02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ministerio paga 7,6 millones de euros anuales por utilizar unos terrenos pertenecientes al famoso Parque Natural navarro

La Comunidad de Bardenas insinúa que Defensa renunciará al Polígono de tiro en 2028

/ Polígono de tiro
El presidente de la Comunidad de Bardenas, José María Agramonte, ha asegurado que el Polígono de tiro navarro debe estar preparado para que el Ministerio de Defensa abandone los terrenos del Parque Natural cuando venza el convenio que concluye en 2028. Cabe recordar que el Gobierno de España paga 7,6 millones de euros anuales por la cesión del espacio en el que se ubica el Polígono de tiro navarro.

Bajan las aguas revueltas en la Comunidad de Bardenas después de que su presidente, José María Agramonte, haya asegurado que este organismo debe ser viable independientemente de los ingresos del Ministerio de Defensa.

Y es que el Gobierno de España paga 7,6 millones de euros por la cesión de unos terrenos del Parque Natural que son utilizados como polígono de tiro por aviones bombarderos de los países pertenecientes a la OTAN.

Cabe recordar que los ayuntamientos pertenecientes a la Comunidad de Bardenas se embolsan 400.000 euros anuales, que este organismo tiene un remanente de tesorería de 24,6 millones de euros y que su presupuesto en 2022 será de más de 16 millones de euros.

Tareas

En la última Junta General de la Comunidad de Bardenas sus responsables abogaron por "seguir trabajando para que la Comunidad de Bardenas obtenga ingresos por otras vías, señalando a las energías renovables (solar) como el principal objetivo para conseguir unos ingresos que puedan suplir en un futuro la cantidad de dinero que aporta el Ejército Español de cara al 2028".

También explican que "incluso se barajan propuestas para desarrollar en el Centro de Aguilares la construcción de un hotel, dando respuesta a ese turismo que demanda una dotación de referencia en el entorno, con un mirador desde el que se puede ver la Bardenas, el Pirineo, el Moncayo y todo el Valle del Ebro".

"Acción coordinada" para que no se renueve el convenio

Diecinueve ayuntamientos riberos, dos valles navarros y hasta un monasterio (el de la Oliva) son los congozantes, es decir, los que disfrutan de los aprovechamientos de Bardenas Reales, el mayor desierto de Europa y Reserva de la Biosfera según la Unesco.

La contradicción que supone que un espacio natural sea bombardeado provoca amplias críticas por parte de organizaciones como la Asamblea Antipolígono, que ha llamado a realizar "una acción coordinada" contra la renovación del convenio en 2028

Bombardero sobre Bardenas. 

También creen que es "prioritario velar por los valores medioambientales del Parque natural de Bardenas frente a intereses especuladores" y afirman que "las declaraciones del presidente de la Comunidad de Bardenas no nos pueden generar expectativas que nos lleven en definitiva a desactivar el necesario trabajo social y político que hemos de desarrollar".

Y afirman que "hay demasiados intereses en juego por parte de los grandes poderes político-militares de occidente para confiar en que, por desconsiderar su posible oferta económica, vayan a desistir de su empeño estratégico por mantener el más importante Polígono de tiro en territorio europeo".

Otro colectivo, Bardenas Libres, se ha mostrado muy crítico con la Comunidad porque cree que se "compran voluntades" con el dinero de Defensa. Y es que en los años 80 la mayoría de ayuntamientos era contrario al polígono de tiro, pero tras la concesión del canon, y la millonaria subida del mismo, se han producido evidentes cambios de parecer en partidos como el PSOE navarro de María Chivite. 

Los socialistas defienden el polígono de tiro, tal y como ejemplificó en el Congreso Santos Cerdán, que sorprendió al asegurar que nunca había oído ni uno de los aviones militares que recorren de forma recurrente el cielo de la Ribera de Navarra

COMPARTIR: