20 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil alerta de esta práctica en nuestro país, pero se trata de un timo habitual que también se lleva a cabo en otras zonas de Europa

El timo de las llamadas perdidas: Así operan las mafias dedicadas a las estafas telefónicas en España

Este tipo de estafas suelen realizarse desde países como Costa de Marfil, Ghana, Nigeria o Albania
Este tipo de estafas suelen realizarse desde países como Costa de Marfil, Ghana, Nigeria o Albania
La Guardia Civil ha alertado de los timos que pueden realizarse a través de llamadas telefónicas. Diferentes grupos de estafadores operan en España y en Europa con números de teléfono que presentan prefijos inusuales, procedentes de otros países. Dejan llamadas perdidas a sus víctimas, quienes después devuelven las llamadas a es número y caen en la trampa y pierden dinero.

La trampa es sencilla y las víctimas pueden caer fácilmente. Primero se recibe una llamada telefónica con un prefijo extraño, que puede ser +225, +233, +234 o +355. La llamada repica solo una vez, la suficiente para que quede registrada como una llamada perdida. Ante la duda y la curiosidad por lo particular del número telefónico, el receptor devuelve la llamada para saber de qué se trataba.

Solo con devolver la llamada la víctima cae en la estafa, debido a que estos números suelen tener codificaciones de pago por lo que se te realizará un cobro especial, que luego llegará en parte al timador que ha realizado la primera llamada.

La Guardia Civil ha explicado en redes sociales que este tipo de estafas suelen provenir de otros países de los que la mayoría de ciudadanos desconoce el código. Los más frecuentes son Costa de Marfíl (+225), Ghana (+233), Nigeria (+234) y Albania (+355).

El problema de este tipo de estafas es que, además del cobro por establecimiento de una llamada internacional, los siguientes números suelen tener una tarificación especial. En este tipo de estafa existe complicidad entre el operador de cobro y los estafadores, ya que los segundos obtienen una parte del cobro especial por cada llamada.

Este tipo de estafas no solo es propia de nuestro país, sino que también se produce en otros lugares de la Europa. El medio digital belga rtbf.be ha realizado una prueba con uno de estos números de teléfono, el resultado, un cobro de dos euros por minuto como tarifa especial.

Según ha informado este medio, el Servicio Público Federal de Economía, dedicado a garantizar competencia y servicios en el mercado belga, ha detectado centenares de llamada de este tipo en toda Bélgica y han bloqueado una gran cantidad de números. No obstante, la portavoz de la organización cree que existen muchos más que no han sido detectados.

Por su parte, la Guardia Civil ha indicado que la prevención entre los usuarios es importante para evitar la estafa. Las recomendación pasa por descartar llamadas de número internacionales no reconocidos y en ningún caso marcar números sospechosos.

COMPARTIR: