrado para el público, teniendo solo acceso aquellos autorizados y siendo imposible el que alguien externo pudiese introducirse en su interior, dicho crematorio esta reservado a la incineración de que pequeños animales como diferentes roedores empleados para la investigación.

Entrada al Hospital Veterinario de la UMU.

La Universidad de Murcia también ha asegurado a otros medios que desconocían totalmente los hechos. Además, han explicado que se ha abierto un expediente informativo y que se está recabando toda la información posible; "Desconocíamos que los agentes del Seprona hubieran abierto una investigación, pues que no se han puesto en contacto ni con el rectorado, ni, que sepamos, con los decanos, y tampoco sabemos cómo van las diligencias", ha explicado el vicerrector de Calidad, Cultura y Comunicación, Francisco Javier Martínez.

El vicerrector ha indicado que los restos humanos que se utilizan en la investigación médica, cuando dejan de cumplir esa función, "deben ir a un crematorio autorizado".

Todo esto apunta a que se trata de una irregularidad grave en la que restos humanos de la Facultad de Medicina, mas concretamente del aula de disección anatómica fuesen traspasados hasta el animalario, 

COMPARTIR: