21 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las multitud intentó agredir en los Juzgados de Zamora al joven que mató a la chica a golpes tras intentar violarla

Intentan linchar al menor de edad que mató a Leticia Rosino, que admite su crimen y acepta ocho años de reclusión

La joven asesinada en Zamora Leticia Rosino.
La joven asesinada en Zamora Leticia Rosino.
El asesino confeso, D. A. A., de 16 años, pasará los próximos ocho años en reclusión: un año y medio internado en un Centro de Menores en Régimen Cerrado y el resto de la pena en prisión.

​El menor que asesinó a la joven Leticia Rosino ha reconocido que fue él quien cometió el crimen el pasado 3 de mayo y ha aceptado ocho años de reclusión. D.A.A. se conforma así con la pena establecida, la máxima para un menor en estos casos, y pasará un año y medio en un Centro de Menores en Régimen Cerrado y el resto de la pena, en prisión.

Después tendrá que someterse a cinco años de libertad vigilada y a una orden de alejamiento por el mismo tiempo. No se podrá acercarse a Tábara ni a Castrogonzalo, localidad donde residía antes de cometer el delito, una medida solicitada por la acusación particular en el juicio.

A su llegada a los Juzgados de Zamora este martes, la multitud que se agolpaba a las puertas intentó agredir a D.A.A., tuviendo que intervenir la Policía para impedir que el acusado fuera linchado.

Previendo esta tensión, se había desplegado en la zona un amplio operativo policial de Policía Nacional, Policía Local y la propia seguridad de los Juzgados.

Las personas que esperaban al homicida a las puertas de los Juzgados gritaban "es un asesino, no es un menor" y los momentos de tensión se prolongaron durante buena parte de la mañana. El menor trató de violarla, la chica se resistió y logró escapar corriendo, pero el agresor logró alcanzarla y la mató a golpes.

Captura de los incidentes a las puertas de los Juzgados / zamora24horas.com

El asesino trató de culpar a su padre

Leticia Rosino Andrés tenía 32 años cuando desapareció a primeros de mayo. Había salido a dar una vuelta, como todos los días, y no regreso. Así, se montó un operativo de búsqueda que acabó dando sus frutos, puesto que la chica fue encontrada sin vida en un terraplén, a apenas medio kilómetro de la localidad de Castrogonzalo (Zamora), pueblo de apenas 500 habitantes donde Leticia con su novio. 

El padre del ahora asesino confeso, un pastor de la zona, incluso participó en el dispositivo de búsqueda y fue su propio hijo quien trató de inculparle para librarse él de ser detenido. A.D.D. trató de violar a la mujer, ésta escapó corriendo pero fue alcanzada por el menor, que la mató a golpes con una piedra.

COMPARTIR: