22 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Guardia Civil ha recuperado de una bolsa tirada en una zona rural del municipio sevillano de Estepa parte de los restos de esta joven de 17 años

El exnovio de Rocío Caíz, la menor desaparecida en Sevilla, confiesa que la descuartizó y tiró sus restos en varios lugares

Rocío Caíz, la joven asesinada.
Rocío Caíz, la joven asesinada.
El peor de los desenlaces, el que incluso los investigadores no barajaron en los inicios del caso, cuando se pensó que la menor de Martín de la Jara se había marchado por propia voluntad, se ha confirmado esta tarde de jueves, cuando la Guardia Civil ha recuperado restos humanos de Rocío Caíz, la joven de 17 años desaparecida desde hace una semana en Sevilla. El exnovio ha confesado la autoría del crimen y se encuentra detenido.

El exnovio de Rocío Caíz Pozo, la joven vecina de Martín de la Jara desaparecida desde hace una semana, se entregó en la tarde de ayer. Según fuentes de la investigación, el asesino confeso de la menor la descuartizó y metió los restos en varias bolsas, que tiró por distintos lugares de Estepa. 

Adrián N., de 23 años, acabó con la vida de la joven la misma noche de la desaparición, la del 2 al 3 de junio, y la descuartizó. Arrojó el cuchillo con el que la mató a un contenedor de basura y luego llevó el cuerpo, dentro de una bolsa, hasta un campo a las afueras de Estepa, en dirección a Aguadulce. Hasta allí dirigió a los agentes, que hallaron los restos de Rocío Caíz Pozo, una joven menor de edad que se convierte así en la primera víctima mortal de la violencia machista en lo que va de año en la provincia de Sevilla.

Rocío Caíz faltaba de su casa desde el pasado miércoles, tenía 17 años y un bebé de cuatro meses. La familia de la desaparecida denunció en su momento que hubo episodios de malos tratos por parte del padre del bebé. Así lo contó la hermana en un vídeo hecho con un móvil y que se hizo viral el lunes. La madre de Rocío también insistió en varias entrevistas con distintas cadenas de televisión en que la relación no iba bien. 

Rocío Caíz. 

La última vez que se la vio con vida fue precisamente en compañía de Adrián, cuando el taxista que la llevó hasta el domicilio del ahora asesino confeso la vio entrar junto a él en la casa. 

Desde entonces, el único contacto que había tenido la familia con Rocío es un mensaje de Whatsapp en el que ella comunicaba que se había marchado de la casa de su exnovio mientras dormía, y que iba en dirección a Badajoz para encontrarse con un joven con el que se quería casar.

Su hermana Ana aseguró que no se creía que Rocío hubiera escrito ese mensaje y ha indicado que aunque el teléfono está apagado desde la mañana del viernes sí ha detectado actividad en su perfil de Facebook. Según la madre de Rocío, fue ella quien, vía mensajes de texto, le expuso que iba a acudir a dicha vivienda de Estepa a recoger sus pertenencias y que a la mañana siguiente volvería a Martín de la Jara, al domicilio familiar, porque "no quería volver más a la vivienda" que había compartido con su exnovio.

Según su relato, la mañana que Rocío había de regresar a Martín de la Jara, el exnovio de su hija la telefoneó para preguntarle si sabía dónde estaba Rocío, alegando que "no se encontraba" en el inmueble. "Mi hija no quería ir a esa casa", insiste la madre de la menor desaparecida, precisando que fue el exnovio de la misma quien "envió un taxi" para que la chica se desplazase desde Martín de la Jara a Estepa.

Rocío Caíz es la víctima número 18 de violencia de género del 2021 y su hijo, de 4 meses, el séptimo huérfano por el mismo motivo en lo que va de año, según fuentes del Ministerio de Igualdad.

Con la confirmación de la muerte de la joven, el número de mujeres asesinadas por violencia de género en España asciende a 1.096 desde 2003, cuando se empezaron a recopilar datos.  El 016 no deja rastro en la factura y atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es

COMPARTIR: