24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

A esta trabajadora vinculada a actividades vulnerables se le perdió el rastro el pasado 7 de febrero frente a un hostal del barrio de Arturo Soria

Peligrosa desaparición en la noche: "Desde hace un mes María Carmen me decía que no tenía ganas de vivir"

El Cierre Digital en Cartel de la desaparición de Maria Carmen Díaz Dosil.
Cartel de la desaparición de Maria Carmen Díaz Dosil.
El pasado 7 de febrero se perdió el rastro de María Carmen Diaz Dosil frente a un hostal del barrio madrileño de Arturo Soria. La mujer, de 51 años, había salido un momento tras haber acudido a visitar a su amiga Raquel, quien trabaja como recepcionista en el alojamiento. Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con su amiga, quien ha afirmado que, aunque días antes de la desaparición "no presentó comportamientos extraños" sostenía que "no tenía ganas de vivir".

El pasado 7 de febrero María Carmen Díaz Dosil, de 51 años, desaparecía en el barrio de Arturo Soria (Madrid). La Asociación sosdesaparecidos ha divulgado el cartel de la desaparición con los datos de la mujer en los perfiles de redes sociales. 

Desde elcierredigital.com nos hemos puesto en contacto con su amiga Raquel, quien "solo quiere que aparezca" su amiga ya que, desde que interpuso la denuncia, "no ha recibido noticias". Raquel sostiene que María Carmen está sola pues "no tiene familia cercana ni pareja"

"Me decía que no tenía ganas de vivir"

Los hechos sucedieron el pasado 7 de febrero frente a un hostal del barrio de Arturo Soria, de Madrid. “Yo trabajo como recepcionista en el alojamiento y aunque ella vive en Valencia, suele viajar a Madrid para visitarme. Suele quedarse en casa de una amiga en común", afirma a elcierredigital.com la recepcionista.

María Carmen había acudido al hostal a visitar a su amiga Raquel y durante su visita se dirigió a la calle para fumar aunque le dijo a la recepcionista que "ahora volvía". Raquel "se despistó medio minuto" al recoger un paquete de comida que dejó un repartidor en la recepción del alojamiento para una de las clientas que se encontraban alojadas. "Cuando me di cuenta, miré hacia a la calle y María Carmen ya no estaba", afirma su amiga Raquel en conversación con elcierredigital.com. 

Como no tenía noticias de su amiga y el móvil se encontraba apagado, la mujer se dirigió a interponer la denuncia. Raquel sostiene que María Carmen es una mujer muy organizada y, de hecho, no presentó ningún "comportamiento extraño" días antes de su desaparición. Sin embargo, su amiga ha afirmado que desde hace alrededor de un mes y medio le contaba que "no tenía ganas de vivir" y que se "sentía muy cansada". 

Raquel, que además de trabajar como recepcionista en el alojamiento del distrito madrileño ejerce como trabajadora sexual desde hace 8 años, es una de las chicas a las que María Carmen cuida como si fueran "sus hijas". En conversación con este diario Raquel sostiene que María Carmen trabaja "en una empresa de cuentas y créditos" aunque también lo compagina con su puesto de "encargada de locales relacionados con el mundo de la noche por toda España". 

"Mi amiga se quedaría sin trabajo"

Aunque Raquel no cree que se haya tratado de una "desaparición voluntaria"apunta que puede estar relacionada con la Ley de la abolición de la prostitución, ámbito en el que María Carmen lleva trabajando desde "hace más de 20 años". La norma no solo castigaría al proxeneta, sino también a los clientes de la prostitución. Se incluirían "relaciones sexuales donde media un intercambio económico"

La recepcionista afirma que "su puesto de trabajo puede peligrar" y que habría sido uno de los motivos de su desaparición. "Acuso formalmente al Gobierno de que si mi amiga ha desaparecido y si comete una locura, ellos son los que tienen las manos manchadas de sangre, ya que quieren aprobar la ley de la abolición de la prostitución y ella se quedaría sin trabajo", afirma a elcierredigital.com su amiga Raquel. 

COMPARTIR: