08 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Conrado Giménez, fundador y presidente de la Fundación Madrina, explica que este caso pone de manifiesto "una grave situación de vulnerabilidad"

Alerta tras aparecer un bebé en un parque madrileño: 'Exigimos leyes para la adopción nacional'

El Cierre Digital en Recién nacido abandonado en Aluche (Madrid)
Recién nacido abandonado en Aluche (Madrid)
La Fundación Madrina denuncia el abandono de un neonato en un parque de Aluche, del que se desconoce aún la identidad de la madre. La organización proporciona asistencia sanitaria y administrativa de urgencia tanto a las madres como a los bebés que se encuentran en situaciones de riesgo para evitar estas graves negligencias. Para ello, proponen soluciones legales con el fin de proteger a quienes se encuentren en una situación vulnerable.

Una mujer encontraba esta semana a un bebé recién nacido de apenas dos horas de vida en un parque de Aluche (Madrid). El neonato se encontraba envuelto en una manta y presentaba restos del cordón umbilical, líquido amniótico y primeros síntomas de hipotermia. El niño fue trasladado al Hospital 12 de Octubre en una situación crítica

El suceso ocurría a las doce de la mañana en la avenida del Padre Piquer (Aluche) cuando una mujer que salía a pasear y a echar de comer a los gatos, escuchó ruidos en una zona de matorrales descubriendo al bebé. Nada más encontrarlo, la vecina de Aluche avisó al Samur Madrid-Protección Civil, que se encargaron de proporcionarle los cuidados sanitarios y el tratamiento médico de urgencia que necesitaba para evitar su muerte.

Ahora, la Policía Nacional es la encargada de investigar y de localizar al autor o autora de los hechos poniéndose en contacto con la Fundación Madrina, al objeto de conocer si la madre que abandonó el bebe era usuaria de la asociación.

La Fundación Madrina: amparo a los colectivos  más vulnerables

La Fundación Madrina se encarga de proporcionar la asistencia legal y sanitaria a quienes se encuentran en una situación de alto riesgo de exclusión social, especialmente a las madres y los bebés que necesitan ayudas de urgencia.

Por ello, proponen soluciones legales ante situaciones de abandono, como la ocurrida recientemente en el barrio de Aluche, a través de pequeñas acciones que cambiarían el destino de muchos bebés y de sus madres, como proteger la identidad de la madre en caso de querer entregar a su hijo en adopción.

"Lo que pedimos es anonimato. La organización cree que el derecho a la vida de esos bebés es más importante que el derecho a conocer a la madre biológica en el caso de una adopción. Simplemente, sin tener en cuenta su identidad, muchas madres darían al bebé en adopción y la mayoría de estos casos podrían impedirse si los protocolos cambiase, por eso para nosotros prima el derecho del menor a la vida antes que el derecho del menor a saber quién fue su madre”, explica Conrado Giménez, fundador y presidente de la Fundación Madrina para elcierredigital.com

Fundación Madrina.

Por otro lado, también solicitan legalizar la gestiones de adopción a través de corporaciones que garanticen su bienestar y su integridad mediante leyes que favorezcan la adopción nacional, como la adopción semi-abierta.

"En muchos otros países ya se ha regulado el baby box, donde puedes dejar al recién nacido en perfectas condiciones en un centro sanitario o en cualquier otra institución acreditada como la nuestra. Donde, incluso, le ofrecen ayuda a la madre. ¿Qué es lo que hace la incertidumbre de la madre de saber si ha tomado una buena decisión o no de dar el niño en adopción? Pues saber a qué familia va destinado. Muchas de ellas están muy preocupadas porque quieren darle una oportunidad a su hijo y les da tranquilidad saber el tipo de personas con las que se criará su hijo", explica el presidente de la fundación.

Asimismo, ofrecerles atención sanitaria de calidad y, en general, ayudas directas y completas tanto a la madre como al bebé recién nacido, sin exclusiones por su nacionalidad o por si se encuentran sin la reglamentación adecuada o no.

“Existe una grave violencia sistemática, ya que las madres en este momento no tienen ningún apoyo. Van a servicios sociales estando embarazadas y les dicen que no les ofrecen los servicios pertinentes si son mujeres sin papeles, corriendo un grave riesgo de salud o, incluso, pueden llegar a quitarles al niño. Desde Servicios Sociales no les proporcionan ayudas, muchas de ellas quieren tenerlo y les resulta un impedimento por la presión de las administraciones públicas, la familia o la pareja", añade Conrado.

"Muchas son mujeres sin papeles, que han sido directamente derivadas de Servicios Sociales, que no pueden acceder a ayudas, donde no les han atendido en ningún centro de salud o en ningún hospital", explica Conrado Giménez. "Actualmente, tengo 10 casos de mujeres adolescentes embarazadas de tres semanas que no han sido atendidas por personal sanitario y nos tenemos que encargar nosotros. En España no hay salud universal y menos si son madres sin papeles", continúa el presidente.

En la gran mayoría de los casos se puede evitar una situación de abandono si se le proporciona un subsidio necesario a la madre, o si se protege su identidad, afirman desde la Fundación. El reglamento español obliga a registrar la identidad de la madre en un caso de adopción y, según sostiene la organización, este es uno de los principales motivos por el que muchas progenitoras abandonan a los bebés a su suerte. 

Desde esta entidad invitan a la madre a ponerse en contacto con ellos con el fin de garantizar protección y una posibilidad de recuperar a su hijo, ofreciéndole las ayudas necesarias y personalizadas para hacer frente a las dificultades que pueda estar pasando en su situación. Para ello, tienen habilitados el teléfono 914 490 690 o el mail funfacion@madrina.org.

COMPARTIR: